Aerandir
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Últimos temas
» The Wild Hunt [Élite]
La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] EmptyAyer a las 23:20 por Invitado

» ¿Te atreves a jugar verdad o reto? [3/3 chicas][3/3 chicos]
La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] EmptyAyer a las 03:37 por Magazubi

» Cerrado por abandono
La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] EmptySáb Oct 24 2020, 16:24 por Fehu

» Puntos de experiencia.
La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] EmptySáb Oct 24 2020, 16:18 por Fehu

» Conversión de Fichas de Habilidades
La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] EmptyVie Oct 23 2020, 22:29 por Merida DunBroch

» Habilidades de Kyravann
La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] EmptyVie Oct 23 2020, 02:20 por Kyravann Svartlys

» Petición de Profesiones
La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] EmptyMiér Oct 21 2020, 19:31 por Ansur

» Invitación a Tema Libre [3/3] [Completo]
La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] EmptyMar Oct 20 2020, 18:58 por Zöe

» Aquí llega la elfipiresa!
La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] EmptyLun Oct 19 2020, 05:59 por Demian

» Hojitas de Menta - Habilidades de Aradia
La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] EmptyDom Oct 18 2020, 20:09 por Sarez


La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] Empty La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir]

Mensaje  Teck el Sáb Sep 23 2017, 05:48

El infierno es un viaje de media hora en un bus.
O al menos eso pensaría Daniel cada mañana después de salir de su casa como cualquier día. ¿Pero qué va a saber él de viajes largo?, media hora no parece mucho tiempo para los que toman el bus por horas para llegar a su destino, pero parece demasiado para aquellos que jamás han tomado el bus en su vida, y jamás lo tomaran.
Cuando el bus llegó a su destino, y la jornada académica del joven Daniel empezó, éste ya sabía lo que iba a ser aquel día. Otro día como cualquiera; si le hubieran preguntando como se sentía hace trece años, la respuesta no sería la misma, pues sería su primera vez pisando los templos del conocimiento que prometían tanto, pero terminaban tan monótonos y repetitivos que caían en el triste y deprimente ciclo del aburrimiento.

No era que odiase la escuela, pero después de pasar dos tercios de su vida sentado en una silla no le hacía mucha gracia, y menos gracia le hacía saber que tendría que pasar la otra mitad de su vida sentado. Y tampoco era que estar sentado le molestase, pues cuando llegaba a su casa básicamente hacia lo mismo a los ojos de su familia, ¿Pero que van a saber ellos de lo que él estaba haciendo?, sus miles de horas gastadas en frente del computador no habían sido en vano (para él). Lastimosamente su familia no pensaba lo mismo, pero no le importaba tampoco, al final era su vida.

Existían muchas cosas que no le importaban; desde lo que el imbécil de atrás dijera hasta los niños muriéndose de hambre en África. Y no era que no sintiera compasión, pero sus universos eran tan distantes y distintos que no había mucho que pudiera hacer, por más que quisiese. Aprendió esa lección a las malas: habían tantas cosas que sobrepasaban los límites de la moralidad humana que le dejaron de importar después de un tiempo.  

Se dirigió a su primera clase con esperanzas de que aquel día fuera un poco más interesante que el anterior. Tristemente, eso pasaba cada eclipse lunar. Por más aburrido y deprimente que el mundo pudiera llegar a ser, también había aprendido a disfrutar del día a día de cualquier manera posible. Se había escondido en las artes, cualquier tipo de arte: Desde los poemas de prosa escritos por artistas anónimos, hasta caminar por las calles con sus amigos admirando obras de artes de artistas igual de anónimos. Si hubiera sido otra persona, posiblemente sería un artista. Uno de los populares, lo que sus obras son conocidas por todo el mundo.
Soñar era su pasatiempo favorito; “¿Qué pasaría si…?” era lo que se preguntaba cada vez que tenía la oportunidad. Los sueños eran lo que hacía cada día diferente. Desde sueños sádicos y tristes a alegres historias por las cuales Disney pagaría millones. Cada una de sus historias eran diferentes, lastimosamente muchas de ellas jamás llegaban a ser escritas, y muchas menos a ser publicadas. Le encantaba compartir ideas con el mundo; desde recitar un poema en frente de la clase hasta publicar un par de temas en foros cualquiera, pero habían muchas de ellas que eran tan personales que prefería quedárselas para si mismo, recuerdos que leería cuando el tiempo llegase.
Daniel siempre había sido bueno en todo y bueno en nada. Jamás falló una clase, jamás perdió un examen y entregó tarde una tarea. Pero nada le gustaba, lo hacía por el mero hecho de que “era lo debía que hacerse”, al final estaba viviendo en la casa de sus padres sin tener que pagar nada, era lo mínimo que podía hacer.

