Últimos temas
» Las quiero vivas [LIBRE]
Hoy a las 05:51 por Tyr

» Recién llegado, extraño [Libre]
Hoy a las 01:16 por Yoheel

» Solicitud de Trabajo
Ayer a las 23:04 por Ansur

» Pausa de tema
Ayer a las 20:40 por Asher

» Trabajos everywhere
Ayer a las 08:50 por Sarez

» Desafíos de Samhain
Ayer a las 02:07 por Ansur

» Puntos de experiencia.
Lun Nov 20 2017, 22:06 por Matthew Owens

» Cierre de tema.
Lun Nov 20 2017, 20:47 por Ingela

» Cierre de Tema
Lun Nov 20 2017, 20:46 por Ingela

»  Hoy no es un buen día +18 [Misión]
Lun Nov 20 2017, 15:39 por Tyr


Bamboleo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bamboleo

Mensaje  Mina Harker el Miér Oct 18 2017, 22:12

Abrir los ojos nunca había sido sencillo cuando despiertas con resaca. Antes de abrir los ojos, sentía como si el piso se moviera. El arrepentimiento llegó sin demora, porque eso no ocurriría nunca, nunca más. Aunque no se acordaba de mucho...

Primera imagen: el dragón ofreciendo hidromiel.

Segunda imagen: Ya no hay hidromiel, ahora hay ron.

Tercera imagen: Mina está en la canasta del vigía, gritando que se iba a transformar en dragona y saldría volando hasta Sandorai.

Cuarta imagen: Fin de archivos en el repositorio.

Con dificultad, sacó una pierna de la hamaca y tocó el piso con el pie. Sacar el cuerpo, no fue posible. -¿Hola? ¿Hola? ¿Alguien ahí? ¿Alguien... me puede ayudar?- dijo, tratando de que fuera en voz alta, pero sonaba trémula y débil. Y no era para menos, si sentía que en cualquier momento iba a devolver todo el contenido estomacal que le quedaba.

Con los ojos entreabiertos, sujeta a los bordes de la hamaca que se mecía, miraba al techo y gimoteaba, casi llorando -¿Dónde estoy? ¿Alguien? Auxilio... Paren esto... paren- decía una y otra vez, sollozando. Intentó hacer detener la hamaca con sus poderes telekinéticos y no, no pudo. Se sentía tan enferma y su sistema tan intoxicado, que le era imposible usar sus poderes.

Escuchó unos pasos. Por fin alguien se acercaba -¿Hola? Sé que estás ahí, por favor... ayúdame... no sé dónde estoy... no sé qué hago aquí...- dijo. Lo único que esa persona vería, sería un bulto embutido en una hamaca, los dedos que sujetaban la tela con fuerza y una pierna colgando, que mecía con el bamboleo del barco.



Mina Harker
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 41
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Bamboleo

Mensaje  Siria el Miér Oct 18 2017, 23:36

Fue la tercera vez que su padre ignoró sus quejas, y eso la tenía irritada. Cruzada de brazos, miraba hacia el horizonte, aburrida de ver el mismo panorama durante horas y horas, quejándose por interno de las labores que había recibido en casa…

-----
Un día antes
-----

- ¿Pero por qué tengo que hacer lo más aburrido?

- ¿Cómo que aburrido? Es lo que siempre nos estás pidiendo, eso de “viajar y conocer nuevos lugares”, “saber de nuevos destinos”, “descubrir el horizonte del este”…

- Papá… me estás pidiendo que viaje en barco y me encargue de vender y comprar mercadería.

- … pos, sí.

- ¿En qué se diferencia que vaya al mercado y compre huevos para el desayuno de mañana?

- Pues… sin esto, ¡no hay dinero para comprar huevos para el desayuno de mañana!

- …

- …

- ...

- … ya, chuu, chuu, partió mijita.

-----
En la actualidad
-----

Y más encima, tuvo el descaro de echarla con esos “chuu chuu” y ese movimiento de manos que la trataba como si fuera una niña que tenía que salir de la cocina porque “la cocina es un lugar de adultos, chuu chuu”.

