Últimos temas
» Registro de armas y armaduras
Hoy a las 16:46 por Sarez

» Atributos
Hoy a las 16:32 por Sarez

» Ficha de habilidad (Diane Nodalhard).
Hoy a las 15:42 por Diane Nodalhard

» "Un lugar sin nombre" [Herrería/Arcanos]
Hoy a las 05:13 por Rauko

» [Misión] La sanguinaria Erzsébeth Báthory [Colm-Mina]
Hoy a las 04:37 por Mina Harker

» Ausencia
Hoy a las 03:39 por Claudena Orsteni

» (Práctica de rol) EL dios de la locura
Ayer a las 17:08 por Aradu

» Linksa
Vie Ene 19 2018, 20:59 por Sigel

» Solicitud de Trabajo
Vie Ene 19 2018, 20:05 por Ansur

» Lista de tareas de Diane Nodalhard.
Vie Ene 19 2018, 19:22 por Diane Nodalhard


El Samhain

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Samhain

Mensaje  Narrador el Sáb Oct 07 2017, 02:16

El Samhain
El origen de la fiesta del Samhain, como muchas otras festividades aerandianas, tiene su origen en la festividad terrestre de origen celta. Esta era la fiesta más importante para el pueblo celta, ya que marcaba el fin del año. En Aerandir, el significado dista un poco de la realidad, ya que no marca el fin del año, pero sí marca el final de la época de las cosechas. En todo el continente hay varias maneras de celebrar esta fiesta, pero en todas siempre aparece un factor espiritual y místico que une a todos los pueblos.



El día de los difuntos, Beltrexus. 
La fiesta que se celebra en el territorio insular tiene un carácter simbólico muy marcado, ya que se conoce como el día de los difuntos, fiesta que tiene como fin la veneración de estos. No obstante, no se toma como una celebración de luto, sino como una festividad alegre y llena de colorido. El símbolo oficial de la festividad es la calavera con flores, la cual suele aparecer junto a pertenencias de los difuntos y comida y bebida para el más allá, los llamados altares.

Representaciones de difuntos en calaveras.


El fin de esta fiesta es celebrar la vida que tuvieron aquellos que ya no se encuentran entre nosotros, y que se han ido a un lugar mejor. Se les honra, velándoles con antorchas y cirios y colmandolos de comida y bebida como si estuvieran presentes en la fiesta. 

Bruja dejando cirios y comida a sus ancestros.

La festividad consiste en un desfile de disfraces, en el que los participantes van engalanados con trajes de colores, tocados de flores y maquillajes oscuros que recuerdan a las calaveras. El desfile multicolor acaba en la plaza mayor de Beltrexus, donde se encuentran los altares. Allí todos están invitados a comer y beber junto a sus difuntos, que bajarán, según la superstición, esa misma noche a celebrar un año más las cosechas.

Desfile de calaveras.



Samhain élfico.
El Samhain es la festividad que más se parece a la de su origen celta, ya que mantiene esa conexión con la naturaleza y ese aura mística que caracterizaba a esta fiesta de los pueblos precristianos. Se trata de la vuelta de los que ya no están, pero a diferencia del día de los difuntos de Beltrexus, estos no descienden, sino ascienden desde la tierra, reencarnándose en pequeñas semillas del árbol madre que brotan tan solo en esa época del año. Se describe como una comunión con los espíritus de los difuntos que, en esta fecha, tenían autorización de la madre tierra  para caminar entre los vivos, dándole a la gente la oportunidad de reunirse con sus antepasados muertos. Para mantener a los espíritus contentos y alejar a los malos de sus hogares, dejaban comida fuera de las casas, así como velas amarillas y naranjas para alejar a los malos espíritus de las casas.

Cirios para guiar a los espíritus. 


