El fin del pantano (libre pero lleno)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Mireya el Dom Nov 10 2013, 03:38

En bosque era oscuro, lleno de ruidos raros y animales peligrosos. Pero sabe que aun así era mucho mejor que el pantano, el suelo era firme y la atomosfera estaba limpia. Tanto a la parte orgánica como la parta mecánica de la joven recibían con alegría este nuevo entorno. Por otra lado su curiosidad empezó a buscar información útil en el entorno, aves, frutas, plantas. Podía crear comida, medicinas, robar diseños. Sobre todo estos ultimos del los animales se podia aprendar tantas cosas, su tecnicas de casa, su formas de escapa, sus armadruas su camuflajee....

CAMUFLAJE... Su capa la perdio en el pantano, si iva a la ciudad la verian como un bicho raro, necesitaba remplasarla. Mientras pensaba esto se paro en seco, de repentente volvio a reaccionar. -tengo que matar a algún animal, no puedo ir así a la ciudad. mas de una ves me llamaron engendro del demonio - la niña, tenia brazos delgados como los huesos y unos largos tentáculos que le salían donde deberia tener cabello. De repente la mecanica se acordó del cañón de su acompañante.

Tiro de la mano de su compañero para que la mire y poniendo la sonrisa de niña buena - Perdí mi capa cuando nos conocimos, me ayudarías a conseguir pieles para armar una nueva - aunque tenia le extraña sensación de que matar era algo que le gustaba hacer a programa Anubis


Última edición por Mireya el Vie Nov 22 2013, 21:41, editado 1 vez
Mireya
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 188
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Arcoiris el Lun Nov 11 2013, 03:14

Arcoíris apareció en medio del bosque caminando como toda una viajera espectro, una sonrisa en su cara indicaba su buen humor, detrás de ella flotaba un fuego fatuo purpura.

Si bien parecía perdida al ver a la chica su sonrisa delataba que había estado siguiéndola y con una reverencia se presentó.

-Saludos Jovencita, soy Arcoíris y pasaba curiosamente por este lugar.

Al levantarse su capa ondeo ligeramente mientras el fuego fatuo danzaba a su alrededor.

-He viajado de las Islas en busca de algún maestro artífice que pueda ayudarme, casualmente me un pajarito me dijo que había alguno rondando por el pantano cercano al bosque. Me preguntaba si eres la persona que busco, sería una suerte no tener que viajar mucho.

La sonrisa de arcoíris quedaba expuesta como si estar varada en medio de un pantano fuera normal para ella. Sus kilij colgaban de ambos lados demostrando que no era una indefensa viajera y aquel fuego fatuo que la rondaba jugaba con el color negro y rojo de la chica dándole un aspecto de una cazadora.

-Conoces a alguien que pueda ayudarme?
Arcoiris
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 42
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Anubis el Mar Nov 12 2013, 23:53

Off: Pero mirad nada mas a quien tenemos por aquí... No espere fuera tan pronto. Lamento la demora.
______________

Bueno... Matar como matar no es algo que le resulte placentero al virus. Sus emociones por lo momentos son inexistentes, y si bien es cierto que puede matar sin remordimientos todo lo que se le cruce en su camino, lo hace porque lógicamente es la solución mas eficaz para superar un problema. ¿Alguien no para de hablar? Lo matas. ¿Te están persiguiendo? Los matas. ¿Alguien no quiere compartirte su comida? Lo matas. ¿Un vendedor no quiere hacerte una rebaja por alguna vestimenta que necesitas? Pues le regateas... Pero si no sirve, ya sabéis que hacer.

La niña junto a la que caminaba el imponente Anubis detuvo su paso, obligando al muchacho a detenerse también. Ahora que son un grupo, ya no podía ignorarla como antes. No tanto. Ella dijo algo de parecer una abominación. Créanlo o no, eso era algo que el guerrillero robot comprendía bien. No por nada su apariencia externa era tan estilizada, y es que como el virus que es, una de las premisas de su supervivencia es pasar desapercibido aparentando algo que no es. Bien sea en el mundo real, o en el intangible que solo las maquinas pueden acceder (software).

