Aerandir
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Últimos temas
» The Wild Hunt [Élite]
[Superstición] El baño de los elementos EmptyAyer a las 23:20 por Invitado

» ¿Te atreves a jugar verdad o reto? [3/3 chicas][3/3 chicos]
[Superstición] El baño de los elementos EmptyAyer a las 03:37 por Magazubi

» Cerrado por abandono
[Superstición] El baño de los elementos EmptySáb Oct 24 2020, 16:24 por Fehu

» Puntos de experiencia.
[Superstición] El baño de los elementos EmptySáb Oct 24 2020, 16:18 por Fehu

» Conversión de Fichas de Habilidades
[Superstición] El baño de los elementos EmptyVie Oct 23 2020, 22:29 por Merida DunBroch

» Habilidades de Kyravann
[Superstición] El baño de los elementos EmptyVie Oct 23 2020, 02:20 por Kyravann Svartlys

» Petición de Profesiones
[Superstición] El baño de los elementos EmptyMiér Oct 21 2020, 19:31 por Ansur

» Invitación a Tema Libre [3/3] [Completo]
[Superstición] El baño de los elementos EmptyMar Oct 20 2020, 18:58 por Zöe

» Aquí llega la elfipiresa!
[Superstición] El baño de los elementos EmptyLun Oct 19 2020, 05:59 por Demian

» Hojitas de Menta - Habilidades de Aradia
[Superstición] El baño de los elementos EmptyDom Oct 18 2020, 20:09 por Sarez


[Superstición] El baño de los elementos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Superstición] El baño de los elementos Empty [Superstición] El baño de los elementos

Mensaje  Demian el Sáb Sep 15 2018, 22:26


No, Arty, no todos los brujos usamos la magia –contestó el pequeño con una suave risa.

Podía resultar algo obvio para quien viniera de las Islas Illidenses, pero curiosamente los extranjeros no lo imaginaban de la misma manera.

Verás, alg-gunos simplemente no tienen el don, otros no estudian para desarrollarlo... otros aprendieron unos conjuros básicos y nada más.

Oh, ya veo, eso es muy interesante –contestó el pequeño mecánico, tomando nota. Cualquiera podría decir que le gustaba aprender, aunque era difícil de saber por su rostro que era, literalmente, una máscara–. Cuéntame algo más de tu gente.

¿Mi gente? mmmm, pues...

Artyhom se acercó más a su lado, sentándose con las piernas cruzadas y apoyando su mentón en sus manos para prestar una completa atención a lo que estaba por oír. Demian, en tanto, miró a las estrellas en el cielo. Si lo pensaba, no importaba lo lejos que estuviera de su casa, las estrellas eran las mismas en todos lados.

... pues... hay un día en el año en que todos nos bañamos... al mismo tiempo.

El chico miró de reojo a Arty y por un momento creyó ver una ceja levantarse, aunque claro, eso era completamente imposible. Para empezar, el mecánico no tenía cejas.

¿Se bañan para estar limpios?

Demian se dejó caer de espaldas y dejó escapar algo parecido a un suspiro, aunque más corto y suave.

No exactamente... o quizás sí. En verdad ni s-s-siquiera se la historia completa.

¿Qué es lo que sabes?

Demian elevó una de sus manos y una ilusión tomó forma en el aire. Se trataba de la figura de cuatro dragones, uno marrón, uno naranjo rojizo, uno de un celeste muy claro y otro de un azul profundo. Los dragones volaban formando una trayectoria en forma de ocho, cada uno en una distinta dirección. Al principio parecía caótico, pero el ritmo era tal que los dragones siempre acababan pasando por el círculo formado por otro, entrelazando sus trayectorias constantemente.

En el pasado, los dragones antiguos nos enseñaron a usar nuestro don. De entre ellos, cuatro poseían la magia que domina la materia de todo lo que existe en el mundo físico.

El dragón marrón de la ilusión de pronto se rodeó de rocas, el anaranjado de fuego, el celeste de torbellinos y el azul de agua.

Nuestros antepasados interactuaron con los dragones, aprendieron de ellos, se volvieron poderosos en la magia y lograron construir con ello uno de los pueblos más geniales de Aerandir. ¿Qué digo?, ÉL más genial de Aerandir, ¿no lo crees?

Los llamados brujos son ciertamente un pueblo muy interesante –contestó Arty. Demian no estaba seguro de si eso significaba que aprobaba o no la afirmación. Decidió continuar.