Ya había acabado su primera clase cuando caminaban por los pasillos para dirigirse a la segunda, observó algo fuera de lo lugar. Estaba orgulloso de su conocimiento de casi todos en el pequeño instituto donde había estudiado toda su vida. Ese casi era sólo un único joven, callado y confidente, que jamás le había dado la oportunidad de conocerlo, y por poca importancia que algo como eso tuviera, una pequeña sensación de curiosidad rebosaba en él.
Daniel siempre había sido alguien social, y no porque el mundo donde viviera fuera más que interesante, sino porque su madre le había dado un valioso consejo que jamás olvidaría. “Más valen los favores que el dinero.” Y todo el mundo le debía favores, de alguna u otra manera.

Exceptuando aquel muchacho que se sentaba al frente de todas sus clases no con intenciones de aprender, si no tratando de evitar la comunicación alguna. Le recordaba a él, claro, hasta que descubrió que la vergüenza era algo más que relativo.
Se acercó a aquel joven que se encontraba en los baños. sin saber que cambiaría el rumbo de todo su día en una dirección que jamás imaginó.
-Disculpa. – Fueron las palabras que salieron de sus labios ante de tocar el hombro de aquel muchacho. - ¿Hiciste los deberes de historia? -  Aquella era la forma que entablaba conversaciones con cualquiera ajeno a él.
No hubo respuesta alguna.
Daniel volvió a repetirse – Disculpa. – Esta ve en tono más alto, pero la respuesta fue la misma. Nada.

Decidido, agarró su hombro con la esperanza de captar su atención, pero lo que vio fue mucho más que sorpresivo.

La sangre y el no eran mejores amigos, nunca lo fueron y jamás lo serían. Una pequeña nausea salió de su boca a ver las cortaduras que el joven le mostró cuando tocó su hombro. Aquellas líneas de un color rojo carmesí no eran naturales, ni mucho menos. Eran pocas las veces que había escuchado acerca de eso en persona; esa era la primera vez que lo veía en persona.

El misterioso muchacho cubrió las marcas de sangre con su saco y salió del baño antes de que Daniel tuviera la oportunidad de decir algo. Eso lo agarró por sorpresa. Jamás pasó la posibilidad de que alguien tuviera pensamientos relacionados con el suicidio merodeando su cabeza.

El mundo parecía tan aburrido y rutinario que la muerte se veía como algo inimaginable.

Daniel volvió a su casa después de acabar su jornada académica con una cabeza llena de dudas, un estómago vacío y preguntas que responderse. Se decidió por guardase algo de tan magnitud en secreto, pues no quería arruinarle la vida al joven. Con concebido la posibilidad de que el mismo podría acabar con ella.

La curiosidad fue lo que mató al gato, pero él no era el gato, así que decidió investigar un poco más acerca de lo que de verdad estaba pasando en la cabeza de ese chico.

Una tarde después llena de investigación y resultados poco contundentes, Daniel cayó en cuenta que la única opción viable que tenía era hablar con él nuevamente, había mucho que responder, y aquel chico necesitaría alguien con quien hablar.

Un nuevo día se abría paso cuando aquella devastadora noticia llegó de boca de su madre.

-Dicen que hay un muerto en la escuela. – Explicó con cierto tono tétrico en sus palabras. -  Parece que alguien se ha suicidado. -

Daniel no les dio crédito a sus odios. Era imposible que algo como eso hubiera ocurrido en sólo una noche. Era imposible que el supiera en cierta parte que eso iba a pasar y no le dijo a nadie. Lo dejo morir como si de un cerdo se tratase, era toda su culpa.

“No”

Se dijo a si mismo con intención de recuperar la compostura. Él no sabía nada de aquel chico ¿Qué pasa si sus problemas eran más profundos de lo que se imaginaba? Así es, no había que él hubiera podido hacer, o al menos eso creyó para poder dormir en la noche.

Pero muy adentro de él sabía que había sido su culpa.



OffRol:
Bueno, nada más quería añadir que creo que todavía estoy a tiempo (?, mejor tarde que nunca :D, y que de verdad disfrute hacer este tema demasiado.