Tiró de su mano y le pidió al muchacho que le ayudara a conseguir una nueva. El mecánico personaje no entendía bien que debía hacer. Aunque consiguiera los animales, no tenia las herramientas para despellejarlos, y mucho menos para hacer una capa. Pero como entendía su dilema no podía negarse.

- Si. - Respondió haciendo gala de su gran elocuencia, sin saber que ella no sabía que el cañón de su mano nunca en la vida le había acertado a nada que estuviera a mas de 1 metro. - Esperar aquí. - Ordenó a su compañera.

En ese momento, se alejo de ella perdiéndose entre los árboles y matorrales cercanos a hacer quien sabe que. Quizás tenía que ir al baño. Pero cualquier cosa estaría bien mientras daba tiempo al otro personaje a entrar a escena. En lo que Anubis pasó un tiempo perdido en el bosque, una mujer se acercó a Mireya e intercambiaron algunas palabras.

Cuando iba de regreso a donde estaba su amiguita, escuchó una voz que no era familiar. Tan silencioso como pudo, considerando que pesa más de 200 kg, se acercó a donde estaban las 2 mujeres y permaneció oculto unos segundos, a espaldas de la nueva integrante, mientras escaneaba a la intrusa. Notó las armas, así como una inexplicable llama que se movía cerca de ella. Pero sobre todo, el agresivo muchacho notó que era natural... Orgánica.

En ese instante pensó en un montón de hipótesis y teorías de porque estaba junto a Mireya, yendo desde secuestro hasta desmantelación. Todas ellas concordaban en que no era por nada bueno y mientras él estuviera cerca, ninguna de ellas iba a suceder. Mireya, que estaba de frente al lugar donde se ocultaba, quizás notó 2 sutiles luces rojas que no eran común en la oscuridad de la noche. Si las recuerda, sabe que no son nada bueno.

Cuando terminaron de hablar, la perfección de maquina conocida como Anubis salió de su escondite, caminando tranquilamente como si nada con las manos arriba para demostrar que no estaba aparentemente armado. El rojo en su mirada no demostraba mas nada que unos ojos que brillaban por sí mismos. Sus vestimentas eran arapos arruinados. Su torso estaba parcialmente cubierto por una bata de laboratorio que toda rasgada, como si una bestia se la hubiese tratado de arrancar y con manchas de sangre. El pantalon no estaba en mejor condiciones y caminaba totalmente descalzo.

Extendió su mano derecha hacia el rostro de la nueva mujer, para saludarla, moviendo su mano de un lado a otro, dejando entre su extremidad y la cabeza de ella poco mas de 60 cm.

- Saludos. - Fue lo único que dijo.

Un muy sutil sonido del chasquido de 2 metales se escucho en el aire. El muchacho preparaba estruendoso saludo.


Última edición por Anubis el Miér Nov 13 2013, 15:05, editado 2 veces
Anubis
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 53
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Kaitha Audax el Miér Nov 13 2013, 02:10

Aquellos árboles frondosos que dejaban filtrar la escasa luz plateada entre el espacio de sus hojas era lo que iluminaba su sendero. El crujir de las ramas secas y tierra removida indicaba que aquél ser vivo seguía con su corazón latiendo. Si alzaba la vista podía ver la flora verde mecerse ante el viento y si ponía atención con su oído, pequeños sonidos a lo lejos y cerca, mezclándose en una sinfonía natural, le indicaban una vez más que estaba ahí mismo: perdida.

Llevaba un par de horas buscando algún  camino que le indicara con seguridad que se trataba de un pase común entre los viajeros, pero lo único que alcanzaba a ver  era pasto, tierra, flores, ramas y rastros de comida de los animales del bosque, y sólo si la bóveda nocturna se lo permitía. No estaba preocupada ni enfadada, sólo estaba expectante a lo que fuese a suceder. Para mantener precauciones, su mano izquierda siempre sujetaba la daga por si se presentaba la ocasión.

