Aerandir
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Últimos temas
» Conversión de Fichas de Habilidades
Descripción de los Humanos EmptyAyer a las 22:29 por Merida DunBroch

» Habilidades de Kyravann
Descripción de los Humanos EmptyAyer a las 02:20 por Kyravann Svartlys

» Petición de Profesiones
Descripción de los Humanos EmptyMiér Oct 21 2020, 19:31 por Ansur

» Invitación a Tema Libre [3/3] [Completo]
Descripción de los Humanos EmptyMar Oct 20 2020, 18:58 por Zöe

» Puntos de experiencia.
Descripción de los Humanos EmptyMar Oct 20 2020, 18:50 por Irinnil Fawkes

» Cerrado por abandono
Descripción de los Humanos EmptyLun Oct 19 2020, 12:53 por El Capitán Werner

» Aquí llega la elfipiresa!
Descripción de los Humanos EmptyLun Oct 19 2020, 05:59 por Demian

» Hojitas de Menta - Habilidades de Aradia
Descripción de los Humanos EmptyDom Oct 18 2020, 20:09 por Sarez

» Ficha de habilidades Iori
Descripción de los Humanos EmptyDom Oct 18 2020, 20:01 por Sarez

» Pedido de Pausa
Descripción de los Humanos EmptyDom Oct 18 2020, 18:33 por Fehu


Descripción de los Humanos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Descripción de los Humanos Empty Descripción de los Humanos

Mensaje  Helyare el Jue Ago 02 2018, 21:09

Historia
Los primeros humanos o, más acertadamente, homínidos, llegaron a Aerandir a través de un portal que se creó durante la pelea del Dragón de la Luz contra el de la Oscuridad. Este portal se situaba en el camino de hielo que unía los dos continentes que ahora conocemos como América y Europa, permitiendo que los primeros viajeros de la Tierra pasasen de un mundo a otro sin darse cuenta. Cuando este camino de hielo desapareció con la separación de los continentes, el portal quedo en medio del océano Atlántico. No fue descubierto hasta muchos siglos después gracias a nuevas tecnologías, aunque en este tiempo hubo algunos casos aislados de barcos que lo atravesaron sin darse cuenta y luego no pudieron volver.

Los antiguos humanos de Aerandir pueden considerarse como los “padres” de la mayoría de las razas dominantes de este mundo. Por la influencia de la magia, que solo podían controlar algunos de ellos, se produjo la primera separación con la creación de los brujos y los druidas. Los humanos incapaces de usar este don se veían obligados a sobrevivir solo mediante su esfuerzo y el sudor de su frente y veían las facilidades que tenían de los usuarios de la magia con envidia. Con el surgimiento de las primeras disputas que estuvieron a punto de acabar en una guerra, los Dragones decidieron separar a los humanos normales de los brujos y druidas para intentar mantener la paz.

Así, los humanos incapaces de usar la magia se asentaron en el este y pasaron muchos años de paz y prosperidad, creando las primeras grandes ciudades amuralladas e investigando en nuevas tecnologías que, normalmente, estaban pensadas para la guerra pues veían a los magos como una constante amenaza.

Esta pacifica época se interrumpió no por un ataque de sus antiguos compañeros, sino por una nueva separación dentro de su raza: primero con la aparición de los hombres-dragón y, como respuesta ante estos, con la creación de los vampiros. Esta última raza se mostró especialmente peligrosa, pues necesitaba sangre para alimentarse y parecía tener una preferencia por la de los humanos. Hubo grandes batallas entre los humanos y los vampiros, batallas que aun hoy continúan y que han obligado a los primeros a centrarse en la defensa de sus territorios.

Pero el periodo más oscuro de la historia de los humanos de Aerandir se corresponde con el descubrimiento de los terrestres del portal que conecta los dos mundos. Los invasores veían las razas de Aerandir como simples animales dignos de estudio por lo que dedicaron muchos años a cazarlos para experimentar con ellos. Estos experimentos tuvieron como resultado la creación de los hombres-bestia y los licántropos, siendo estas las dos últimas razas surgidas a partir de los humanos.

Cuando Aerandir se unió para luchar contra los terrestres y sus extrañas maquinas, los humanos fueron los que más bajas sufrieron pues no contaban con las habilidades del resto de razas que les permitían combatir contra la tecnología de los terrestres, pero encontraron un poderoso aliado: los bio-ciberneticos. Estas máquinas habían sido creadas para proteger a los humanos de la Tierra, pero no eran capaces de distinguir a estos de los de Aerandir por lo que eran incapaces de dañarlos y, además, obedecían sus órdenes.

En la actualidad, los humanos se concentran sobre todo en Lunargenta, su ciudad más grande, conviviendo con los bio-ciberneticos que les ayudan a mantener la paz y el orden. La guerra en contra de los vampiros continúa a pequeña escala, por ello también mantienen una fuerte alianza con los licántropos.

Descripción
Los humanos destacan por su versatilidad. Se pueden adaptar a cualquier territorio y situación, además, poseen la tecnología más avanzada de Aerandir y cuentan con la ayuda de los poderosos bio-ciberneticos para protegerse.
Su organización social es típicamente medieval con un rey que posee el poder absoluto a la cabeza de la sociedad, pero se valoran los logros personales de los individuos por lo que un campesino podría acabar accediendo a la nobleza con esfuerzo.

Existe un cierto grado de esclavitud como consecuencia de condenas por crímenes y a veces por prisión de guerra, pero no está muy generalizada.

Habilidades y ventajas
Los humanos son los únicos que pueden usar todos los tipos de equipamiento, además de que usualmente tienen acceso a un entrenamiento desde jóvenes en el uso de las armas, lo que se refleja en su habilidad racial.

Una ventaja de los humanos se encuentra en la protección que obtienen de los bio-cibernéticos, los que siempre evitarán dañarles. Así mismo, un humano promedio es más instruido que otras razas en habilidades tales como nadar, construir, cocinar, negociar, leer, etc., dependiendo de su trasfondo.

Las especializaciones de los humanos suelen centrarse en su habilidad con las armas, así como el combate estratégico, ya que sin duda en Lunargenta se encuentran los cuarteles mejor preparados para entrenar soldados. La versatilidad es una de las mayores armas de esta raza, siendo posible encontrar humanos preparados para casi cualquier tipo de tarea.

Habilidad racial
Entrenamiento Humano: El humano comienza con una maestría en un arma a elección adicional a su especialización.
Helyare
Honorable
Helyare
Cantidad de envíos : : 761
Nivel de PJ : : 3

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.