¡Como odiaba el “chuu chuu”! Si pudiera arrancarle las manos a alguien, lo habría hecho sin pensarlo, rematando en golpear a la persona usando las arrancadas manos como arma mientras decía “CHUU CHUU MIERDA”. Emanaba una sensación tan fuertemente de odio que evitó enormemente que el resto de la tripulación interactuara con ella. Nadie le pudo advertir, por ejemplo, que la dirección del barco no era la misma que el destino donde se dirigía ella, o que, por esas casualidades de la vida, no se encontraba siquiera en un barco comerciante… Los dos barcos habían atracado uno al lado del otro, y debido al enojo, se subió al de la derecha y no el de la izquierda, el que se supone debía subir.

Después de mucho rato enojada, decidió marcharse hacia donde se encontraba la bodega. Necesitaba revisar si la mercadería, que lógicamente no se encontraba en ese barco, estaba bien. Fue entonces, cuando sintió esas voces.

Todo su enojo, toda esa irritación que tenía por culpa del “chuu chuu”, se desvaneció. Se encontraba sola caminando por el pasillo donde se encontraban los aposentos, y escuchó una voz en la lejanía. Una voz débil que clamaba por ayuda, femenina y distante. Su piel se erizó, su respiración comenzó a aumentar mientras sus latidos comenzaban a acelerarse. Sus ojos se abrieron del miedo mientras su cabeza armaba el puzle por si sola:

- … ¿es un fantasma? - susurró, malinterpretando toda la situación

Los recuerdos de aquella casa embrujada y el dragón que le brillaba el corazón salieron de nuevo a flote. No podía creer su suerte. ¿Acaso había escapado de una situación así para toparse con otra manifestación sobrenatural? ¿Por qué el destino la odiaba de esa forma? Solo quería pasar un minuto sin tener que estar atrayendo espíritus errantes, ¿por qué ahora y hoy?

Puso sus dedos en ambas sienes, intentando recordar qué decía el manual sobre cómo tratar con fantasmas y seres sobrenaturales. Pero entonces, recordó que nunca había leído un manual así. De hecho, ¿existía? Maldijo por unos momentos a su suerte, y decidió improvisar.

Lentamente se acercó, mientras sus dedos índices se cruzaban para formar una improvisada cruz que mantenía cobardemente delante de ella.

- E…Espíritu del más allá, e-encontrad descanso, n-n-n-no os quedéis encadenado a-a-a este mun-mundo, por más tiempo – dijo, mientras le hacía la cruz a la joven en la hamaca, aunque debido a su condición, quedaba preguntarse si era más alcohol refinado que ser viviente a estas alturas.
Siria
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 31
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Bamboleo

Mensaje  Mina Harker el Jue Oct 19 2017, 03:00

Tras los pasos se escuchó una voz. Lejana, aguda y tímida, Era sin duda alguna, una voz de mujer, que decía algo que no hacía sentido a la ilusionista. -E... ¿espiii-rituus?- respondiò -¿D-dónde?- díjo, buscando con su mirada al rededor. Solo distinguía una silueta al tratar de mirar por la tela.

Al levantar la mirada, por encima de la tela de la hamaca, vio la frente de la muchacha, en su cabeza un sombrero extraño -¿Eres un ángel?- preguntó, con ilusión en la voz. Guardó silencio un momento y sollozó -...pero no me quiero morir...- dijo antes de ponerse a llorar -Prometo... prometo nunca más beber, en serio, de verdad...- le dijo, estirando una mano para tocarla -No me lleves, piensa en mi madre, quedará sin hijos- las lágrimas le corrían y corrían por las mejillas -¡Llévate al dragón!- rogaba -¡Él sí que es malo! ...yo no... no soy tan mala...- mintió. Pero inmediatamente se arrepintió, le hablaba a un ángel, sabría que mentía -Bueno, un poquito... lo necesario... pero no me lleves, puedo cambiar...- dijo y dejó caer, lentamente, el brazo, hasta que la mano volvió a sujetar la tela.

-Por favor haz que pare, que me voy a vomitar...- dijo casi en un susurro.
Mina Harker
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 41
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Bamboleo

Mensaje  Siria el Jue Oct 19 2017, 06:04

El fantasma no parecía sobre exaltarse ante las palabras de la dragona. No sabía tomar eso como una buena señal, porque podía significar que el espíritu no era violento ni iba a masacrar el barco entero, o una mala señal porque el símbolo de la cruz que improvisó con sus dedos pulgares tuvo nulo efecto. Aunque si lo pensaba bien, era bueno descubrirlo ahora y no cuando intentara hacerlo frente a un monstruo

- Eeehhh….

