Aerandir
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Últimos temas
» Conversión de Fichas de Habilidades
[honores al buen héroe] EmptyAyer a las 22:29 por Merida DunBroch

» Habilidades de Kyravann
[honores al buen héroe] EmptyAyer a las 02:20 por Kyravann Svartlys

» Petición de Profesiones
[honores al buen héroe] EmptyMiér Oct 21 2020, 19:31 por Ansur

» Invitación a Tema Libre [3/3] [Completo]
[honores al buen héroe] EmptyMar Oct 20 2020, 18:58 por Zöe

» Puntos de experiencia.
[honores al buen héroe] EmptyMar Oct 20 2020, 18:50 por Irinnil Fawkes

» Cerrado por abandono
[honores al buen héroe] EmptyLun Oct 19 2020, 12:53 por El Capitán Werner

» Aquí llega la elfipiresa!
[honores al buen héroe] EmptyLun Oct 19 2020, 05:59 por Demian

» Hojitas de Menta - Habilidades de Aradia
[honores al buen héroe] EmptyDom Oct 18 2020, 20:09 por Sarez

» Ficha de habilidades Iori
[honores al buen héroe] EmptyDom Oct 18 2020, 20:01 por Sarez

» Pedido de Pausa
[honores al buen héroe] EmptyDom Oct 18 2020, 18:33 por Fehu


[honores al buen héroe]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[honores al buen héroe] Empty [honores al buen héroe]

Mensaje  Woodpecker el Lun Sep 24 2018, 20:19

- Todavía no me queda claro por qué le celebramos este día a Wurlom Läbber, cuando hay personas más fuertes
- O más valientes
-Sí, o que hayan hecho más cosas por nosotros, como…

Tch, silencio. Wurlom Läber es nuestro héroe y ¡hay que celebrarle como se merece! ¡Otra ronda! incité. Hacía mucho que no pisaba nuestras tierras, pero estaba en casa. Los niños habían crecido, los viejos estaban más viejos y los fuertes estaban que… bueno, mejores.
- Pero Mawood, yo no conozco a Wurlom Läber

Ay… ese enano, justamente tenía que venir a decir todo esto. Le revolví el pelo, aunque no me estuviese ayudando con los argumentos, no dejaba de ser un buen niño, uno que con el correcto lavado de ce… que con las palabras correctas, honraría a nuestro buen héroe caído.

A ver mis licántropos, hagamos silencio para que estos críos que tienen bajo sus faldas empiecen a tener un poco de respeto por los viejos tiempos ¿qué les han estado enseñando en mi ausencia? ¿A lavar los pisos y quitar el polvo? Tch mis hermanos reaccionaron tan estrepitosamente como de costumbre. Algunos rieron a carcajadas mientras volcaban el contenido de sus jarras, los que preferían sus otras formas, se hicieron notar muy bien. Los pocos que se ofendieron, golpearon las paredes y las mesas. Sonreí de lado a lado mientras comenzaba a rejuntar a los más jóvenes, para que se pusieran a mi alrededor, ignorando al bullicioso resto de licántropos que sólo era bueno para beber, comer y hacer ruido. Eran extremadamente buenos en lo último.

Muy bien mis cachorros… esto es una historia que se remonta a los días en que estábamos poniendo los cimientos de Ulmer
-Historia antigua
Le di un zape al mocoso que ya se creía todo un cazador sólo por haber comenzado a unirse a la manada en su otra forma. El chico se sobó la cabeza y se apartó un par de saltitos de mí.
¿Por dónde iba?
- La fundación de Ulmer
Claro, claro. Pues, tú ya estabas nacido mocoso señalé al que no sabía callar y a su prima, la que siempre iba por allí con carboncillos y pinturitas de niñas grandes así que no hace tanto. Aprendan a sumar y hagan las cuentas. Tch suspiré, negando con la cabeza, haciendo todo más dramático. Alguien me tiró con una hogaza de pan a la cabeza, la tomé en el aire y me la eché a la boca, agradeciéndole al que me gruñía porque su acción malintencionada había resultado en un bien.

Habíamos colocado los cimientos de piedra de las primeras casas. Sus madres, se turnaban para cuidarlos mientras algunas partidas salían de caza, otras talaban los árboles para erguir los hogares, estaban los que comenzaban a sembrar… oh… aquellos tiempos… suspiré. Nana nos había hecho trabajar como animales, pero había valido la pena. Nos habíamos vuelto una familia. Alguien chifló y comenzaron a reírse de mí. Si ustedes son tan buenos ¡cuéntenles nuestras historias ustedes! renegué, mientras agarraba de la pata a uno de mis hijos y hacía el ademán de tirárselo al primer valentón. Emel estaba ansiosa de comenzar una revuelta ¡hija de loba!

-Mawood…

Correcto… me aclaré la garganta y bajé a Joner, en realidad tampoco pensaba usarlo como mi arma secreta… aún. Acaricié a los más pequeños y continué Cako el degollado y yo, estábamos trabajando en el pozo, llenos de lodo y suciedad, cuando nos dimos cuenta que todo se había vuelto silencioso. Salimos a la superficie y por entre las piedras -que nos habían tirado sin orden- miré un par de rabos con sapiencia, no los delataría, pero ellos sabían que yo sabía que habían sido ellos. Vagos. Y… allí estaba él. El gran Wurlom Läbber hubieron varios aullidos que corearon ese nombre. Esperé a que volviera a reinar la calma.