Primero se me fue asignado como tarea en una de mis clases, y después de hacer un par de cambios aquí y allá terminé reescribiéndolo por completo, espero les guste y cumpla con los criterio del evento ^^
Teck
Neófito
Teck
Cantidad de envíos : : 8
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] Empty Re: La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir]

Mensaje  Alira Bellowood el Sáb Sep 23 2017, 14:20

¡Buenas Teck!

Primero de todo quería comentarte que me hubiera encantado ver más desarrollo en el PJ principal a raíz del incidente pero esto es un cuento corto al fin y al cabo y es lo que toca (sin por alguna casualidad algún día desarrollas mas esta historia sería un placer para mi poder leer algo más ^^). No obstante, quitando ese detalle más bien de gusto personal, la temática me ha resultado interesante; como los dos mundos de los chicos colisionan y se desgarran entre ellos, uno con el resultado trágico de la muerte y el otro con, creo yo, la enorme carga emocional que puede significar para alguien “presenciar” un suceso así.

También quería mencionar que creo los personajes usados, siendo a mi parecer de carácter bastante neutro, para mi gusto tienen puntos positivos, como puede ser una mejor inmersión de la persona en el relato -ya que se puede sobreponer su personalidad y físico con el del protagonista y meterse en su piel-; y puntos negativos, pues para alguien que no tenga ningún elemento en común con tus protagonistas la ausencia de descripciones emocionales, e incluso físicas, puede resultar un impedimento para disfrutar enteramente de la historia.

Como puntos negativos, aunque algo personales, tengo la necesidad de comentarte el tema visual del post, pues aunque sea algo que para algunos pueda ser indiferente, a mí me pone muy nerviosa leer un texto sin los párrafos bien separados, pensamientos en cursiva o resaltados y diálogos separados del texto principal; aparte de que, ya filando muy muy fino, he visto algún error tipográfico (aunque esto tiene importancia mínima pues no podemos controlar nuestro teclado y a veces falla sin remedio).

No sé si mi comentario te ayudará, en cualquier caso todo lo mencionado con anterioridad va con buena fe y espero que no te ofenda nada de lo que he dicho ¡Un abrazo y a seguir escribiendo!
Alira Bellowood
Aprendiz
Alira Bellowood
Cantidad de envíos : : 45
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] Empty Re: La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir]

Mensaje  Matthew Owens el Sáb Sep 23 2017, 16:42

¡Buenas Teck! ^^

Ya que veo que Ali se encargo de mencionar detalles sobre el contenido del cuento, yo comentaré algunas cosas más formales, o sea, la sintaxis.

El mayor problema que veo es el repetir palabras, en casi todos los párrafos elijes un tema sobre el cual hablar y tomas esa palabra para repetirla muchas veces. Pongo ejemplos:

Tema "el bus"
"¿Pero qué va a saber él de viajes largo?, media hora no parece mucho tiempo para los que toman el bus por horas para llegar a su destino, pero parece demasiado para aquellos que jamás han tomado el bus en su vida, y jamás lo tomaran.
Cuando el bus llegó a su destino, y la jornada académica del joven Daniel empezó, éste ya sabía lo que iba a ser aquel día."


Tema "sentado"
"No era que odiase la escuela, pero después de pasar dos tercios de su vida sentado en una silla no le hacía mucha gracia, y menos gracia le hacía saber que tendría que pasar la otra mitad de su vida sentado. Y tampoco era que estar sentado le molestase, pues cuando llegaba a su casa básicamente hacia lo mismo a los ojos de su familia"

Creo que es una modalidad que se repite, tal vez convendría tener un diccionario de sinónimos cerca (Es lo que yo hago) para evitar que este tipo de cosas sucedan. Igual son detalles que se van modificando a medida que pasa el tiempo y sigues escribiendo ^^

Espero que mi comentario te sirva de algo ¡Saludos!
Matthew Owens
Virrey de Ciudad Lagarto
Matthew Owens
Cantidad de envíos : : 844
Nivel de PJ : : 5

Volver arriba Ir abajo

La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] Empty Re: La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir]

Mensaje  Colm el Dom Sep 24 2017, 00:15

Alira y tú escriben de forma muy similar. Ciertamente hay repitencia pero no la veo dañina, incluso algunos escritores las usan para dar “fuerza” a lo que intentan decir. Y el final repentino, es perfecto, transmite la sensacion de Daniel con la muerte del chico:  terminó sin poder resolver todas las preguntas.