Desvió particularmente la mirada cuando le preguntó si era un ángel. No podía recordar cuántos cortejos comenzaron con esa frase. Ósea, convengamos que si eras un dragón macho que no tiene a nadie más que su familia en un radio de 20 kilómetros, ello conseguía que, cuando vieras a una chica por ahí, se alteraran las hormonas, subiera la bilirrubina cuando la miraban y no miraba de vuelta, y comenzaran unos cortejos tan embarazosos como creativos. Una mujer en la estepa se termina acostumbrando a ello, pero algo que nunca se había encontrado era que una mujer le dijera esas palabras.

Por un segundo, pensó en la forma de explicarle que… bueno, ella no jugaba en ese lado de la cancha. Pero no tenía idea cómo decírselo sin que fuera ofensivo o que lastimara sus sentimientos. ¿Quizás era mejor decirle que a ella “no se le quemaba el arroz”, “Se le daba vuelta el parasol”, “Que no le gustaban las tortillas”, o algo similar?

Pero fue cuando continuó con sus palabras que se dio cuenta de la verdad de por qué le decía "angel". No tenía nada que ver con su hermosura, que sin ser egocéntrica, si lo era.

- Está prometiendo no volver a beber más… - pensó, mientras la miraba con ojos juzgadores - Lo que me faltaba. Un fantasma borrasho.

Al menos, estaba a la mitad de cerca de la verdad. Por lo menos, tenía sentido eso de "nunca más bebo", "ahora si me porto bien" y esas frases para el bronce.

Pensó en un momento en qué hacer, y recordó lo que hacía su madre cuando su padre volvía en condiciones similares a casa

-----
Algunas décadas atrás
-----
- ¡¿CÓMO SE TE OCURRE LLEGAR EN ESTE ESTADO, BORRACHO DE MIERDA?! ¡¿ACASO NO TE DA VERGÜENZA DARLE ESTA IMAGEN A TU HIJA?! ¡¿ACASO QUIERES QUE APRENDA A QUE ESTO ES BUENO Y SE VAYA CON EL PRIMER BORRACHO DEPLORABLE QUE LE PIDA MATRIMONIO?!

-----
En el presente
-----

… no, eso era mala idea.

- A ver, veamos - se acercó, suspirando. La tomó de la mejilla y la frente, sin hilar realmente que los fantasmas no pueden tomar la ropa de las personas ni tampoco se les puede tocar la mejilla, o el resto del cuerpo en realidad - lo que vamos es hacer lo siguiente: le quitaremos esa resaca, la compondremos, y después me explicará qué la animó a andar bebiendo de más.

Sonaba algo severa, pero la joven delante de ella debía sentirse agradecida de no toparse con su mamá.

- Y no, nadie se va a morir ni a nadie lo van a regañar - mencionó, mientras que, de un pequeño bolsito que llevaba consigo, sacó una pequeña hojita de menta,con la que usualmente hacía té en las mañanas. Se arrodilló a su lado - La menta sirve un poco para la resaca, así que quédese oliéndola un rato. Tómeme la mano y respire suavemente, así la sensación de vómito se le irá poco a poco

Recordaba alguna que otra instancia en donde le tocó atender heridos, pero nunca a alguien con resaca. En realidad, su padre llegaba a veces con mucho alcohol en el cuerpo, y por memoria, duplicaba lo que su madre hacía en esos casos. Bueno, exceptuando los gritos y las amenazas de divorcio.
Siria
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 31
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Bamboleo

Mensaje  Mina Harker el Jue Oct 19 2017, 14:17

El ángel le tocó la cara con sus angelicales manos; frías y suaves, se sintieron tan reconfortantes, mitigaban un poco el calor sofocante que sentía. Luego le siguió hablando con su dulce voz. Es que era para enamorarse. Si hasta tenía un halo celestial al rededor. No sabía que era solamente la luz del sol que se colaba.

