Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  SP Drak3 ONI el Vie Nov 01 2013, 03:19

Lo que quedó del ayer fue un recuerdo banal, quizás paso mucho tiempo recordándolo, ¿pero qué es el pasado? es un túmulo de efectos, de consecuencias que agobian el alma. Las rupturas temporales cada día hacían de mi cerebro más inhabitable, viviendo vidas al mismo tiempo, recordando cosas que ni siquiera sabía que había vivido, perdido en el mar de sentimientos, alcanzando los albores de la destrucción y viviendo en el péndulo de la cordura y la locura, agarrado a fieles pensamientos de tristeza, melancolía, esperanza, pasión, dolor...

-¡¿Qué demonios hiciste estúpido?!- Le grité a Cratus, quien había cometido la estúpida idea de alimentarse de un niño lycano, lo tomé del cuello gritándole y este se encontraba lo suficientemente asustado como para no poder decir alguna palabra. Macarena tapaba su boca con sus manos mirándonos fijamente frente a mí y a espaldas de Cratus.

-¿A poco no te gustaría probar su sangre eh?- dijo el calvo entre mi cuello, levantando una botella que contenía probablemente la sangre de aquel niño, y entonces recordé aquella mujer lycana, una princesa de antaño, la hija de un guerrero, quien había sido atacada por dragones cuando aún dominaban la tierra, ella era el objeto para una paz, para el futuro venidero, para una alianza sin frutos.

El compás del tic tac de un reloj en una torre volvió a mi cabeza junto a un fuerte dolor punzante y acojonante mientras el silbido de aquella nota de piano que tocaba en casa, una casa que no recuerdo bien, en un mundo que no parecía este…

-Bad Answer- dije, un idioma que los seres de este lugar no entendían, pero yo sí, por alguna razón lo conocía y Dennis también. Con facilidad giré mis manos para romper el cuello de aquel vampiro y arrancarle la cabeza con el giro, Macarena lanzó un grito apagado en miedo mientras Montgomery y Calvin detrás de ella retrocedían un tanto del susto…llevábamos algunos día caminando juntos, recorriendo lugares y por qué no divirtiéndonos, pero la cosa parecía que cambiaba… Macarena se acercó a mí y me gritó –¿Tenemos que irnos verdad?

-Así es, ya vendrán los lycans por nosotros, corran por esa vereda, yo iré por aquí para distraerlos, creo que tengo más posibilidades de sobrevivir que ustedes, así que corran –Los dos chicos que quedaban ni lo pensaron dos veces, corrieron sin gloria como niños en navidad, perdiéndose rápidamente entre las sombras, pero Macarena seguía aquí, parecía preocupada por mí, no entendía por qué me había cogido cariño, apenas eran unos días, pero para ella parecían meses –Cuídate- Fue lo último que dijo -¿Con quién crees que hablas?  

Ella corrió por la misma dirección que los otros dos y yo me quedé solo, sabía que los lycans seguirían el rastro, pronto aparecerían, de eso no quedaba duda, entonces miré el cielo nocturno y toqué mi parche de pirata en el ojo izquierdo, aquel que ocultaba mi perdición, la razón de mi locura, la bondad perdida, la cordura olvidada, la razón obsoleta, la esperanza insoportable, el motivo de mi miseria, la soledad que atrapó mi alma, lo que no me deja pensar, mi otro yo, aquel que intento ocultar a todos.

Recordé tantas cosas en ese momento que preferiría no oír, recordé cuando por primera vez me declaré en contra de los clanes raciales, en ese entonces había visto un sinfín de destrucción, un sinfín de añoranzas añejadas entre basura y lodazal y entonces emergía como una flor de loto de las aguas profundas, cambiando las cosas, recorriendo otros caminos, creando Urd y el clan de los renegados, aquellos que detestaban el orden establecido y lo habían perdido todo por culpa de ello, eran bonitos tiempos, no éramos más que 7, pero de aquella vez solo quedamos 5, un tigre y 4 vampiros… pero los lazos se habían roto y las caras habían perdido sus sonrisas de antaño, ya no éramos más que extraños en una mala cena, acongojados por el mal sabor de una comida podrida y mal masticada, ahogándonos entre nuestro apetito.  

Comencé a correr como si no hubiera mañana, sobre todo cuando comencé a escuchar mucho ruido tras de mí, al parecer no habían enviado unos pocos lycans, probablemente muchos a la redonda habían encontrado al niño muerto y habían decidido capturar al mal nacido capaz de asesinarlo. Probablemente para este momento yo era ese mal nacido.

Subí por unas escaleras en algún edificio de la esquina, supuse que sería buena idea, pero luego de un rato no estaba tan seguro, lo importante era seguir corriendo, pues sentía mucho más cerca a los lycans que me perseguían. Para ese momento corrí como nunca, alcanzando velocidades que yo mismo no me conocía, comprobaba si la resurrección había surgido efecto, parecía bastante bien, mi ojo izquierdo ardía y recordaba a la mujer que me había convertido, su nombre era Airis, la vi morir frente a mí, ese fue el momento en que mi maldición comenzó, el ardor nos quitó la vida a ella y a mí y el sacrificio se posó sobre nuestros cansados hombros, por siglos, por siglos…

Algo en mí cambiaba a cada paso que daba, sentía como si fuera el único en mi tipo, como un extraterrestre, como un prodigio, no pude evitar una sonrisa, pero algo parecía especial, diferente. El ruido crecía lo suficiente como para darme cuenta que algo sucedía, mucho más cerca de lo que creía. Miré a las calles de abajo y vi a una mujer a caballo…era hermosa, su cabellera negra y risada caía sobre sus ropajes finos pero agresivos, probablemente ella podría ser mi salvación.

Pero me distraje y un lobo me alcanzó, uno rápido, más rápido que el resto, me atacó de frente y no lo vi, me mordió el brazo y comencé a gritar, lo sacudí como pude y de una patada lo lancé lejos, tan lejos que cayó desde la techumbre… me pregunté si sobreviviría a esa caída, probablemente sí, los edificios no eran altos.

Otros tres lobos me alcanzaron y me mordieron a la altura de la cintura y otro en el mismo brazo izquierdo, saqué mi daga y atravesé el cuello de uno, mientras los otros dos fueron empujados a patadas de mí. Lance el cuchillo hacia la pierna de uno de ellos y no pudo seguir corriendo, así que me levanté como pude y me enfrenté al tercero, tenía un brazo mal herido y estaba sangrando de mi cintura, claramente aún no tenía la fortaleza que había perdido antes de mi muerte, por lo que solo me quedaba correr, corrí hacia adelante pero mi velocidad era muy lenta por lo que el lobo arremetió fuertemente, pero lo tomé de la cabeza y lo lancé hacia el piso desde allá arriba.

Miré nuevamente abajo y vi a la mujer detenerse, no sabía por qué. Sin pensarlo dos veces me dejé caer sobre su caballo y caí tras de ella –ayúdame...por favor...

Miré hacia atrás y vi vampiros, vampiros venían a ayudarme… o eso pensé… pero no, venían tras la mujer, ellos se detuvieron de golpe y me miraron, algunos me reconocieron de inmediato e hicieron una reverencia, se arrodillaron en el suelo y gritaron –Mi Lord –, los que no me conocían siguieron a los demás. Hace mucho tiempo que no me llamaban así –Dejen en paz a esta mujer, es amiga mía, ahora defiéndannos para poder escapar, que se acercan lobos que quieren hacernos daños, los dejo en sus manos.