La joven silbaba en un tono bajo para no alertar a cualquiera que se acercara, mirando por el rabillo del ojo cualquier movimiento extraño y poniendo atención a lo que estaba a su alrededor. Poco tiempo después bajó la mirada y vio rastros de que una o dos personas habían estado caminando. Se agachó para analizar las huellas y estaban frescas, lo que le indicó que no tenían mucho tiempo. Una sonrisa de oreja a oreja se dibujó en su rostro y aceleró levemente su andar para ver quién o quiénes eran los creadores de los rastros. Aún le costaba saber si era alguien grande o pequeño, pero el sólo encontrar eso le permitió emocionarse.

Cuando faltaba poco para llegar escuchó unas voces a lo lejos. Se acercó lo más sigiloso que podía y se escondió detrás de un tronco grande que sostenía una enorme copa verdusca oscura. No podía identificas cuántas personas eran, pues sólo escuchó tres voces distintas. Le convendría viajar en grupo y más con esa oscuridad. Se había acostumbrado a ella, pero la compañía era agradable.

Dejó de sostener su daga y tomando aire, se dirigió al lugar donde estaba el pequeño grupo. La joven de ojos azules y cabello negro, con una capa oscura que cubría su cuerpo sale de los troncos del fondo y observa a cada uno, atenta y con una sonrisa en su juvenil rostro.

-Buenas noches-realiza una leve reverencia a modo de saludo-.

Miró con admiración el fuego fatuo de la otra chica y no pudo evitar emocionarse más. Sin pensarlo dos veces se acerca a ella y se agacha con precaución para ver las llamas.

-Son muy bonitas. ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres bruja de fuego? ¿Es un truco ilusionista? ¿Qué se siente? ¿Te quemas cuando produces fuego?

Desvío su mirada curiosa y ahora se topó con el mal estado físico que presentaba aquel hombre. En una mezcla de incertidumbre y temor por el bienestar de él, caminaba a paso lento mientras le hablaba.

-¿Estás herido? ¿Necesitas ayuda? Se un poco sobre medicina, puedo prepararte algo... ¿Tu atacante está cerca? ¿Buscas un refugio?

Dándose cuenta de lo descortés que fue, la chica se incorpora y cualquiera que pudiese ver a través de la noche se daría cuenta de lo ruborizada que estaba. Se aleja de los tres para mantener su espacio y ladea su cabeza. No quiere que piensen que es peligrosa o que tienen intenciones malévolas, sino todo lo contrario.

-Disculpen... Soy Kaitha. Estoy perdida y al darme cuenta que no estaba sola decidí acercarme. Espero que no sea un inconveniente.
Spoiler:
Si está mal o algo me avisan u.u Y gracias por permitirme entrar al rol
avatar
Cantidad de envíos : : 77
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Algiz Messier Von Zafiro el Miér Nov 13 2013, 04:10

---Ende de Algiz*. Después de sus travesías desde las playas hasta la arboleda sin mucho éxito se encontraba ahora en un pantano, su equipamiento mejoro al igual que sus técnicas, de camino incluso ayudo a un transporte de comerciantes a cruzar la ruta.

Tropel tras tropel avanzaba por el pantano buscando a una chica de la cual había escuchado hablar, a saber de su propaganda Algiz supuso una interesante misión servir a alguien cuyas metas y horizontes eran homologas a sus propios designios.

A pos de rastrear a su posible mecenas topo con el rastro de dos seres cuyo peso era de proporciones gigantescas, el sendero le mostraba huellas de otra  persona, tal vez normal.

Son de voces a lo lejos lo condujo hasta la encrucijada, un cuarteto a lo que sus movimientos indicaban no eran un grupo, así que desenfundo su espada manteniendo una guardia baja apeo su caballo al grupo con una sonrisa y empuñando la espada.

