Música en el calor del fuego [Libre.]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Música en el calor del fuego [Libre.]

Mensaje  Alois el Vie Jul 28 2017, 04:09

El comportamiento de la posadera resultaba extraño, había visto la verdadera forma de Alice y de lo que era capaz de hacer pero aun así se preocupaba por ella, no es que preocuparse fuera algo malo… pero lo hacía como si la joven fuese una niña indefensa y que cualquier cosa le pudiese afectar, cosa que yo ahora dudaba.

- No creo que un suceso como este le pueda causar algún efecto negativo, su naturaleza debería permitirle ver ciertas cosas de manera diferente… aunque no estoy del todo seguro de esto último. – Comenté mientras dirigía la mirada a los sitios que la posadera observaba, por lo visto parecía estar en busca de algo.

   Mientras seguía examinando las cercanías una voz joven y femenina se hizo presente, resultaba familiar y solo bastó con que terminara de llamar a la posadera para que quedase claro quién era. Alice había regresado pero en su forma de humana, por lo visto saber que ya no había peligro le daba motivos para dejar de ser un lagarto gigante.

   Nadie se dirigió rápidamente ante la que había descrito como “Su pequeña” para abrigarla con una bufanda y darle cobijo; Alice por su lado parecía algo perdida en el tiempo, como si estuviese temporalmente aturdida o confundida. Ante aquello solo me limité a saludarla de regreso con un leve movimiento de cabeza.

    Por lo escuchado el otro dragón que podía ser Ryujin se había marchado muy lejos sin dejar pistas, se podría decir que su paradero era totalmente desconocido y no resultaba recomendable comenzar una búsqueda, cosa que Alice tampoco planeaba por lo visto.

- A menos que tenga problemas territoriales, en tal caso no volvería…. ¿Ustedes son territoriales cierto? – Pregunté ladeando un poco la cabeza y observando a la joven, ella era la mejor manera de solucionar mis dudas acerca de esa raza.

    La explicación que daba la posadera resultaba lógica, si ella tenía aquella clase de conocidos entonces no había mucho problema con hacerle caso y dejar al anciano allí; después de todo dudaba que el cadáver pudiera ir algún otro sitio estando… muerto. -  También tiene razón en ello. – Comenté en apoyo a Nadie luego de que Alice protestara, la mayor había usado lógica en aquel comentario y era imposible refutarlo.

   Ahora me tocaba idear un plan para explicar las heridas que cubrían mi cuerpo, el sangrado pro suerte era lento y ningún corte había llegado a “joder” alguno de mis mecanismos; cada manguera artificial que había en el interior de mi cuerpo seguía intacta y eso era un alivio…pero solo había un problema.

- Necesito pedirle un favor a ambas. – Observé fijamente a ambas mujeres y traté de que mi tono fuese lo más serio posible. – Se que lo ocurrido fue algo peligroso y nada grato, que puede provocar muchas historias en el futuro… pero me gustaría que no comentasen el suceso frente a Emilia. – Aquello podía preocupar a la joven y no resultaba grata la idea de verla nerviosa. -  Si es necesario pueden decir que fue una caída fea, que me lesioné o herí al caer por una ladera… pero no que casi me asesinan. – Cosa que hubiese sido improbable pero no podían saber aquello que delataría mi verdadera raza.
Alois
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 64
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Música en el calor del fuego [Libre.]

Mensaje  Alice el Sáb Ago 05 2017, 17:07

- ¿Territoriales?   -la pregunta pareció tomar por sorpresa a Alice-. Bueno. es complicado. Algunos dragones si que son bastante territoriales, por miedo a que razas que no han llegado a adquirir un conocimiento suficiente como para vivir en armonía, puedan alterar la que ya hay en nuestras tierras. Otros en cambio piensan que el mundo en si mismo es de todos, por lo que no tiene mucho sentido ser territorial. -se dio cuenta de que había hablado más de lo debido, incluso explayándose más allá de lo que probablemente Alois había tratado de preguntarle-. Supongo que no. No somos territoriales como lo sería un lobo que protege su zona de caza -sonrió.

Se formo un silencio abismal durante algunos segundos. Durante aquel momento, Alice se quedó mirando a su alrededor, tratando de aclarar sus pensamientos. Después de estar en la forma de dragón, en ocasiones se quedaba algo confundida. En ocasiones era una sensación breve, y muy leve, pero en otras ocasiones resultaba mucho más intenso y el efecto parecía tardar demasiado. Mas de lo que debía. Pronto se le paso, y pudo escuchar las palabras de Alois, a tiempo como para poder entender todo lo que estaba tratando de decir.