-Corre por ese callejón – le dije a la mujer sin saber que haría conmigo, pero no tenía fuerzas suficientes como para seguir a pie, ni siquiera tenía la suficiente fuerza para sujetarme del caballo por lo que apoyé mi rostro en su espalda y tomé sus hombros para sujetarme. Fue entonces cuando olí su perfume, como a rosas recién florecidas, fuertes rosas rojas… un olor extraño para una situación así, me gustaba, incluso cuando apenas me mantenía consciente…

Miré hacia atrás desde el caballo, y vi como lobos y vampiros se pateaban el culo, sin pensarlo reí algo fuerte, habíamos zafado, ella y yo… una giro del destino me había tendido un poco de suerte, o eso esperaba…[/color]
SP Drak3 ONI
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 220
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  Ishira el Miér Nov 06 2013, 02:47

- ¿Otra vez ustedes?-dije indignada a nadie en particular mirando como varios vampiros venían veloces a mí.

Jalé de las riendas y apuré el paso doblando por una de las calles. Veía a unos cuantos delante mío, siguiendo a otro más. Estaba muy cansada después de tanto viajar. Había escapado de Lunargenta hacía varios días.

El hombre fue atacado varias veces por unos lobos, algunos cobraban forma humana y se convertían para seguir a su presa. Pasé por delante de ellos a toda prisa. Me detuve y pidió ayuda.

Los que me seguían, un par se detuvieron al ver al sujeto y los miré aterrada.
-Ayúdame por favor-
-My lord- dijo uno de los vampiros al llegar y desenvainé mi espada.
-Dejen en paz a esta mujer, es amiga mía, ahora defiéndannos para poder escapar, que se acercan lobos que quieren hacernos daños, los dejo en sus manos-

Al decir eso el sujeto accedió y retrocedió al ver a los lobos enemigos.
-Corre por ese callejón- hablo el sujeto. Tenía una piel pálida y marcaba que era uno de ellos. ¿Trampa? Lo miré con mucha desconfianza, pero extendí una mano hacia él para que subiera detrás mío a la montura del caballo.

-Adelante, sube...-miré con asco al vampiro que le había dicho "My Lord". Los demás atrás sonreían con ironía, sacaron unas dagas mientras se acercaban.

Esperé a que subiera y eché una última ojeada hacía atrás. Los vampiros ultimaron a sus enemigos y venían por mí. Seguro a quien llevaba no le importaba, y no seguirían sus órdenes.
-My Lord, cambié de idea, esa mujer es nuestra-exclamó uno y lanzó una mirada de odio. Jalé las riendas y el caballo salió a todo galope.

- ¿No querrás hacerme tu presa no?-dije con los dientes apretados al vampiro que llevaba conmigo-Ya tuve mala experiencias con los de tu clase, llegas a ser uno de ellos, te veo la mínima intensión de atacarme, y te juro que te cortaré la cabeza-

No sé porqué accedí a ayudarle, tal vez or haberlo visto herido, y podría serme de ayuda, pero bien, el destino decidirá, y las manos no me temblaban.

Los vampiros me seguían, mi cabello estaba revuelto y mi ira hacia esos crecía cada día más.





Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  SP Drak3 ONI el Miér Nov 06 2013, 21:08

Vampiros. Insensatos vampiros, jóvenes vampiros, estúpidos vampiros… la verdad es que siempre tuve un dejo de odio contra los míos, tan primitivos, en nada se diferenciaban a los humanos y a los lobos, malditos seres rapaces… apenas había pasado un año de mi muerte y estos vástagos osaban desafiarme, desafiar mi orden. Afortunadamente la mujer hizo galopar su caballo y me sujeté como pude, el caballo podría ayudarnos a escapar, era lo suficientemente rápido como para darnos algo de tiempo… pero la pregunta era cuanto…

-¿No querrás hacerme tu presa no?- Dijo la mujer adelante mío, pero su perfume mezclado con la sangre que había perdido comenzaba a marearme y entonces recordé haber paseado a caballo por un jardín enorme, acompañado a una mujer como esta vez, la velocidad con la que el caballo no era la misma y ciertamente no estaba tan debilitado como lo estoy ahora, además en aquella oportunidad yo era quien manejaba el caballo, no la otra persona.

Escupí sangre, hace tiempo que no hacía algo como eso, pero los vampiros estamos llenos de sangre, era la razón de nuestra existencia, era el pacto por haber destruido y conquistado, pero yo no estuve aquí cuando eso sucedió, mi vida pasó por otro mundo antes de llegar a éste, y cuando llegué, apenas y era un joven vampiro viendo como facciones intentaban matar dragones. Como locos desquiciados sedientos de un poco de gloria, gloria que no poseían, gloria que codiciaban.

La mujer continúo hablando, apenas y podía oírlo producto de los vampiros que comenzaban a seguirnos, varios de ellos se quedaron atrás producto de mi voz, pero otros, los más jóvenes me desobedecieron, los más estúpidos tal vez. –Ya tuve mala experiencia con los de tu clase, llegas a ser uno de ellos, te veo la mínima intención de atacarme y te juro que te cortaré la cabeza- No pude evitar reír, tenía la misma furia en sus ojos que aquella nieta Black, la que desapareció un día sin dejar rastro, tal vez la habían cogido los mismos que me habían matado a mí, pero seguía sonriendo, apretado a su espalda, desvariando producto de mis pensamientos mientras mi ojo parchado se bañaba en la sangre que había perdido de la herida en la frente, lo mismo sucedía con mi abrigo negro y mi camisa blanca, manchadas con sangre por las mordeduras de aquellos lobos que masticaron mi zona pectoral. Me sentía débil, olvidaba el hecho de que tenía que comenzar de cero, de que mi muerte había reseteado mis habilidades, mis agallas, todo

No respondí las palabras de la mujer, tan solo me dediqué a sacar una de las dagas que había en urd, la cual llevaba en mi bolsillo, me giré como pude y la lancé hacia atrás, directamente al cuello de aquel vampiro que había reclamado a la mujer como suya… nadie osaba desafiarme de esa manera…

Las fuerzas se perdieron más producto de aquello, sentía que me iba a desmayar solo pude dar algunas indicaciones más –Necesitamos un lugar donde escondernos…y donde pueda curar…mis heridas…allí te digo lo que quieras...saber...
SP Drak3 ONI
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 220
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  Ishira el Jue Nov 07 2013, 23:05

El hombre volteó y lanzó unas dagas y sentí que perdía equilibrio, asi que lo sujeté como pude y traje hacia mí. Suerte que íbamos por un terreno plano sino podría haber sido complicada la maniobra.

Tal vez no todos los vampiros eran iguales, y no habían decidido tal destino. El sujeto rió de mis palabras y eso me fue suficiente como para confiar un poco en él. Parecía que las heridas algo algo serias, así que le dije.

-Bien, sujétate que iremos más rápido-tomé uno de sus brazos e hice que rodeara mi cintura. Le advertí al recordar-Ten cuidado-me sonrojé. No me acostumbraba a la idea de... era una locura! Maldito quien me había hecho esto. Todavia no salia de mi desconcertación.

-Conozco una casa donde me estoy alojando, cuido mientras los dueños se han ido al campo a visitar a sus hijos y nietos-

Pronto llegamos a una más o menos lujosa.
En la entrada tiré de las riendas para frenar al animal y observé hacia atrás. Nadie nos seguía afortunadamente. Esperaba que los dueños no hubieran regresado todavía. Se habían marchado por un mes al menos.

Lo ayudé a bajar y dejé que se apoyara en mi. Abrí la puerta e ingresamos. Lo llevé hasta un asiento cercano y me apresuré a encender las lámparas de aceite. El lugar estaba algo polvoriento por falta de cuidado. Me había distraído mucho en los viajes poco afortunados.