-Saludos viajeros, veo que no soy el único en estos lares.

Tras fijar su mirada en los personajes noto la naturaleza extraña del par al cual correspondían las extrañas huellas, no tardo en reconocer a su objetivo ataviada de rojo con negro, a su vez la última chica llamo su atención.

-Espero por la divina providencia  que este todo en orden, es usted –señala a la chica del fuego volante-  la joven maga que apodan coralillo, la he buscado por todas partes del sur.

Desconfianza es lo que le inspiran los demás –Ustedes Cyborgs u hombres máquina, espero sean bien aventuradas sus intenciones. Qué acto los trae a estas tierras pacificas?

Poso su mirada sobre la última chica quedando prendado.

-Y a voz mi lady, ¿qué extraño designio la ata a estas “personas”?

Posándose a su montura en un buen campo de visión Algiz se presentó sin bajar su guardia.

-Dispensad alzar mis armas, mas escena extraña es esta, un caballero errante encuentra a una bruja, un par de cyborgs y una humana. Aclarad eso y enfundare mis armas.


Spoiler:
Estoy aquí por invitación de Arcoiris y Audax
avatar
Cantidad de envíos : : 55
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Mireya el Miér Nov 13 2013, 14:32

Off-Roll
1 es un rol libre entra quien quiere. XD
2 cuanta gente XD

Roll

Anubis entendió su problema y se dirijo a cazar solo, de cierta forma lo podía entender pero le molestaba que no confiara en ella para dicha tarea. De todas formas no tuvo tiempo para pensar en eso ya que en cuestión de minutos tubo visitas. De un ser que competía en extraño con ella, una especie de mago o bruja, que manipulaba el fuego de una forma demasiado cómoda y mas extraño aun pregunto por algo muy parecido a ella.

Esto no le caía bien la Joven metálica. No le gustaba que deje a la vista una evidente arma de esa forma, era como una forma de buscar problemas, no le gusta que pregunten por ella de forma tan deliberada en medio de la nada misma pero de todas formas siguió la charla. - un placer MIreya - luego se cruzo de brazos - ¿no es ilógico? que un mago necesito ayuda de un artífice? - pero Anubis estaba volviendo, sin presa y con los ojos rojos. Parecía que se iba a tener que quedar con la duda.

Pero el día parece que iba a tener mas sorpresas, llego otra Humana, esta en cambio actuó de forma aceptable sin sacar armas, tal ves demasiado curiosa, pero no dio ninguna razón de ser peligrosa. A su ultimo comentario le respondió - tranquila no eres molestia -

Finalmente llego un caballero, también con los malos modales de llevar el arma desenfundado y que se gasto en recodrdarle que ella es un Mecancia y no es bien recibida entre humanos,
a su pregunta simplemente respondió - aprender -

Ahora ciertamente MIreya no se sentía a gusto con mas de la mitad de la visitas, pero de seguro su compañero aun menos. Si dejaba que la cosa se deje llevar esto iba a terminar mal. Por lo que prefirió arriesgarse a ver los motivos de la maga. Si la maga se "calmaba" el caballero que estaba a su servicio lo debía hacer también - Digamos que tal ves yo soy una artífice ¿que ganaría con ayudarte? -
Mireya
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 188
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Arcoiris el Miér Nov 13 2013, 21:04

(En orden de llegada Anubis)
Arcoíris mantenía su sonrisa aun cuando se vio interrumpida por el bio-cibernético, al notar que extendía su mano en señal de saludo solo realizo un gesto con la cabeza como respuesta, aunque despreciase la organización de las islas tenía el conocimiento de cualquier mago.

-Veo que no estás sola, perfecto entre más mejor

Al terminar el saludo con su cabeza suspiro, de sus labios surgió un aire cálido que se condenso formando una bola de fuego  flotante, la cual se posó a lado suyo alumbrando el lugar para observar bien al nuevo.