Puntos fuertes:
-Una enorme fluidez.
-Lenguaje sencillo y fácil de entender.
-Excelente control de los detalles, sin escasear ni dar demasiados.
-Clara definición del personaje.
-Lo haces fácil de imaginar.
-Argumento realista.

Puntos mejorables:
-Aquí no hay nada.

Nota sin importancia:
Yo evaluó mas como lector que como otro escritor (no lo soy), y los aspectos importantes para mi están en la fluidez, coherencia, la facilidad con la cual puedo imaginar las escenas por medio de las letras, el mensaje que se desea transmitir al lector (todo escrito debe tener una intención) y los sentimientos que transmite el relato, así como también las transiciones entre ellos. Con esas seis cosas son perfectos para mí. Un análisis con un enfoque técnico, me es difícil.
Colm
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 239
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] Empty Re: La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir]

Mensaje  Sigel el Jue Sep 28 2017, 20:38

Antes de empezar, déjame recomendarte un libro. Se titula Rabia y, si ya me conoces, habrás averiguado que es de mi escritor favorito Stephen King. Te lo recomiendo porque el protagonista es bastante similar a Daniel, es un chico sobre saliente que no encuentra su lugar en el mundo, por así decirlo. Hace lo que tiene que hacer, lo hace muy bien, pero no le llena. El libro trata temas fuertes de la depresión, tiene la misma censura que el Libro Rojo de Mao Zedong para que te hagas una idea. Se tuvo que censurar porque varios chicos (un total de cinco) en américa tomaron unas armas e hicieron tiroteos en sus colegios.

¡Al lío! Si te he recomendado Rabia es por la gran similitud que hay con la mentalidad de tu personaje. Los temas de depresión y de como alguien se puede llegar a autodestruir me enamoran. Me ha gustado muchísimo tu relato por esos sentimientos que transmite: El ser bueno en todo y a la vez en nada. ¡Es deprimente y me encanta! Y luego la parte del chico que Daniel, e incluso yo misma a leer, somos capaces de pensar "no, esto no ha ocurrido, yo no he tenido nada que ver..." para tal de hacerse sentir un poco mejor consigo mismo y lo único que consigue es hundirse todavía más en la miseria. La idea es muy buena.

Sin embargo, el punto fuerte de Rabia (voy a mencionar mucho esta novela para tomar una referencia de algunos aspectos que veo mejorables) y es tu punto débil. Soy muy pesada con el tipo de narrador que se utiliza. En este caso utilizas un narrador omnisciente, que nos dice directamente que Daniel es deprimente pero no lo muestras con hechos reales. Solo sabemos qué está pensando y cómo se siente por qué el narrador nos lo dice. Hubiera sido muy interesante que nos los enseñases con pequeñas acciones. Pequeños puntos que nos muestre que a Daniel no le importa nada en lugar de decirlo directamente. La primera escena de Rabia al protagonista, Charlie, le llaman por el altavoz para que vaya al despacho del director. Sale de su clase y, antes de ir al despacho se queda unos laaaaaargos minutos sentado en la taza del wc comiendo galletas. No le importa que le griten, no le importa llegar tarde, no obedece a ninguna figura autoritaria... pero, el narrador prefiere, en lugar de decir todo esto, enseñárnoslo con estos pequeños gesto. Éste es el punto que creo que deberías mejorar. Tiene que ver con lo que hablaba Alira sobre "personajes neutros". Si no los mueves quedan como algo seco y sin vida.

Las repeticiones es algo que por desgracia abunda, como bien señala Matthew. Si que hay veces que no es malo repetir... pero tantooooo se vuelve pesado. Aquí voy a pecar de pretenciosa y voy a poner uno de mis personajes de ejemplo: El pequeño Boomer. Él es un personaje gigante y retrasado, siempre está repitiendo su nombre. Por consiguiente, su narrador, me gusta escribir según el punto de vista de cada uno, siempre está repitiendo el nombre de Boomer. El efecto que crea es uno que me encanta y suena como si de verdad estuviera el gigante tontete hablando. Es decir, las repeticiones se pueden usar para dar personalidad a los personajes. Pero hay que saber cuándo usarlas y la razón por qué se usan. En este relato creo que es un mero descuido, pero te lo comento por si, alguna vez, te atreves a practicar ese punto. No es fácil, a mí me cuesta muchísimo escribir con la voz de Boomer y considero que todavía no me sale bien.
Sigel
Master
Sigel
Cantidad de envíos : : 2187
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir] Empty Re: La culpa es toda tuya. [2° Concurso Escuela Aerandir]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.