Cuando terminé, llevé al vampiro por un pasillo cerca de la entrada principal y dejé que se acomodara en la cama. Comenté.
-Si puedes quítate la camisa, ponte cómodo, te ayudaré con esas herida, se ven horribles, y más siendo de perros-dije con una mueca de impresión al ver la sangre. Lo dejé solo un momento y fui a buscar vendas, líquidos para desinfectar, hilos por si debía suturar y algunas pócimas que hicieran falta para calmar los dolores.

(off rol: siento los post cortos, no igualan a los tuyos, trato de ser precisa nomás, es que ando en modo de últimos proyectos del año xD)
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  SP Drak3 ONI el Sáb Nov 16 2013, 05:00

-Bien, sujétate que iremos más rápido- me dijo la joven mujer con olor a rosas, tomó mi brazo e hizo que la tomara de la cintura… era una sensación extraña, depender de alguien así, hace tiempo que no me pasaba, aún no me había acostumbrado al haber nacido de nuevo por decirlo de alguna manera, miré mis heridas y vi que no estaba curando bien, aún faltaba mucho para estar completo.

-Ten cuidado- dijo, no entendí por qué, a lo mejor solo quería que tuviera cuidado de no caerme, pero no le presté importancia, tan solo caí en su espalda, era firme y suave, pero lamentablemente estaba manchando su sedoso y frondoso cabello rizado y negro de un rojo sangre, su blusa también era manchada, incluso el caballo que galopaba rápidamente era manchado con mi sangre que escapaba como mis recuerdos.

-Conozco una casa donde me estoy alojando, cuido mientras los dueños se han ido al campo a visitar a sus hijos y nietos.

No pude evitar lanzar una carcajada nuevamente, aún en ese estado mi sentido del humor se perdía de las situaciones no aptas para psiquis débiles – así que una ocupa furtiva eh?... – Escupí sangre al suelo luego de eso, no entendía bien por qué no he podido recuperarme de mis heridas, había pensado lo suficiente como para llegar a distintas conclusiones, pero ninguna parecía ser relevante.

Me sujeté firme de la cintura de aquella bella mujer mientras mi rostro seguía apoyado en su cabello, tenía cuidado de no parecer imprudente, o mal agradecido, pues en el fondo sabía que de ella dependía en estos momentos, odiaba eso… yo quien soy uno de los vampiros más viejos que hay, me veo en la obligación de pedir ayuda a una extraña, solo por no poder combatir como lo hacía antaño…

Estaba perdiendo el conocimiento cuando una voz habló, era Airis, diciéndome sigue adelante, recordé el pasado, la vi a ella danzando de forma pintoresca, junto a una chimenea que palpitaba en tonalidades rojizas aquella habitación poco iluminada… Allí nos encontrábamos, tendidos en el suelo semi desnudos, ella bailaba y yo reía, pues el pasado, incluso las partes más manchadas, eran bonitos recuerdos, recuerdos que se iban para luego volver, recuerdos que significaba haber vivido vidas incongruentes, inconsecuentes, inherentes a la esencia de mi ser.

Pero pronto la mujer danzante y semi desnuda ya no era Airis, sino la mujer que me estaba rescatando, entonces comprendí la situación, estaba perdiendo el conocimiento, por lo que me espabilé lo suficiente para abrir los ojos y ver a mi alrededor, el caballo parecía ir disminuyendo la velocidad y solo entonces pude observar nuestro destino de frente. La casa era bastante grande y al parecer bastante apartado de otras casas del lugar, seguíamos estando en Lunargenta pese a aquello.

Ella me ayudó a bajar y me dio su hombro para que me apoyara, no entendía su amabilidad, ni tampoco mi extraño deseo por depender de ella, su perfumoso olor entraba por mis orificios nasales y se registraban como fuego en mis memorias, allí caminamos hasta la entrada y posteriormente me dejó en un asiento cercano mientras ella encendía las luces, luego volvió a ayudarme a caminar y me llevó hasta la alcoba donde alguien dormía.

-Si puedes quítate la camisa, ponte cómodo, te ayudaré con esas heridas, se ven horribles y más siendo de perros – Dijo la mujer, parecía tranquila. Yo en su lugar no lo estaría. Hizo una mueca cuando vio mis heridas y luego vi cómo se fue a buscar cosas, mientras hacía eso me quité mi abrigo negro y lo dejé en un asiento a la derecha de la cama… luego lentamente me quité la camisa, miré mis heridas y vi la gravedad de ellas, en el pasado había tenido peores, pero estas especialmente no estaban curándose… no entendía bien que sucedía, y pensé… pensé hasta encontrar la solución… no había bebido sangre humana en mucho tiempo, sangre directa del contenedor, había bebido sangre en vasos y recipientes, pero no tenían el mismo efecto que el beberlo directamente de alguien… esa situación no me gustaba… nunca fui bueno para beber de los humanos, pero tenía que hacerlo si quería sobrevivir.

La joven mujer llegó con muchas cosas para curar las heridas, pero tenía que decirle la verdad –Esas cosas no ayudarán del todo como crees…mis heridas no están curando… creo que es porque no he…bebido sangre humana en mucho tiempo…

Hice una pausa para continuar hablando mientras el dolor desfiguraba mi rostro, necesitaba un poco de la sangre de la joven… -Necesito que me permitas beber un poco de tu sangre…

No estaba seguro que sucedería, los vendajes y esas cosas servían, pero beber la sangre de una humana directa del paquete me daría más fortalezas para curar… fortalezas que sin ella no tenía… aunque no estaba seguro cómo reaccionaría ella… quizás podría matarme si le place…
SP Drak3 ONI
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 220
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  Ishira el Sáb Nov 16 2013, 14:19

Cuando regresé a donde estaba, dijo algo que me heló la sangre.
-Esas cosas no ayudarán del todo como crees…mis heridas no están curando… creo que es porque no he…bebido sangre humana en mucho tiempo…- y supe de inmediato lo que iba a decir antes de que hablara...--Necesito que me permitas beber un poco de tu sangre…-

Me quedé de pié por un momento sin hacer nada, se veía muy mal producto de las heridas que tenía. Dejé lo que tenía en mano a un costado de la mesita de luz y luego me senté despacio en la cama, quedando de espalda a él. No dije nada por el momento. Pero recordé algo y lo miré con cierto temor en mis ojos. No lo quería admitir, y el hecho de recodarlo y decirlo me causó angustia hasta que las lágrimas amenazaron con salir. Llevé una mano a mi vientre y esperé que entendiera, pero no me quedaba más remedio que decirle.
-No quiero que resulte peligroso....-el nudo en la garganta no me dejó continuar, tragué saliva, respiré hondo y corrí mi cabello donde aún se veían la marca de los colmillos de Brienne. Ladeé la cabeza despacio y di espacio para que se acercara.

Por alguna razón confiaba que no tenía malas intensiones. Sentía que temblaba y seguramente cuando se acercara, temblaría más, pero no me moví. Quería ayudarle, pero que fuera cuidadoso.

-Está bien... puedes beberla, pero… ten en cuenta... esto- volví a palpar mi panza. Desabroché la blusa por la parte inferior y traté de sentir intrigada algún movimiento, pero la saqué rápido, confirmando a verdad, pero no quería admitirlo.
-Maldito Marthus...-dije mirando a la pared frente a mi, a nada en particular. Ese hombre me las pagaría con su vida lo que había hecho. Me lo juraba todos los días.

Justifiqué mis palabras, dándome cuenta que había sacado mis pensamientos afuera.
-Es un desgraciado malviviente que jamás debí mirar ni enamorarme. Hizo cosas horrendas...-hablé y el hecho de sacar afuera lo que sentía me aliviaba por dentro, como si sacara veneno.