-Acompañas a esta joven supongo ya que eres muy elocuente, supongo que es normal entre su raza.

(En orden de llegada K. Audax)

Sin perder de vista al cibernético vio de reojo a la chica que le preguntaba por su fuego fatuo, esbozo una cariñosa sonrisa al sentirse afín a ella lo cual solo significaba una cosa. Con mayor cuidado mientras hablaba puso su mano izquierda sobre su kilij y mientras contestaba su aliento volvía a ser visible otra vez.

-En orden Chica, lo realice con los compuestos del aire, si soy una bruja de fuego, no es mera ilusión, como todo fuego es vida poder y destrucción… y para responder tu última pregunta…

El fuego salió de su boca acariciando su cuello antes de formarse en una tercera esfera de fuego flotante que alumbro por completo el paramos al tener ya 3 fuentes de luz.

-El fuego no quema a quienes somos tan afines a el.

(En orden de llegada Algiz)

No conforme con eso un caballero andante con todas pintas de niño bonito salió, esbozo de nuevo su sonrisa mientras las esferas de fuego giraban en torno a ella.

-Caballero veo que reconoce mi presencia, se puede saber por qué un caballero me busca? No tengo problemas con la ley… aun… Pero si viene por el trabajo creo que tendría que calar primero sus habilidades.

Al escuchar las palabras de la tal Mireya se volvió hacia ella con su enigmática sonrisa.

-Si es ilógico pequeña, pero no espero que lo entiendas, solo necesito decirte que ganarías la protección de un grupo en torno a los humanos, piénsalo… tú, un caballero y una bruja, con esa fría lógica dime que es mejor, andar como una extraña caminado solo dos arriesgándose a ser parias o acompañar a seres que los pueden ayuda a pasar menos desapersividos (miro de reojo a los demás) no se tu compañero o la bruja Kaitha pero al menos no te dañaran, las palabras se las lleva el viento…

Al decir esto sacudió su mano alegremente formando una brisa nocturna primaveral por todo el lugar.

-… eso y una paga, dinero no me falta, tampoco es que me sobre, pero necesito armas de ciencias olvidadas por Aerandil, contenedores, hojas de metal, lo que necesite, o hasta que encuentre alguien mejor. Aparte…

Su sonrisa se transformó en  un gesto como quien saluda a un niño pequeño.

-…no creo que tengas algo mejor que hacer.

Mientras esperaba su respuesta saco de entre su capa unas dos tarjetas de presentación escritas a mano, las soltó y volaron en dirección de Mireya y Kaitha arrastradas por un extraño viento.

-Comencemos de nuevo, soy la bruja de coralillo como puede confirmas nuestro caballero andante el cual no ha dado su nombre, busco gente para un proyecto que tengo y me gustaría mucho que se unieran, pago bien a los que trabajan bien, pero si me desafían nunca huyo  de un buen reto.

Poso su mirada sobre todos los presentes mientras sus tres fuegos fatuos se movían hacia su cabeza coronándola, termino posando su mirada en el cibernético hombre mientras desenfundaba su Kilij.

-Debo decir que platicar en un pantano es una cuestión peligrosa, nadie sabe qué tipo de accidentes pasan, tal vez algo… pase como que un pesado hombre cyber acabe enterrado para siempre en el frágil suelo limoso. Qué dicen??? vamos quiero escucharlos.
Arcoiris
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 42
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Johannes el Miér Nov 13 2013, 22:38

Despues de una larga jornada a pie, habia llegado por fin al bosque.
Habia oido hablar de la "bruja de coralillo" y su generosa oferta de servicio. devido a las escasas oportunidades que venian a mi de rato en rato, desidi buscar esta oferta por mi mismo.

Si la bruja pudiera ofrecer una razonable oferta, me uniria a ella sin importar sus propositos, despues de todo, ese era mi unico fin por el momento.