Nadia se acercó al biocibernéticos y le puso una mano en el hombro.

- No te preocupes. No contare nada en absoluto -luego dirigió la mirada hacia Alice-. Nada de nada. Nadie sabrá nada de esto. Y soy posadera, igual que se hacer fluir los chismes, también se acabar con ellos. -guiño un ojo a Alois, y luego dio media vuelta, dirigiendo la mirada hacia el linde del bosque-. Deberíamos regresar a la taberna, así curas esas heridas. Y así tu descansas -esto último se lo dijo a Alice-. Además, debo avisar a esa gente para que vengan a recoger el estropicio y que las almas se reúnan con quienes deban reunirse.  

Fue Nadia quien mostro tener iniciativa, ofreciendo tanto a Alice como a Alois, la opción de marcharse de regreso hacia la taberna. A Alois por supuesto no pensaba cobrarle nada, ni siquiera por la habitación, ni por la comida, ni tampoco por las curas. Solía tener un matasanos siempre durmiendo en alguna de las habitaciones. Por lo general lo que hacía para tener un médico en todo momento, era ofrecer un descuento, con la condición de que pudiera utilizar sus servicios si lo requería. Cosa realmente útil, especialmente cuando había peleas, o cuando alguien bebía más de la cuenta y comenzaban a suceder los accidentes.
Alice
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 39
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Música en el calor del fuego [Libre.]

Mensaje  Alois el Mar Sep 05 2017, 09:57

Fue bueno saber que los dragones también poseían varías distinciones en su comportamiento, algo que se le podría definir como una “variable natural” tal como a la mayoría del mundo, no todos seguirían un mismo comportamiento sobre su territorio pero estaba entendido que posiblemente si pudiesen tomar medidas en caso de verse afectados.  El último ejemplo dado por Alice fue más que nada de ayuda para relacionarlos como una raza no tan agresiva con sus territorios,  los lobos podían ser una buena referencia.

    El acercamiento por parte de la posadera fue extraño, logré identificar que era uno de esos gestos que solían realizar algunos humanos para dar ánimos, daban palmadas en alguna parte del cuerpo o apoyaban la mano en una superficie del torso de estos.  Por lo visto ser una posadera le confería una especie de poder especial con los rumores, una habilidad muy útil para alguna situación como la que acababa de ocurrir.

- Realmente les agradezco por esto, esta es una de esas historias que es mejor no contar. – Asentí con la cabeza a modo de agradecimiento, en parte resultaba positivo porque Emilia no conocería los verdaderos sucesos, sin contar que ayudaba a que  los ciudadanos se enterasen que dos dragones habían “causado alboroto” en las cercanías, todos ganaban de alguna manera.

- Las heridas actualmente son lo de menos. – Comenté observando al cuerpo muerto del anciano,  volví a tomar la cantimplora y di un trago al vino del interior de esta. – Prefiero que llames primero a tus conocidos, puedo resistir otro rato el dolor. – Di un par de pasos dando a entender que estaba listo para marchar y esperé que ambas mujeres se movilizaran, no veía buena idea dejar a ambas en la retaguardia tomando en cuenta los peligros pasados, aunque Alice fuera una dragona... además también era parte de modales y educación esperar que las féminas siempre fuesen por delante, aunque no acababa de entender aquella costumbre.

- Si en algún momento llegan a necesitar algún tipo de ayuda no duden en decírmelo, es lo menos que puedo hacer para agradecerles.– Otra costumbre humana muy conocida, ofrecer un favor a modo de agradecimiento, cosa que recibía el nombre de “Estar a mano”.

En aquel momento ya tenía otras cosas en las cuales que pensar o preocuparme, por ejemplo el estado actual de Emilia y que pensaría el padre de esta a causa de nuestra demora, además necesitamos darle una explicación lógica porque habíamos perdido tanto tiempo en regresar, cosa de la cual seguramente yo debería encargarme ya que Emilia me haría responsable diciendo "Tranquilo, sabes que no pasará nada."

Spoiler:
Alice, esta partecita la escribo más que nada para pedir disculpas por la demora en responder, realmente lo siento.
Alois
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 64
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Música en el calor del fuego [Libre.]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.