Volví a ladear un poco más mi cabeza, dejando que el pelo cayera por el lado izquierdo, indicándole que podía beber de mi sangre. Seguía temblando entera, pero cuanto más rápido pasara, mejor.
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  SP Drak3 ONI el Miér Dic 18 2013, 03:11

La joven quedó atónita por un segundo y pensé que saldría corriendo, no la culparía por ello. Pero no, se sentó en aquella cama entre mis piernas y me dio la espalda, ¿estaba dispuesta a darme su sangre? Parecía algo temerosa y no la culpaba, no parecía agradarle la idea de unos colmillos en su cuello, o eso pensé hasta que llevó su mano hasta su vientre para luego decir -No quiero que resulte peligroso....- Su voz estaba a punto de quebrarse, como el canto de un ave por las mañanas apagado por el miedo de ser cazado, por alguna razón me sentí nostálgico, recordé el pasado, aquella mujer llamada con la primera letra del abecedario, mi mujer, antes de convertirnos en vampiros fuimos humanos y estuvimos a punto de tener un hijo, pero ella fue convertida y yo asesinado… siempre me hubiera gustado tener una familia, pero en vez de eso me convertí en el maldito que soy ahora, incluso habiendo pasado tantos años no podía tolerar aún a mi padre por habernos vendido a mí y a mi futura esposa, tampoco podía soportar el hecho de haberme maldecido luego de convertirme en vampiro, atándome a mis emociones humanas, como un mártir que debe pagar por el infinito todos sus pecados... todas sus mentiras, todos sus engaños.

La hermosa joven corrió su cabello y percibí que otro vampiro ya había bebido su sangre, tenía las marcas, dudé un segundo en insistir, podría ser mala idea beber la sangre de una mujer a la que ya la habían marcado, pero tenía que sobrevivir de alguna manera, ella ladeó su cabello y pude notar su blanquecina piel, me acerqué lentamente como podía y estando tras ella acaricié su cuello, su piel era suave y cálida como las tardes de primavera que ya no podía disfrutar como antes. Su cabello olía a rosas y su perfume me dominaba.

-Está bien... puedes beberla, pero… ten en cuenta... esto- volvió a indicar su barriga, estaba preocupada, era lógico, una madre que quiere proteger a su hijo, estaba a punto a beber la sangre no solo de aquella hermosa mujer, sino algo de la sangre de su pequeño hijo, tenía que pensar luego en alguna forma de agradecerles por esto. Me acerqué aún más a ella y casi rocé mis labios en su piel, suspiré y probablemente ella lo había sentido, el problema era que ya había manchado su ropa y su cabello frondoso con suficiente sangre y sentía algo de lastima por ensuciar ahora su piel blanquecina, su olor me cegaba, y en este estado el instinto me descomponía, pues usualmente reniego de mi naturaleza vampírica, pero hoy y habiendo perdido la suficiente sangre me sentía con sed, saborear la sangre fresca de una humana, la sangre cálida que bailaba como un manjar en mi paladar corroído por la muerte misma.

-Maldito Marthus...- Dijo la joven y eso hizo alejarme un poco de ella, ¿Quién sería Marthus?, tal vez era el padre del bebé… pero sentía cierto rencor hacia él… sentí curiosidad por saber, ¿la habría abandonado por otra mujer? Su tono de voz y la palabra maldito me hizo pensar que el odio era profuso, tanto como su cabello suave y rizado, no la veía a la cara pero podía imaginar su rostro de enfado, quizás solo estaba delirando producto de toda la sangre que había perdido…pero incluso imaginándomela enfurecida podía percibir toda su belleza, la belleza humana. Algo que había olvidado hace mucho tiempo.

Ella siguió hablando, al parecer quiso explicar quién era Marthus
-Es un desgraciado malviviente que jamás debí mirar ni enamorarme. Hizo cosas horrendas...-

Amor, esa es ciertamente una palabra que en mi vida ha significado dolor, pena y rabia, es la musa de mi inspiración pero el más hiriente enemigo con el que he podido tropezar, como una harpía que se reía en tu cara para luego salir pitando hasta perderse entre la maleza y la oscuridad de tu propia mente dejando a su paso cicatrices incurables y fácilmente reabiertas.

Ella amaba a ese sujeto… o al menos eso había entendido. En mi corazón humano deseé ser amado por alguien, volver a sentirse vivo, sentir el latir de un corazón que dejó de latir hace siglos, como la fuerza de un moribundo de lepra, aplastado por las olas de un tsunami mortal. Estaba atolondrado, mis pensamientos se turbaban y el deseo de sentirme vivo me llenaba, además el olor de aquella mujer era tan excitante como una canción de amor al oído en un despertar por la mañana, un despertar cálido, como si pudiera sentir al sol nuevamente tocar mi rostro, aunque sea por una última vez.

Sentí la necesidad de decir esto, pero antes miré mis brazos, estaban cubiertos de sangre por mis heridas abiertas aun, como verdaderos agujeros buscando una vía por las que respirar, como cañerías defectuosas e imperfectas sin poder cerrarse, abracé a la joven por la cintura y puse mi mano en su vientre para sentir la vida, estaba lo suficientemente cerca como para escuchar sus latidos de preocupación y yo solo deseaba que se tranquilizase, volver a sentir la calma de un corazón tranquilo, en el hogar, vivo y feliz… solo quería sentirlo aunque no se pudiera…

Levanté el brazo izquierdo que me quedaba libre y lo puse frente a su cara, en él tenía una herida por la que brotaba sangre –Bebe mi sangre mientras yo bebo la tuya si lo deseas, eso creará un lazo entre nosotros, le dará fuerza a tu bebé para crecer sano. Además sabré así de inmediato si estás en peligro o si tu bebé lo está, será como cerrar un pacto, no soy Marthus pero puedo ver en tu voz que si soy mucho mejor que él, puedo cuidarte, puedo cuidarlos a ambos… pero solo si bebes aunque sea un poco de mi sangre, ahora daré paso a beberla tuya, lo lamento si resulta incómodo, lo haré lo más cuidadoso posible.

Unté mis dientes suavemente sobre su cuello y estos penetraron la superficie, entonces comencé a beber, la sangre tibia entró por mis labios y sentí mucho placer, como regresar al hogar, como esa satisfacción de saber que todo estará bien, que perteneces a un sitio. Seguí bebiendo lentamente para no causar problemas a ella o al bebé, pero aún podía sentir su latir mientras la abrazaba por la cintura en aquella posición un tanto incómoda para los dos, simplemente cerré los ojos y deseé de corazón que ella sintiera deseos también de beber mi sangre, solo así podría retribuir este favor… aunque signifique un compromiso de por vida…

Sin más seguí con los ojos cerrados esperando a que ella comience a beber de mi brazo, aunque no sabía si se atrevería, lo estaba deseando, definitivamente, lo estaba deseando…
SP Drak3 ONI
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 220
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  Ishira el Miér Dic 18 2013, 04:47

El joven me abrazó por la cintura, rodeando mi vientre, provocando una ligera tensión en mi cuerpo, que parecía querer rechazar todo sentimiento que recordaran a un pasado que me enseñó demasiado, pero solo era pasado, y no deseaba vivenciarlo como si regresara. Sentí una extraña sensación en mi interior, de agrado y temor a la vez, una cierta melancolía. Tomé la mano del muchacho y apreté suavemente contra mí. Quizá de esta forma podría aceptar mi presente. y encararlo sin temor. No tenía mucha idea de cuánto tiempo de embarazo podría tener, quizá tres meses o cuatro... aún no había tenido el valor para ver a alguien experto en el tema.