Le puso algo, una hojita verde, debajo de la nariz. Su aroma mentolado hizo que las náuseas desaparecieran y le ofreció su mano para sostenerse, haciendo de ancla para la pobre bruja que veía su vida proyectarse delante de sus ojos, llorando por no haber abrazado una vez más a su madre y darle más besos a su padre. ¡Cuan por sentada había dado su vida! Nunca pensó que moriría lejos de ellos.

-Hermanitos, ya voy...- dijo entre sollozos. -Angelito, ¿me va a doler?- le preguntó, mirando el rostro divino del ángel -No quiero morir como murieron mis hermanos, a ellos les dolió mucho...- dijo, entrando en un lado de su mente que poco exploraba. Ella prefería no pensar en sus hermanos, ni en que estaban muertos. Cuando los recordaba, prefería pensar que estaban viajando o algo así, que por eso no los veía. No quería aceptar la verdad, que estaban muertos y no los vería nunca más.

Tomó la mano del ángel y la volvió a poner en su rostro, cerrando los ojos e inhalando ese frescor que le había regalado -¿Por qué tenían que morir mis hermanos? ¿Eh? ¿Angelito? Ellos eran muy buenos, amables y bondadosos... ellos no merecían morir como lo hicieron...- decía, con las lágrimas que corrían y corrían, mojando la mano de la muchacha.
Mina Harker
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 41
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Bamboleo

Mensaje  Siria el Jue Oct 19 2017, 22:07

Quizás en cualquier otra circunstancia, en otro tiempo y en otro lugar, hubiera sentido una enorme pena por la joven delante de ella. La pérdida de un miembro de la familia era algo que nunca había experimentado, menos la de un hermano. Constantemente tenía aquel miedo de perder a su abuelo, el más anciano del clan, aun cuando fuera natural el que cada ser vivo se marchara de este mundo. No dejaba de ser algo que, de vez en cuando, pasaba por su cabeza

Pero el olor a alcohol le recordó que estaba tratando con una borracha. La escuchaba hablar sobre si le iba a doler y que iba a reunirse con sus hermanos, y no pudo evitar si esto era una tónica recurrente que su madre debía vivir cada vez que su padre llegaba con trago en el cuerpo.

Se preguntó qué hacía su madre cuando su padre se encontraba hablando estas cos-- No, es pésima idea - pensó. Solo le bastó recordar cómo descubrió por primera vez que un ser viviente de dos metros podía ser usado como escoba para limpiar la casa.

Su corazón, eso sí, era algo traicionero. Sentía algo de pena al verla llorar, preguntando por sus seres que ya han viajado por este mundo para luego marcharse. Y como decía la canción, los borrachos también tenían corazón. De haber sido así, no tendría tan buena impresión de su padre, a quién estimaba enormemente por sacar adelante una familia en medio de la nada, con nada más que la ganadería.

No quitaba que la chica era una borrasha, pero tampoco era para tratarla inhumanamente.

- Es… difícil decir por qué a veces la gente nos abandona de la forma en que lo hace, o cuando deciden hacerlo. Muchas veces no depende siquiera de lo que decide el destino, sino de nuestras propias voluntades. Muchas veces, la gente muere decide sacrificarse por un bien mayor, o a veces no se dan cuenta de lo que hacen. Pero no podemos juzgar ello tan ligeramente, porque el sentido de moralidad de cada persona dicta la ética de lo que nosotros mismos consideramos qué es correcto y qué no…

Espera, espera. ¿Estaba hablándole seriamente a una fantasma borracha lésbica? ¡No iba a recordar nada de esta conversación cuando se le pasara! Se sacudió la cabeza, maldiciéndose por su inexperiencia en la vida.

Y en serio, ¿por qué una fantasma tendría miedo de morir?

- D-De todas formas, no se va a morir - y no planeaba llevarse a ningún lado tampoco, solo quería vender su mercancía, comprar otras cosas e irse a casa, carajo - Lo que necesita es descansar. Esos son efectos normales de cuándo ha bebido mucho - y cuando se viajaba en un barco que se mueve para todos lados

En su cabeza, prometió que, cuando llegaría a casa, abrazaría a su madre por aguantar tanto.
Siria
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 31
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Bamboleo

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.