En definitiva, las inmediaciones del bosque de Sanroai se llenan de unas pequeñas semillas voladoras que se posan sobre las casas y sobre la tierra, semillas que se convertirán en los grandes árboles que conocemos en el bosque más frondoso de Aerandir, así como la noche se convierte en un espectáculo de luces a causa de la gran cantidad de velas de todos los tamaños que se encienden, dejando las calles totalmente iluminadas.

Templo élfico iluminado por el Samhain


La fiesta también es común regalar estas velas, entre vecinos, familiares o amigos, para salir en peregrinación, cantando y bailando bajo los cánticos en élfico hasta lo más alto del árbol madre.

Bailes ceremoniales por el Samhain

El Freysblót humano.
Los humanos, como descendientes de Odín, tomaron la tradición que marcaban sus dioses. Frey es, además del dios de la fertilidad, el dios de la lluvia, dando inicio con esta fiesta en su honor, el comienzo de la época de lluvias. Para conmemorar esta festividad, los habitantes de los pueblos humanos construyen los llamados palos de lluvia, se trata de un instrumento musical utilizado por sus ancestros para llamar al dios y así ser bendecidos con su agua y su fertilidad. El instrumento consiste en un tronco de tamaño medio, -aunque existen algunos más grandes, más pequeños…- vacío, atravesado por pequeños clavos o palos más pequeños y relleno de piedras o legumbres de pequeño tamaño. De esta manear, el palo de lluvia hará un sonido parecido al de la lluvia cada vez que es volteado. 
Palos de lluvia

La festividad consiste en un blót al dios Frey, de ahí el nombre de Freysblót, los sacrificios no solo se hacen a este dios, sino a todos los antepasados de aquellos que cultivaron la tierra que ahora labran los humanos, creando a través de este un vínculo de sangre con el fin de que velen por sus almas y por sus tierras. Aunque los sacrificios han sido abolidos en las grandes ciudades como Lunargenta, Baslodia, Vulwulfar y Roilkat, sí que se llevan a cabo a escondidas en pueblos más pequeños, donde se suelen sacrificar animales de tamaño medio, como cabras u ovejas, aunque en su origen era el caballo el animal que pedían los dioses para su sacrificio. 

Encapuchados con máscaras de animales se preparan para el sacrificio.

Todo esto acompañado de un buen festín, el cual tiene como base las leguminosas, y plantas de la época como la calabaza, el nabo o la granada. 

Mujeres preparando el festín del Freyrsblót



Horroween vampiro.
Aunque parezca una broma, los vampiros también tienen su propia festividad aunque muy distinta a la que podemos encontrar en otros territorios. Esta es una sátira del Samhain, ya que el alma, para estos seres malditos, no ascienden ni ascienden, se destruyen junto con su cuerpo al morir malditos. Es la festividad con menos tiempo de todas, pero que está siendo un reclamo para todo Aerandir por su temática de terror.
La feria de los horrores a las afueras de Sacrestic Ville


El horror es el principal componente de esta fiesta, haciendo apología del infierno en el que se sumen las almas de los vampiros condenados, se ha montado toda una feria entorno a esta misma temática. El famoso circo de los horrores es uno de las más importantes carpas, así como la casa encantada u otras atracciones que prometen una noche en el mismísimo infierno. Viajeros curiosos de todo Aerandir viajan a Sacrestic Ville con el fin de probar la adrenalina, aunque no muchos regresan con vida…

Una de las tracciiones de la feria.

También celebran un desfile burlesque, con el fin de satirizar los desfiles de calaveras de Beltrexus, o las peregrinaciones del Samhain élfico. En él la temática principal son los pecados, la lujuria y la violencia.

Representaciones teatrales, en tono satírico, sobre temas mundanos.

El Samhain en otras culturas.
Los dragones, los hombres bestia y los licántropos no tienen a diferencia de las demás razas, una forma concreta de celebrar el Samhain, simplemente adoptan algunos rasgos de estas culturas, ya que su economía no se nutre esencialmente de la agricultura y la recolección como puede ser la economía de las demás razas, por lo que no es la fiesta principal para estos pueblos.
Narrador
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 33
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.