-"Bebe mi sangre mientras yo bebo la tuya si lo deseas, eso creará un lazo entre nosotros, le dará fuerza a tu bebé para crecer sano. Además sabré así de inmediato si estás en peligro o si tu bebé lo está, será como cerrar un pacto, no soy Marthus pero puedo ver en tu voz que si soy mucho mejor que él, puedo cuidarte, puedo cuidarlos a ambos… pero solo si bebes aunque sea un poco de mi sangre, ahora daré paso a beberla tuya, lo lamento si resulta incómodo, lo haré lo más cuidadoso posible. -dijo extendiendo su brazo izquierdo hacia mi, que tomé con una mano y llevé por encima del vientre lentamente.

Sus palabras me habían dejado casi sin aliento. Palabras que jamás había oído antes, tan maravillosas. Mis ojos apenas se humedecieron por una extraña sensación, pero parpadeé conmovida. Sonreí como para agradecerle y quise cortar el silencio que hice. Con la voz algo temblorosa, tratando de controlarla dije.
-Gracias... dice algo muy... eres muy atento-titubeé y proseguí recordando lo otro que había dicho-Marthus es de mi pasado... no siento nada por ese sujeto desde hace ya mucho tiempo. Ese hombre me enseñó demasiado a cómo defenderme de los de su clase-sonreí esta vez sincera. Aunque ya no lo amaba, recordar las cosas que había hecho y revivirlas en mi mente me regresaban esos horribles momentos, y con ello las cosas que sentí.

Inspiré casi como un sobresalto suave al sentir su aliento sobre mi cuello y ladeé mi cabeza, dándole paso. No pensaba que era una locura ya, sino como... algo que debía hacer... Era extraño, confiaba en sus palabras. Pero sabía detectar cuando había manipulación, pero esto no lo era... por más que me esforzara en descubrir algún engaño o una mala intensión...

El muchacho se tomó su tiempo para llevar con cuidado sus colmillos hasta mi piel y que estos penetraran, produciendo que inspirara profundo y exhalara diciéndome para mis adentros que estaba todo bien. Tomé su brazo con mis manos temblorosas hasta una de las heridas abiertas y que tenía un aspecto horrible, y llevé a mis labios donde había un brote de sangre y como si fuera un suave beso, toqué su piel y absorbí un pequeño trago de esa sustancia tibia. Tragué lentamente. No era algo que me agradara, pues el gusto a hierro sinceramente no lo consideraba a algo que me gustase. Tomé otro pequeño trago, sintiendo el fluir de mi sangre sobre los labios de Drake en mi cuello.

Me habían agradado sus palabras de protección, aunque en otro momento las hubiera rechazado, sin embargo esta vez por alguna razón no lo hice. Recordé la vez que Danielle bebió de mi sangre, pero en ella hubo una sensación más distinta a esta.

Un cosquilleo recorrió mi cuerpo desde donde los colmillos del vampiro, y mi piel se estremeció un poco. Sonreí para adentro. Cualquier roce que fuera en mi cuello me producía la piel de gallina. Lo consideraba normal. Aunque en un pasado hubo gente que dijo que yo sería una mujer que le gustaría la fiesta con muchos hombres a muy temprana edad, pero acá estaba, que nunca decidí entregarme a un hombre, solo a quien deseaba amarme de verdad y yo amara por igual, y después de Marthus, ya no creía en el amor verdadero. Sólo me había creado mera ilusión de una relación perfecta, feliz... y él mismo se había encargado de destruirla en pedazos. Ya no dolía, pero decepcionaba sentir que el amor no era algo que se tomara en serio...
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  SP Drak3 ONI el Jue Dic 19 2013, 03:31

Su sangre era deliciosa, suave como la brisa marina, pero consistente como la furia del mar, tenía un leve tono dulzón que escapaba de lo usual, como aquel vino que servía mi madre para las fiestas de fin de año, ella en su vestido color beige de siempre se juntaba con mi futura esposa a preparar pastelillos para mí y mi padre, en ese entonces creían que era viejas amigas... nunca me imaginé lo que pasaría después, como el dinero y los sucios negocios terminan con la vida y las esperanzas de alguien, te ahorcan como si fueras una pequeña rata en el alcantarillado equivocado, o la little cucaracha aplastada por un gran zapato de concreto macizo. Así mismo se sentía ver a tu mujer siendo violada y convertida en vampiro frente a ti, todo por habernos vendido a una secta, todo por haber vendido a su propio hijo y a su futura esposa... lo que ellos nunca se enteraron es que también...sí...también vendieron a su pequeño nieto.

Ella comenzó a relajarse, incluso sin habernos presentado la conexión nos había entrelazado de tal manera que podía oír su respiración en sincronía con la velocidad a la que succionaba su sangre, aparté un poco más su cabello pero de forma delicada, ya era suficiente con haberla manchado con mi sangre y no quería que se ensuciara con la suya. Ella tomó mi mano en su vientre y la apretó, como si quisiera que siguiere, como si estuviera dispuesta a aceptar mi propuesta.

Al parecer quería decirme algo, su cuerpo se relajó y ya nos habíamos convertido en dos pequeños y juguetones animales, presas del placer y de la confianza, victimas del ayer pero ganadores del presente, por un segundo sentí que la vida me daba una oportunidad, sentí que otra vez sobreviviría a la muerte... en mis adentros imaginaba a aquella dama a la que llamó muerte, con rabia y recelo por haberme escapado de su malevolencia y de su totalidad a la hora de tomar decisiones, como guijarros saltarines erosionados por el agua, escapando a penas de la furia del mar, así me sentía mientras me daba cuenta que la sangre estaba surtiendo efecto en mis heridas, estaba recobrando la energía que necesitaba, pronto tendría que dejar de beber su sangre, pero ya no lo quería, ahora sentía las ganas de besarla... no sabía por qué...

-Gracias... dice algo muy... eres muy atento- Dijo con una voz temblorosa, como si titubeara, al parecer quería decir algo más, ella estaba entre mis piernas y mi pecho y no podía verle la cara, pero juraría que está sonriendo, algo había cambiado en ella, ya no tenía esa actitud defensiva y ruda, ahora mostraba su verdadera naturaleza. Luego continuó. -Marthus es de mi pasado... no siento nada por ese sujeto desde hace ya mucho tiempo. Ese hombre me enseñó demasiado a cómo defenderme de los de su clase- Así terminó su frase y luego efectivamente sonrío, lo sentí por aquel rápido suspiro que uno da cuando sonríe, aunque no podía verle la cara por estar detrás de ella sentí su sonrisa, lo sentí en la sangre que estaba bebiendo.

Noté como había suspirado luego de haberle respirado sobre su cuello, al parecer aquello la habría sobresaltado, como dos amantes que se tocan a la luz de las velas en una noche de Abril, o como aquellos pingüinos que se cobijan juntos para mantener el calor, mientras ella suspiraba de nuevo a medida que mis colmillos entraban en su piel, su cuerpo había dejado de estar rígido, había confiado en mí y yo se lo agradecía, le bajé la blusa un poco más, hasta un poco más abajo del hombro y me alejé para tan solo lengüetear mis labios para no perder la sangre que allí se había acumulado, luego ligeramente acaricié su hombro desnudo, suave como la seda, su piel blanquecina hacía juego con mis manos pálidas. Ella luego tomó mi brazo y lo levantó con ambas manos, observó con detenimiento mi herida llevó sus labios hasta ella, como si estuviera besándome, sus labios eran cálidos al lado de mi piel, incluso de mi sangre, bebió de mis heridas por lo que yo volví a beber de la suya, ya tenía un poco más de energía, así que sabía que debía parar, aunque en el fondo no quería. Ella tomó otro pequeño trago de mi sangre y al parecer la sangre no le agradaba, era lógico, a ningún vivo le agrada, quizás a mí tampoco si no fuera uno de los pocos medios que tengo para vivir.  