Wurlom Läbber era el licántropo más grande que jamás conocí. Cuando se acercó al pueblo, era una bestia, una bestia en forma humana. Tenía que medir cerca de tres metros de altura, puro músculo, pero era una criatura que daba la impresión de ser salvaje. Su piel estaba llena de cicatrices y marcas –marcas hechas con hierros- Tenía un ojo blanco, porque estaba ciego. Llevaba un taparrabos hecho con piel de oso ¡y garras metálicas! El color de su pelo era rojo, un rojo oscuro, como la sangre que se está coagulando, lo tenía atado en una cola, llena de pasto, hojas y ramas. Su barba estaba atada con tientos, realmente daba miedo los niños me miraron como si estuviera exagerando, pero los que habían estado allí aseveraban en silencio.

-Te olvidas de su mirada, parecía que buscaba a alguien para matarle.
-Eso es porque su otro ojo no estaba bueno
-¡Como sea!

El caso es… que todos creímos que era un enviado de la Manada. En esa época estábamos en plena guerra con ellos. Nana se asomó de su campamento improvisado y se me unió. Habíamos varios guerreros, pero no estábamos bien comidos ni descansados. Nosotras éramos las que habíamos quedado a mano, porque la mayoría estaba lejos con sus quehaceres. Las mujeres tomaron a los niños y se escondieron silenciosamente en las sombras. En aquellos tiempos, la moral estaba muy baja. Quedamos un puñado rodeando al desconocido. La tensión entre los niños estaba en su pico, pero Black no era fácil de engañar.

-No estaríamos celebrándole como héroe si fuese malo

Tch. Aguafiestas. Me eché para atrás en la silla, cruzándome de brazos. Wurlom Läbber era mudo, le habían cortado la lengua y su ojo estaba blanco porque Eona casi se lo saca. Mucho cuidado con esa, si alguna vez ven una rubia que se les acerca cuando hacen cosas malas ¡a correr! Black golpeó mi silla, otra vez me estaba yendo del tema Wurlom Läbber se unió a nosotros y el trabajo se hacía más rápido. Era un hombre fuerte, pero pronto nos dimos cuenta que todo eso que infundía miedo no eran más que apariencias. Era un hombre que amaba la paz y que tantos palos le habían vuelto cobarde. Rehuía a la violencia e incluso le temía a los hermanos mayores de este mocoso de aquí señalé con la mano a Darla, Mateo, Carlos y Arcolino Estos diablos negué con la cabeza mientras les veía mostrar signos de arrepentimiento tardío. Cuestión es que, todos le queríamos porque tenía la fuerza de diez de nosotros algunos se aclararon la garganta, pero los ignoré, había que ponerle salsa a la historia o esos mocosos no la apreciarían.

Todo iba bien, hasta la gran riada se hizo el silencio, un plato se rompió. En ese día, vinieron los vientos más fuertes y las lluvias más grandes. Habían sido semanas de lluvia, estábamos preparados, pero nunca podríamos haber esperado que el río se saliera tanto de su cauce. Incluso el mar amenazaba con tragarnos. Nadie estaba a salvo. No podíamos trabajar, había hambre. Algunos se abandonaron, otros se echaron a la locura. Muchos creyeron que el lobo negro estaba enviándonos esa tormenta para descubrir a aquellos que no eran dignos. Teníamos que hacer algo. Organizamos una partida de caza con los voluntarios, la comida tranquilizaría un poco los ánimos, pero sucedió que, al abrir las puertas, varios licántropos salieron corriendo sin mirar dónde. Entonces, el dique que habíamos construido finalmente cedió, y la riada vino a nosotros.

Fue un momento de caos y desastre. Más que licántropos, parecíamos monos agarrándonos de los árboles e intentando mantener secos nuestros rabos. Entonces, el gran Wurlom Läbber, haciendo acopio de sus últimas fuerzas, comenzó a tirar árboles enteros sobre el dique. ¡Maldición! ESE WURLOM LÄBBER estaba loco. Los que fuimos tan estúpidos de seguirle, le ayudamos como pudimos, pero todos nuestros esfuerzos puestos juntos no eran nada en comparación con ese hijo de gigantes. Wurlom Läbber cambió el cauce del río, desvió toda la riada con esos poderosos brazos que tenía y nos salvó a todos, a nosotros y al pueblo que se construía.


-VIVA WURLOM LÄBBER

Todos coreábamos frente al busto de madera a un lado de la barra de la taberna. No le hacía justicia. Me sequé una lagrimilla traicionera antes que saliera a la luz. Habían varios que tan machos se hacían, pero lloraban como nenas con esos recuerdos. La estatua estaba adornada con regalos de niños y grandes, con lo que más le gustaba en vida, y con los alimentos que gustaba. Sus garras metálicas y la piel de oso, rodeaban la figura como amuletos protectores.

- ¿Wurlom Läbber murió en la riada?

¿Eh? No… por más que seas madre de dos y adoptiva de varios, siempre te pillan desprevenida. Me aclaré la garganta y bajé la voz. Wurlom Läbber era un cazador ¿de acuerdo? Prefería cazar con sus propios brazos a osos grandes. Esta zona estaba llena de osos salvajes y muy malos. Al terminar la temporada de osos, Wurlom Läbber volvió a Ulmer con una carreta llena de carne y cueros. Entonces …celebramos en la taberna… por el reencuentro y el comercio… y digamos que murió con una nuez atorada en su garganta

-¡Que descanse en paz!
- ¡Viva Wurlom Läbber!
- Nuestro héroe
[b]Que pereció rodeado de los que le queríamos. ¡VIVA!
Woodpecker
Honorable
Woodpecker
Cantidad de envíos : : 838
Nivel de PJ : : 6

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.