Aerandir
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Últimos temas
» ¿Te atreves a jugar verdad o reto? [3/3 chicas][3/3 chicos]
[Leyenda] De alquimista a héroe del pueblo  EmptyHoy a las 03:37 por Magazubi

» Cerrado por abandono
[Leyenda] De alquimista a héroe del pueblo  EmptyAyer a las 16:24 por Fehu

» Puntos de experiencia.
[Leyenda] De alquimista a héroe del pueblo  EmptyAyer a las 16:18 por Fehu

» Conversión de Fichas de Habilidades
[Leyenda] De alquimista a héroe del pueblo  EmptyVie Oct 23 2020, 22:29 por Merida DunBroch

» Habilidades de Kyravann
[Leyenda] De alquimista a héroe del pueblo  EmptyVie Oct 23 2020, 02:20 por Kyravann Svartlys

» Petición de Profesiones
[Leyenda] De alquimista a héroe del pueblo  EmptyMiér Oct 21 2020, 19:31 por Ansur

» Invitación a Tema Libre [3/3] [Completo]
[Leyenda] De alquimista a héroe del pueblo  EmptyMar Oct 20 2020, 18:58 por Zöe

» Aquí llega la elfipiresa!
[Leyenda] De alquimista a héroe del pueblo  EmptyLun Oct 19 2020, 05:59 por Demian

» Hojitas de Menta - Habilidades de Aradia
[Leyenda] De alquimista a héroe del pueblo  EmptyDom Oct 18 2020, 20:09 por Sarez

» Ficha de habilidades Iori
[Leyenda] De alquimista a héroe del pueblo  EmptyDom Oct 18 2020, 20:01 por Sarez


[Leyenda] De alquimista a héroe del pueblo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Leyenda] De alquimista a héroe del pueblo  Empty [Leyenda] De alquimista a héroe del pueblo

Mensaje  Elen Calhoun el Mar Sep 25 2018, 15:05

Los ojos del dragón recorrían con confusión la atestada taberna, no solían encontrarla tan llena ni siquiera a la hora del almuerzo, pero sin contar con el inusual número de clientes, había otras cosas que llamaban su atención. La mujer del propietario había colocado algunos adornos en la entrada y en las mesas, mientras su esposo, con un ánimo inquebrantable, recibía a todo el mundo con una jarra de cerveza gratis. - ¿A qué viene esto? - preguntó en cuanto lograron hacerse con una mesa, depositando su fresca bebida sobre la madera mientras tomaba asiento frente a la hechicera. - Hoy se celebra el día en honor a Roderick Östberg, un famoso alquimista de la zona. - explicó la joven, probando su espumosa cerveza.

Alister no tuvo que decir nada más, su mirada fue suficiente para que tras unos instantes, Elen dejase de lado el recipiente y comenzara a responder las dudas que aún no había formulado en voz alta. - Hace un par de siglos, cuando todavía el odio entre brujos y elfos estaba muy arraigado por culpa de la guerra, una extraña enfermedad de las tierras del oeste llegó a las islas a través de los barcos mercantes, algunos piensan que la traían los pasajeros y otros que fue culpa de los productos exóticos, pero nunca se llegó a descubrir el verdadero origen de la misma. - relató, jugueteando con el asa de la jarra.

- La gente empezó a desarrollar diferentes síntomas, ataques de tos, altas fiebres, mareos, desvanecimientos… nada que no pudiese tratarse con un par de pociones, pero pronto la cosa empeoró, y los afectados tuvieron que ser confinados para que aquel mal no siguiese extendiéndose. - prosiguió, observando el rostro de su compañero. - Como comprenderás, después de comprobar que se contagiaba con gran facilidad y sin una cura a la vista, algunos médicos se negaron a seguir tratando a sus pacientes, a decir verdad… solo quedó uno dispuesto a ayudarlos, Roderick. - reveló.

- Östberg había estudiado medicina en Lunargenta durante varios años con sanadores de todas partes, pero su fuerte era la alquimia, nadie se le podía comparar en eso. Consciente del riesgo al que se exponía, trató de hallar un remedio eficaz contra la enfermedad, pero esto le tomó mucho más tiempo del que esperaba, con lo que desgraciadamente, terminó mostrando los mismos síntomas iniciales… - continuó, llegando a la parte más triste de la historia. - Pidió ayuda, intentó que los suyos dejasen de lado el odio para permitir que una elfa de Verisar viniese a ayudarlos, pero no logró convencer a nadie, y sabiendo que si la traía lo más probable era que terminasen descargando contra ella la rabia que aún guardaban en sus corazones, optó por seguir trabajando en solitario, utilizándose a sí mismo como sujeto de pruebas para las pociones que creaba. - narró, sin apenas alzar la voz.

- Durante semanas, luchó día tras día para mantener con vida a los afectados y a sí mismo, rebuscando en los libros hasta que creyó dar con los ingredientes adecuados para elaborar la cura definitiva. Con la piel cubierta de costras y el pelo cayéndosele a mechones, Roderick se ocultó bajo una capa y consiguió acercarse al puerto sin que nadie repararse en él… una vez allí dio con un capitán de barco dispuesto a traerle lo que necesitaba a cambio de una generosa suma de dinero, que el propio médico tuvo que poner de su bolsillo ya que el resto de la población los daba por perdidos. - dijo la tensai, dejando escapar un suspiro.

- Su único apoyo eran los familiares de los pacientes, quienes agradecidos por su labor y esfuerzo, lo ayudaron a trasladar las mercancías hasta su lugar de trabajo en cuanto llegaron. Con esto, Östberg consiguió fabricar el remedio que puso fin a la enfermedad, enviando a un centenar de afectados de vuelta a sus casas totalmente restablecidos y convirtiéndose para muchos en un héroe. - agregó la maga, llevándose una vez más la cerveza a los labios.

- Otros compañeros de profesión lo tacharon de loco, pero en cuanto se repuso, Roderick no dudó en echarles en cara su falta de humanidad de forma pública, ganándose el apoyo de mucha más gente y consiguiendo el renombre suficiente como para abrir su propio hospital. Su carácter desinteresado hizo el resto, por lo que se decidió honrarlo con un día que llevase su nombre. - terminó de contar, segundos antes de que el tabernero propusiese un brindis en honor al difunto alquimista, que hasta el último de sus días se había encargado de dar esperanza a todo el mundo, sin importar la dolencia o enfermedad que padeciese.  

Todos los presentes alzaron sus bebidas a la vez para homenajear a quien con sus acciones, había salvado a sus antepasados, y tras hacer chocar las jarras, bebieron a la salud de la familia Östberg.
Elen Calhoun
Moderador/a
Elen Calhoun
Cantidad de envíos : : 1881
Nivel de PJ : : 12

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.