En ese minuto nos habíamos hecho uno, sintiendo las sensaciones del otro, extasiados por la complicidad, ella se estremecía de nuevo por el roce de mis labios, podía sentirlo en su piel, era una mujer muy sensitiva y sentí que ya era suficiente –Gracias por tu ayuda- dije, separando de a poco mis labios de las heridas propinadas por mis colmillos, pero no sin antes dejar un pequeño beso en aquella zona, para luego tomar un paño dejado por ella en la cama para curar y limpiar mis heridas, al contrario, yo lo pasé por la zona donde mis colmillos habían mordido, pero por alguna razón quise más, en un movimiento rápido la tomé del cuello suavemente e hice que me mirara directamente a los ojos detrás de ella, quedamos muy cerca el uno del otro, podía percibir su respiración agitada, al verla de cerca, más consciente y más compuesto pude notar lo realmente hermosa que era –Lamento no haberme presentado antes, mi nombre es Drake- dije acariciando su hermoso rostro, pero luego caí en cuenta que seguía ensuciándole de sangre, aunque ahora mismo solo observaba sus labios tan cerca mío y unas ansias enormes por probar sus labios emergieron en mí, para luego pararme en sus ojos y sentirme anonadado por su sincera mirada, la mirada de una mujer que ha sufrido, dura, pero cálida en el fondo, incluso tierna, estaba extasiado cuando volví a sus labios, y allí me quedé, mirándola de cerca.
SP Drak3 ONI
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 220
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  Ishira el Jue Dic 19 2013, 19:21

–Gracias por tu ayuda-dijo el joven apartando suavemente sus labios de mi cuello, y pronto una mano de él me giró para mirarlo, encontrándome directo con sus ojos. Su rostro estaba muy cerca mío. Tragué saliva algo incómoda –Lamento no haberme presentado antes, mi nombre es Drake- habló y sonreí en respuesta, agradeciendo que me hubiera dicho su nombre.
-Ishira de Mahesia-respondí y sentí su mano acariciar mi mejilla.
Sentía cómo se me cortaba la respiración en cuanto rozó suave mi mejilla. Mi corazón era frio, no era el mismo que hace tiempo, cuando podría haber sentido algo maravilloso ante ese gesto. Pero una fría barrera impedía que me entregara a esa caricia. Llevé mi mano a la de él, tomándola suave y le sonreí una vez más.

¿Por qué este terror? Motivos sobraban, y el principal era que no deseaba sentirme apegada a nadie a través de los sentimientos, de extrañar y sufrir por ello. Percibí un nudo en la garganta y tensé un poco mi rostro, al recordar cómo había extrañado a Marthus, y sin embargo él nunca hizo nada, sabiendo cuanta falta me hacía. Me acostumbró a su ausencia, a no esperarlo más. Había sentido algo que ese sujeto jamás sintió por mí, haciéndome sentir humillada yo misma. Lo busqué sin darme cuenta que él jamás hubiera hecho lo mismo, ni sufrió, ni me extrañó, ni siquiera derramó una lágrima. Supo lo que yo sufrí y no hizo nada.

No deseaba que nadie me protegiera, porque sabía que en algún momento tal persona se marcharía por alguna razón y yo extrañaría de nuevo. Quería valerme por mí sola, sin ayuda de nadie.

Drake no parecía un mal muchacho, su rostro denotaba que había vivido mucho, alguna larga historia, y se había ofrecido a protegerme. Era encantador, sus palabras... Pero no podía convencerme, no quería. Tampoco quería huir, quizá solo saber que estuviera allí, pero cuando debiera marcharse, no extrañarlo...

Me aparté suave, y me levanté, volteándome hacía él, sentándome a su costado derecho, a la altura de su cintura. Llevé una mano a su hombro izquierdo, y empujé suave hacia atrás, diciéndole.
-Tendrías que descansar, así mejoras más rápido. Estar levantado puede abrirte las heridas-le sonreí. Su mano derecha estaba en mi regazo, y al llevarlo contra la almohada, pude sentir que sin querer rozó mi vientre y sentí algo cálido en mi interior, otra vez como si fuera una caricia. Pude observar mejor su rostro a la luz de las velas. Algo en él me hizo sonreír.

Me giré hacia la mesita de luz, tomando un paño húmedo de una cuenca y lo llevé hacia su hombro izquierdo, donde una de sus heridas había sido más profunda. Me incliné hacia él, dejando que mi cabello cayera hacia el costado izquierdo mío, interponiéndose en la vista de él hacia mi rostro. Con cuidado pasé el paño por la herida, absorbiendo y limpiando la sangre que manchaba esa zona.
-¿Te encuentras mejor?-pregunté para romper el silencio.
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  Ishira el Mar Ene 14 2014, 18:29



Drake se había dormido, asi que salí del cuarto cerrando la puerta, dispuesta a regresar despues.




Off rol: si quisieras llegar a continuarlo, abrimos uno nuevo. -.-
FIN DEL TEMA
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  SP Drak3 ONI el Mar Ene 14 2014, 22:37

Ishira de Mahesia era su nombre, era único, tantos años escuchando nombres y estaba seguro de que no olvidaría este, como el acontecimiento voraz de mi mente que distorsiona todos los recuerdos, que me habla sobre la codicia y la vanidad, que me expone ante el mundo con el caos cordial de la despedida del rey que fui en alguna oportunidad. Pero ahora no era más que un novato, perdido entre los brazos de una mujer con problemas comunes, pero perseguida por recuerdos no tan normales.

Nos mantuvimos así por unos segundos, no muchos, pero noté su incomodidad, sus músculos se tensaron de alguna manera, los cuerpos de la gente también tenían recuerdos, a lo mejor ella no estaba a gusto con la cercanía, como al inicio de todo, cuando íbamos en el caballo, pero no estaba seguro, así que lo dejé estar, ella tomó mi mano en su mejilla y sonrío, pero supe en ese minuto que algo malo pasaba, se puso de pie y se sentó a mi lado, luego me empujó y sentí el tirón de las heridas aún abiertas, comencé a reír, pero no le dije por qué lo hacía, me sentí rechazado, hace tiempo que no era rechazado por alguien, recordé a quien hoy ocupa mi sitial como rey, la nueva reina de los renegados… recordé cuando éramos presa del momento, sin nada que preocuparnos, jugando entre los matorrales y escondiéndonos de los súbditos para pasar tiempo haciendo estupideces… pero el pasado pasado era, estaba tendido sobre la cama ya, las heridas serían cerradas y yo ya poseía más energía para curarme.

-Tendrías que descansar, así mejoras más rápido. Estar levantado puede abrirte las heridas

Claramente había desviado la atención, pero tenía razón debía de descansar mientras ella me vendaba, sin querer toqué su vientre y ella sonrió, era hermosa como la luz de las velas que nos regocijan, usualmente escucho voces en mi cabeza, me dicen ama al odio y odia al amor, pero hoy esas luciérnagas de putrefacción se han callado en mi interior, como un estado de paz, paz que no recordaba, que no sentía hace años, estaba bajando la guardia, el rey estaba bajando la guardia, algo de temor sentí, pero lo dejé estar…porque hace bien bajar la guardia de vez en cuando.

Pero parecía que ella no bajaba su guardia, cubrió su cara con su pelo y comenzó a limpiarme las heridas y a vendarlas luego de pasar aquel paño húmedo sobre ellas.

-¿Te encuentras mejor?- Dijo luego de un rato cuando ya varias heridas fueron vendadas, la verdad no me interesaba sentirme mejor aunque lo estaba, pero algo seguía dándome vueltas en la cabeza.

-Lo siento- Pedí disculpas, sentí que era necesario –No quise…no quise que te sintieras incómoda, mis heridas ya están bien, debería marcharme, no quiero molestarte.

Y entonces mi ojo izquierdo dolió, y una risa que hace tiempo no escuchaba revoloteó en mi cerebro, la voz de mi otro yo, del demonio que quería ocultarles a todo, Dennis, el hombre que fui y el hombre que siempre seré.

