Aerandir
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Últimos temas
» The Wild Hunt [Élite]
El día de la Dama. [Leyenda] EmptyHoy a las 23:20 por Invitado

» ¿Te atreves a jugar verdad o reto? [3/3 chicas][3/3 chicos]
El día de la Dama. [Leyenda] EmptyHoy a las 03:37 por Magazubi

» Cerrado por abandono
El día de la Dama. [Leyenda] EmptyAyer a las 16:24 por Fehu

» Puntos de experiencia.
El día de la Dama. [Leyenda] EmptyAyer a las 16:18 por Fehu

» Conversión de Fichas de Habilidades
El día de la Dama. [Leyenda] EmptyVie Oct 23 2020, 22:29 por Merida DunBroch

» Habilidades de Kyravann
El día de la Dama. [Leyenda] EmptyVie Oct 23 2020, 02:20 por Kyravann Svartlys

» Petición de Profesiones
El día de la Dama. [Leyenda] EmptyMiér Oct 21 2020, 19:31 por Ansur

» Invitación a Tema Libre [3/3] [Completo]
El día de la Dama. [Leyenda] EmptyMar Oct 20 2020, 18:58 por Zöe

» Aquí llega la elfipiresa!
El día de la Dama. [Leyenda] EmptyLun Oct 19 2020, 05:59 por Demian

» Hojitas de Menta - Habilidades de Aradia
El día de la Dama. [Leyenda] EmptyDom Oct 18 2020, 20:09 por Sarez


El día de la Dama. [Leyenda]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El día de la Dama. [Leyenda] Empty El día de la Dama. [Leyenda]

Mensaje  Eltrant Tale el Sáb Sep 22 2018, 20:45

El día de la Dama de Palanganar. Feat: Bardo Genérico.

¡Acercaos, venid! Habitantes de Palanganar.
Pues os voy a contar una historia sin igual.

Acontecida, por supuesto, en nuestro pueblo de Verisar
me dispongo pues a comenzar a relatar
esa noche de tormenta en la que se nos otorgó la libertad.

La taberna rugía con los sonidos de nuestro festival.
Los habitantes bebían y reían, sin imaginar lo que iba a pasar.

¡Pues era el día de la calabaza, un día personal,
el día en el que los villanos se van a descansar!

Más como bien sabéis, queridos palanganienses.
No todo iba bien en nuestro hogar.
Toda historia tiene una parte triste.
La nuestra era larga, para variar.

Nuestras cosechas eran fértiles y las ganancias abundantes,
pero nos encontrábamos dominados en ese mismo instante.

Gallo “El Tuerto” Parche-en-los-dos-Ojos Spencer
era su nombre.

Más no dejéis que solo esto os asombre.
Era un hombre vil y mezquino y
la muerte su aliada más cercana.

Alguien que entró en el lugar
como si este fuese de su propiedad.

Sus maliciosos parches otearon el lugar
momento en el que una sonrisa malvada se apareció en su faz.

La taberna calló al ver esto,
Preguntándose a que estaba esta vez dispuesto.

“Dadme a la doncella más bella”, exigió el malvado Gallo.
“Pero señor mío” Le objetaron los vecinos,
“Ya le hemos brindado todos nuestros caballos”

Con arma en ristre frunció el entrecejo
Gallo no estaba conforme, aquel negocio no llegaría a buen puerto.

“Vuestras vidas o la dama”, exigió.
“La respuesta es fácil”, afirmó.

Todo el mundo se quedó mudo
Sin saber cómo reaccionar.

¡Ese fue el momento en el que la dama se cansó de mirar!
Con sus ojos azules y sin gran dilación, la dama encaró al malvado opresor.

“Ríome de su sistema de valores”, dijo elocuentemente
“Su vida es absurda, deje en paz a estos pastores”

El malvado de la historia profirió algunos insultos,
la bella dama se carcajeó con gracia, sin dejar ver su cometido oculto.

Retrocedió un par de pasos y alzó una mano
la dama pronunció un par de gritos y, mágicamente, conjuró a un aliado.

Una figura enorme se apareció a su lado,
y con su mera presencia Gallo se mostró aterrado.

Era el sirviente de la dama,
Un golem de metal.
Un ente mágico que pocos pueden invocar.

El golem gruñía y golpeaba,
y con cada movimiento
con un lacayo acababa.

Así fue como Gallo y sus bandidos
acabaron derrotados.
Por una bella dama de cabellos opacos
y su fiel criado.

Por eso hoy cantamos en el día de la Dama.
porque es una celebración sin igual,
porque es el día en el que recordamos
Como nos ofrecieron nuestra libertad.

_________________________________________________________________

La realidad.


Volvió a beber de la jarra que tenía entre sus manos.

- ¡Odio este sitio! – Protestó la vampiresa a su lado. - ¡Huele mal! ¡Cómo a calabaza añeja! – Bajó un poco la voz - ¡Y tiene un nombre absurdo! – Agitó la jarra de vino que le habían servido frente a la cara del castaño. - ¡Y no tienen copas! – Aseguró después. - ¡¿Qué clase de sitio es este que no tienen copas?! – Se terminó la jarra de un solo trago y, cruzada de brazos, esperó a que volvieran a servirle otra copa.

- Uno barato. – Comentó Eltrant bostezando. – Solo vamos a estar un día aquí. – Sonrió – Seguro que va bien, parece un sitio agradable, relájate. – Explicó depositando un par de Aeros en la mesa, los suficientes como para poder granjearle un par de bebidas más.

Antes de que la ojiazul puede responder de vuelta la puerta de la taberna se abrió de par en par. Una tropa de unos diez hombres se adentró en el lugar, todas las voces se apagaron, las miradas se desviaron hasta el tipo orondo y su sequito.

¿Tenía un parche en cada ojo?

- ¡Exijo una moza! – Exclamó el hombre abarcando con la mano todo el lugar. - ¡Y la exijo ahora! ¡Necesito abrazos cariñosos! – Bajó ambas manos hasta la cintura. - ¡Despues hablaremos de esos caballos que teneis para mi! -

Lyn estalló en carcajadas, rompiendo el silencio que se había apoderado de la posada. No paró incluso cuando se dio cuenta de que todas las miradas se habían depositado ahora en ella.

- ¿Qué? – Preguntó Lyn, avanzando hasta dónde estaba el recién llegado. - ¿No sería mejor un pañuelo? –Inquirió. – ¡Oye, oye! – Agitó al hombre de un brazo - ¡Guiña un ojo y yo tengo que adivinar cuál es! ¿Qué te parece sí…? – El tipo se zafó de Lyn y desenvainó su espada, la muchacha se alejó de este riendo a carcajadas.

- Y allá vamos… - dijo Eltrant para sí, levantándose de su asiento, suspirando profundamente.

___________________________________

Justo un año despues.

- ¡Eh! ¡Vosotros dos! – Eltrant enarcó una ceja y se detuvo frente al tipo solitario que, de noche, en mitad de un camino, estaba detenido junto a un largo carromato. - ¿Sabéis a dónde se va hacía Palanganar? – Preguntó – Vais hacía allí ¿Verdad? Esta noche se celebra el día de la dama después de todo. – dijo a continuación, señalando su carromato que, al parecer, estaba repleto de objetos que pretendía vender.

- ¿Palanga-qué? – El castaño se cruzó de brazos.

- Que nombre más absurdo. – Comentó Lyn bostezando.

_____________________________________
Off: No es exactamente lo que han pedido, pero bueno. (?)



Eltrant Tale
Muro de Acero
Eltrant Tale
Cantidad de envíos : : 1341
Nivel de PJ : : 11

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.