Lo que parecían pequeñas personas comenzaron a flotar entre los dragones, representando a su pueblo en armonía con ellos.

Pero con el tiempo, hubo algunos que comenzaron a jugar con otro dragón, uno más feo y tenebroso –Demian hizo una pausa para luego hablar en un tono más bajo, como susurrando–, el dragón de la oscuridad.

Una nueva figura se levantó en medio de todo, chocando con las rutas de los otros dragones, desordenando todo. Era un dragón negro, rodeado de sombras que flotaban a su alrededor, de aspecto casi fantasmal. Las sombras se expandieron y comenzaron a adherirse a las personas, dejándoles una especie de mancha que se iba expandiendo por sus cuerpos y asumiendo distintas tonalidades de aspecto descompuesto.

Estas p-pe-personas vieron cosas horribles pasar a sus cuerpos. Es lo que te pasa cuando juegas con dragones malos. A algunos les salían heridas de la nada, tenían olor a muerto y daban una mala impresión.

Un grupo de esqueletos se sumó a la ilusión. Marchando como un ejército.

Estas personas podían levantar muertos y hacer cosas muy malas, como los que atacaron Lunargenta, pero más feos y malvados todavía. Como si j-ju-juntaras a diez de esos, les sacaras todo lo peor, los juntaras en una masa y fabricaras una nueva persona con ello. Ah, y a eso le agregaras un poco de carne podrida.

Eso suena muy mal.

Los dragones ilusorios comenzaron a combatir entre ellos, resultando victoriosos los cuatro primeros sobre su siniestro hermano. Luego de eso se esfumaron en el aire. Las personas, ahora, se multiplicaban y comenzaban a pelear entre sí.

Por muchos años estas personas malas siguieron creciendo en poder, hasta que los otros b-b-b-rujos dijeron 'No, no, no, esto es muy malo' y, como todas las cosas entre las personas, acabaron por agarrarse a puñetazos mágicos.

En la representación, numerosas señales de lucha aparecieron, con explosiones mágicas, llamaradas, olas gigantes, rocas cayendo y vientos implacables. Luego de eso, la ilusión desapareció por completo.

Al final ganaron los buenos, a los otros los encerraron, o los mataron o algo... el caso es que no quedaron practicantes de esa m-m-magia siniestra. Bueno, hasta hace poco al menos.

Demian tomó un puñado de polvo desde el suelo y lo puso sobre la piel de sus manos y antebrazos.

Para que las personas mostraran que no eran de esos malos, sino de los amigos de los dragones buenos, la gente inventó un ritual de limpieza. Para ese ritual, el primer paso es desnudarse completamente y bañarse en polvo. Debes quedar completamente cubierto de polvo, hasta en la cara.

Eso no parece tan higiénico –comentó Arty.

Cierto, pero ese no es todo el ritual. D-d-déjame terminar. Lo siguiente es meterte al agua. Debes quedar completamente sumergido y lavarte muy bien, ha-a-asta casi sacarte la piel.

¿Eso duele?

No realmente. Luego de eso hay que salir y secarse, primero con fuego y luego con aire.

¿Sale alguien quemado?

Demian dejó escapar una risita.

No, no. Los brujos de fuego ayudan con eso, hacen muy bien sus llamas, para que nadie salga herida. No es como que te lanzaran una b-b-bola de fuego a la cara ni nada.

¿Y hacen todavía ese ritual?

Demian guardó silencio unos momentos, mirando con un aire de nostalgia el cielo estrellado.

Sí. Lo hacemos una vez al año, para el sols-s-solsticio de invierno. Es también cuando empieza el invierno y te hielas que te cagas al meterte al agua, pero hay que hacerlo... es la tradición. Eso sí, hoy se permite que lleves al menos ropa interior, aunque aún hay muchos que lo hacen desnudos. De todas maneras, hay piscinas distintas para niños, niñas, mujeres y hombres. Los más ricos incluso tienen piscinas temperadas.

¿Temen que si no lo hacen van a volverse malvados?

El chico se encogió de hombros.

Algunos dicen que si no lo haces, la osc-curidad te tomará, o que el dragón de sombras te vendrá a comer... o a hacer su sirviente, o, peor aún, que olerás a carne podrida hasta el otro año. Nadie quiere oler a carne podrida, así que hay que hacerlo.

Así que... ¿tienen un ritual para no oler a carne podrida todo el año? –resumió el mecánico.

Sí, podría decirse que sí.
Demian
Admin
Demian
Cantidad de envíos : : 2151
Nivel de PJ : : 10

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.