-¿amas perder el control cierto?, lo deseas, quieres que salga y viole a esta mujer, quieres que destruya tu vida como tú destruiste la mía.

Lo cierto es que la gente tiene cosas que ocultar, asesinatos, cúspides de relaciones dolorosas, fracasos, demonios, infinidades de cosas que deseamos olvidar, que deseamos dejar atrás por no poderlas soportar más, Dennis era una de ellas, no lo había sentido desde mi regreso, pero era obvio, el regreso de Drake significaba el regreso de él. –Cálmate muchacho, el caos recién comienza, no querrías que esta hermosa mujer se enterara de tu pasado… ¿verdad?

Y entonces y solo tras las palabras del demonio rojo recapacité, y miré a mi alrededor, dejé el mundo de las bestialidades en mi cabeza y volví al presente, estaba semi desnudo aún y vendado, gritando como un niño y tomando mi ojo izquierdo cubierto por el parche de pirata, la vi a los ojos y me di cuenta que era imposible que, pues… no se haya percatado de mi extraña conducta, pero ella no debía saber lo que yo era y lo que llevo dentro.

Solo llevé mi mano izquierda hacia la cama e intenté tranquilizarme, pero la voz seguía en mi cabeza -Será mejor que se vayan de ahí príncipe, las cosas ya no son seguras por ahí - Me perdí otra vez entre mis pensamientos, como un laberinto de caminos inconclusos y olvidados, corroídos por el veneno esparcido a través de mi torrente sanguíneo inamovible...¿es que Dennis intentaba ayudarme? no estaba seguro, así que cerré mis ojos y agudicé mis sentidos y lo comprendí -Algo viene hacia nosotros -dije abriendo los ojos nuevamente para mirar a la mujer, no había tiempo de explicar nada más -Estamos en peligro, tenemos que irnos de aquí.
SP Drak3 ONI
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 220
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  Ishira el Miér Ene 15 2014, 01:47

Off rol: no sabía que Drake llevaba parche ^^.

Cuando terminé de vendarle, me volví a sentar a un costado de él. Me gustaba acercarme, pero rechazaba que se acercara a mí, y ala vez quería, pero... mi mente tenía una gran batalla respecto esto y no sabía qué hacer.

Me percaté en el parche de su ojo. Y lo miré algo impresionada, pero llevé mi mano a us rostro, algo atrevida por la curiosidad, aunque temía ver algo que no me agradara. No me importaba si su pupila era como la de vampiros, eso lo toleraba, pero que no tuviera ojos... eso ya sería un bochorno para mi, por curiosa.

-¿Qué te ha ocurrido..?-pregunté y acaricié su mejilla, suave, como para que mantuviera la guardia baja y levanté el parche, sonriéndole, pero nerviosa a la vez.

***************************************************************************************

-Perdona el atrevimiento...-me disculpé después con una sonrisa comprensiva pero él dijo que se acercaba un peligro y lo miré algo alarmada-¿Cómo puedes saberlo Drake? Quiero que descanses... Si algo viene, conocerá lo que es haber interrumpido...-detuve mis palabras, pero mi mente terminó" esta batalla de mi mente".

****************************************************************************************

La puerta de la casa se abrió de un golpe y un hombre gritó.
-¡Sé que estas acá! ¡Sé que estás viviendo acá! -ingresó junto con otros hombres, amigos de él-¡Tendrás que acompañarme, y sabes bien que no puedes pelear!-

Me levantó de golpe, molesta y dije.
-Son gente de Marthus, el "viejo amigo" que te mencioné antes...-conté con amargura y empuñé mi espada. Pero miré a Drake con una sonrisa peligrosa. Estar acompañada me generaba más seguridad-Si me anda buscando, tendrá que venir el mismo ¿No? Además me necesita de una sola pieza, así que es más probable que quiera hacerte daño a ti, así que no te preocupes-le guiñe el ojo.


Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  SP Drak3 ONI el Dom Ene 19 2014, 22:44

Off rol: creo que lo mencioné en algún lado xD

La noté algo dudosa de su actuar, como si tambaleara en sus decisiones, o tal vez eran solo conjeturas mías, pero ella se sentó a mi lado, Ishira... con su cabello frondoso y aún con mi sangre entre sus ropajes, la situación era algo grotesca, como cuando Dennis se bañaba en sangre luego de ser convertido... convertido en lo que soy ahora, una extraña sensación que pareciera que vive, pero que no está seguro de aquello.

-¿Qué te ha ocurrido...?- preguntó acariciando mi mejilla, noté que se refería a mi ojo cubierto por el parche, no quería mostrar aquello, era lo que generalmente le ocultaba a las personas, solo puedo recordar a Elsa,  Kurono o a Lewone, las únicas personas que han visto mis ojos... pero a ella no le importó mi preocupación y sin más me arrebató de la cara aquel parche en un momento de debilidad.

Al descubierto quedó mi heterocromía, el ojo derecho, oscuro como la oscuridad misma y el izquierdo, rojo como la sangre misma, cuando aquel ojo era abierto mi realidad se distorsionaba, las cosas que veía no eran las mismas, veía dos imágenes superpuestas, lo que siempre estuvo en mi cerebro se hacía visible, distintos mundos pasaban por mi visión al mismo tiempo, podía ver a Ishira delante mío sonriendo pícaramente y también podía ver a mi padre siendo asesinado por mí en la misma habitación, rápidamente me cubrí aquel ojo y lo volví a tapar tras el parche.

-Perdona el atrevimiento...- Dijo disculpándose.

-Ya viste lo que hay tras el parche, mi ojo de distinto color- no quise indagar en más, como en las visiones de distintas realidades que veía o en el dolor que me producía cuando la voz de la otra persona en mi interior conversaba conmigo.

Ella luego dirigió su atención hacia mi información de peligro. -¿Cómo puedes saberlo Drake? Quiero que descanses... Si algo viene, conocerá lo que es haber interrumpido...- por alguna razón se detuvo, pero no estaba seguro por qué, era extraño, ahora que había bebido su sangre podía comprender sus sentimientos, podía sentirlos de alguna manera, parecía haber sacado valor de alguna extraña situación, pero no podía responder su pregunta, no podía decirle que mi ojo izquierdo a veces me habla, me creería loco y no quería que ella me viera así, ella menos que nadie.

Pero luego un sonido nos interrumpió mientras me colocaba la camisa y el abrigo que había dejado antes, ya me sentía mejor, creía al menos que podía correr, pero entonces el problema nos golpeó a la puerta. -¡Sé que estas acá! ¡Sé que estás viviendo acá!-
-¡Tendrás que acompañarme, y sabes bien que no puedes pelear!-

No entendía muy bien que sucedía, pero luego lo comprendí, o más bien ella lo explicó -Son gente de Marthus, el "viejo amigo" que te mencioné antes...-

Vi como sus músculos de la muñeca se tensaron al tomar lo que era una espada, entonces ella me miró, como las agallas que vi en un inicio, cuando vampiros y lobos nos seguían el paso. -Si me anda buscando, tendrá que venir el mismo ¿No? Además me necesita de una sola pieza, así que es más probable que quiera hacerte daño a ti, así que no te preocupes- Y me guiñó el ojo, no pude evitar reír, sobre todo por la frase de que probablemente el único dañado aquí sería yo...nuevamente...

Pero con sangre fresa de humano en mi cuerpo volvía a retomar la energía de la juventud de un vampiro cualquiera y mis heridas habían comenzado a regenerarse, sin más me dirigí hacia ella ya vestido con mi abrigo -Entonces... ¿Cuál es el plan?-
SP Drak3 ONI
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 220
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  Ishira el Lun Ene 20 2014, 18:23

-Supongo que sé demasiado... ahora viene la parte en que me dices que tendrás que matarme?-bromeé y reí.
Me sorprendió que Drake se levantara después, pero yo tomé la lámpara de aceite de la mesa de luz y le hice gesto a él para que hiciera silencio. Le hice retroceder un poco, e impedí que interviniera cuando la puerta se abrió y lancé todo el líquido y fuego de lleno en la cara al primer sujeto que entró.

El maleante se cubrió el rostro con un fuerte alarido de dolor y retrocedió, pero yo apunté con mi espada y exclamé.
-¡A mí ya no me van a joder, se largan de acá, y más si vuestro "señor" me quiere con vida! ¿O no es así?- pregunté apoyándome en defensiva, con la espada empuñada hacia el sujeto que tenía el rostro herido ahora. Los miraba con mucho desafío. Mi mano libre estaba sobre mi vientre.
Como era un pasillo, no podían entrar los otros, y habían intentado sacar a empujones a este, pero como lo tenía en una posición algo delicada, donde al menor movimiento podría morir con un tajo en su garganta, quedó siendo de escudo.

-Diles a tus hombres que ya no me busquen, ya he dicho-dije con tono cortante y potente.
- ¿Quién es ese que te acompaña? a Marthus le encantará saber de él....-gruñó otro detrás.

Miré a Drake arqueando las cejas. Yo me interponía en la puerta, pero me sentía segura de mis movimientos. Esperaba que no se sintiera muy incómodo de que fuera yo quien lo estuviera protegiendo, y pensar eso me hizo sonreír.
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  SP Drak3 ONI el Dom Ene 26 2014, 04:35

-Supongo que sé demasiado... ahora viene la parte en que me dices que tendrás que matarme?- Dijo la bella mujer luego de reír, yo también reí con ella -No, pero podría secuestrarte y hacerte mía - Dije con un tono burlón y picaresco. Poco a poco recobraba la vertiginosidad de la vida de un vampiro dispuesto a obtener un poco más de diversión.

Cuando estuve incorporado noté su sorpresa, pero lo cierto era que aún quedaba mucho para sonar completamente, las heridas apenas vendadas por cualquier esfuerzo podrían chorrear de nuevo, pues somos inmortales... pero hay leyes de las cuales no podemos escapar. Sin más vi que tomó una lámpara de aceite y recordé aquel otro mundo que observo cuando me quito el parche, allí las calles y escaparates están alumbradas con algo que se conoce como ¿"electrucosidad"?... creo que ese no era el nombre exacto...

Entonces volví a este mundo una vez más, para observar como con su dedo me pide que guarde silencio, pero lo que sucedió a continuación me sorprendió aún más, e hizo retroceder como si quisiera protegerme... a mí... el que fue rey de los vampiros... creo que algún día tendría que contarle esa historia mí.

Entonces y solo cuando aquel tipo se retorcía de dolor y con sable en mano pronunció las palabras -¡A mí ya no me van a joder, se largan de acá,  y más si vuestro "señor" me quiere con vida! ¿O no es así?-

El detalle de la situación no pasaba por alto, podía ver su mano sobre el vientre y Dennis comenzaba a sentir placer por la escena grotesca del hombre quemado, lo que la gente realmente no sabía sobre mi ojo es que cuando está cubierto por el parche...sólo cuando está cubierto por el parche... cambia de posición y se contorsiona de maneras horripilantes, lo que me genera un intenso dolor, como el que sentía ahora, pues el placer de Dennis hacía que el ojo bailara e su posición y no pude evitar llevar mi mano izquierda nuevamente hacia mi ojo, pero algo era diferente, e mi boca había una sonrisa... quizás yo también disfrutaba de lo que veía.

Ishira utilizó al herido para impedir los pasos a los demás, para entonces ella continuó hablando. -Diles a tus hombres que ya no me busquen, ya he dicho-

- ¿Quién es ese que te acompaña? a Marthus le encantará saber de él....- dijo otro tipo que logró divisarme atrás, no sabía que responder, pues ella me miró decidida a protegerme, supongo que tal vez ella pensaría que decir quién era podía ser peligroso, aunque también sabía que podía cuidarme solo, pero decidí seguir su historia, después de todo ese es uno de mis apodos, "el que mueve y cuenta las historias" y como buen caballero que soy le seguí el juego, o al menos lo que interpreté de él -Solo soy un fantasma, no estoy aquí-

Luego susurré para que solo me escuchara ella -Este lugar tiene alguna salida trasera, porque... ¿deberíamos irnos no?



Tan solo esperé su respuesta.
SP Drak3 ONI
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 220
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  Ishira el Dom Ene 26 2014, 21:13

-No se a que hemos venido... Pero manténtenos preparado, la muerte se les acerca...-amenazó uno de los sujetos.
Negué con la cabeza a Drake. No había puerta trasera en el segundo piso de la casa. Sólo la ventana. No iba a permitir que me sacaran de mi propia casa esos sujetos, y no tenia miedo e matarlos en defensa propia y del vampiro.

-Están en desventaja, y aún más si intentan tocarme. Mejor que se retiren en silencio antes de que lleguen los guardias del castillo. Conozco buena gente y agradezcan que aún no los han encerrado- comenté con voz enérgica avanzando hacia ellos que retrocedieron.

Apuntaba con mi espada y sabían que y tenía razón. No habían contado con que supiera defenderme.

Mas tarde, cuando conseguí que esos sujetos se marcharan, me acerqué a Drake observándolo, y haciendo que se quedara quiero, como madre que reprendía a un hijo y lo rodeé examinándolo.
-Pareces estar mucho mejor... pero quiero que pases la noche acá- no sonó a pregunta, sino una orden y cuando lo enfrenté sonreí cariñosamente. Me caía bien este muchacho, y su rostro, a pesar del ojo con el iris rojo, era muy atractivo.

Podría ser el comienzo de una amistad y yo cambiar un poco mi parecer contra los vampiros que me había cruzado hasta el momento.

(off rol: con esto terminaría mi post ^^)
Ishira
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 340
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  SP Drak3 ONI el Lun Ene 27 2014, 04:39

-No sé a qué hemos venido... Pero manténtenos preparado, la muerte se les acerca...- dijo uno y no pude evitar reír, después de todo yo ya me encontraba muerto de una forma u otra

Miré a Ishira quien negó mi propuesta con desdén, no estaba dispuesta a ceder, así que tan solo le guiñé el ojo derecho, el que me quedaba descubierto

No pasó mucho tiempo para que Ishira casi gritando les dijera -Están en desventaja, y aún más si intentan tocarme. Mejor que se retiren en silencio antes de que lleguen los guardias del castillo. Conozco buena gente y agradezcan que aún no los han encerrado-  para hacerlos retroceder, lo gracioso era es que efectivamente le estaban haciendo caso, por lo que se fueron retirando de a poco hasta que nos quedamos ella, yo y su espada... tan solo esperaba que no me apuntara a mí con ella.

Lo que pasó luego no me lo esperaba, pues ella y como si estuviera reprendiéndome por algo me habló tajantemente -Pareces estar mucho mejor... pero quiero que pases la noche acá- Levanté la ceja ante la propuesta, luego reí, la última vez que me dijeron eso fue para tener relaciones sexuales, pero ahora era como si mi madre intentase castigarme. -Me quedaré con una condición - le sonreí de media luna quitándome el abrigo -No me hagas dormir en el sofá -reí y me recosté en aquella cama matrimonial ensuciada con mi sangre... si lo pensaba un poco era una escena grotesca, pero no importaba, los problemas por hoy parecían haberse ido


FIN.
SP Drak3 ONI
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 220
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucky...Maybe... [Privado,+18. Drake - Ishira]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.