Vestia un manto y una capucha cafes, que cubria casi por completo mi cuerpo, acostumbraba  ocultar mis ropas ya que, por su naturaleza podrian ser ofencibas o amenazadoras ante el ojo de cualquiera.

de ves en cuando me detenia para observar el panorama y recolectar algunos hongos y hiervas silvestres, siempre era bueno visitar algun bosque o pantano revosantes de aquella humedad y sombra donde las hiervas, pobredumbre y decadencia crecen sin limite alguno, aquellos ingredientes que eran indispensables para la preparacion de ciertas pocimas.

a cada paso trataba de ser cauteloso, intentando no dejar muchas huellas y destrosos en mi camino, incluso cualquier especie recolactada seria tratada delicadamente para no dejar rastros de su ausencia. trataba de guardar silencio e identificar cada sonido del bosque.

De pronto escuche el incomfundible sonido de voces provenientes a pocos metros de donde me encontraba. me acerque algunos pasos sigilosamente para averiguar de quien se trataba. era una escena peculiar, un grupo de personas desarrollaban una charla, pareciera como si ninguno de ellos tuviera que ver entre si. de pronto vi a la chica de cabello rojo y como aquellas flamas revoloteaban a su alrededor, sin lugar a dudas, se trataba de la bruja a la que habia estado buscando.

desidi salir de mi escondite a la brevedad para no dar pie a mal entendidos.
-Saludos, respetables damas y caballeros...-Ofreci una pequeña reverencia.

-Espero no infortunarlos al hacer uso de presencia. el motivo por el que he venido es esa chica... mi nombre es Johannes- Volteo hacia arcoiris esbozando una sonrisa amable.

-he estado buscandola durante algunos dias, todo a causa de la generosa invitacion que ha hecho, devo decirle que me gustaria unirme a su causa, eso claro, si usted acepta poner algunas monedas de por medio, como sabe, todos necesitamos ganarnos la vida de algun modo. cual es su respuesta mi lady?-. lleve mi mano,cubierta por un guante de piel negro, a mi pecho en gesto de ofrecimiento y respeto.

Observe cauteloso a cada uno de los presentes en el lugar, no pude evitar notar que habia un poco de tension en el aire, pero ninguno de ellos parecia agresivo o malintensionado por lo que continue confiado con mi propuesta.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Anubis el Jue Nov 14 2013, 00:11

Off: Haber sabido que venían en combo y les preparo té con galletas.
______________

Gente, gente, gente... Anubis los odia y no se les acerca, pero ellos insisten en acercarse a él. Alguien iba a pagar las consecuencias. Pero bueno, toca ir por partes.

Tras el simulado saludos del guerrillero autómata, muy repentinamente apareció un nuevo personaje. Otra chica. Esta era bastante más parlanchín que la anterior y, por la misma razón, más molesta. Hacia muchas preguntas sobre cosas que no le importaban. ¡Hasta se atrevió a hablarle a Anubis directamente! ¿Que se creía esa mortal? Al parecer nunca nadie le enseñó a ser precavida o cautelosa. Lo único que lamentaba el joven virus es no tener más armas a disposición para ejecutarlas a ambas.

Pero como si no fuera suficiente una maga pirómana pretenciosa, y una mujer a la que le inyectaron altas dosis de azúcar, un tercer personaje entró en la escena. Esta vez se trataba de un hombre, más bien un chico, que parecía que en su vida nunca había sudado. El problema no era tanto su apariencia, sino su actitud. Aparecer con el arma desenfadada era algo que Anubis no se tomaba nada bien.

La enemistad que tenia con los orgánicos y el concepto que el muchacho tenia acerca de ellos lo impulsaban a tomar medidas extremas ante conductas tan ofensivas. Si el humano supiese que significaba que aun mantuviese su mano levantada frente a la cara de la bruja de fuego, seguramente no habría dicho lo de las buenas intenciones del hombre maquina. Y es que en el robot no caben buenas intenciones cuando se tratan de seres vivos "racionales".

Sus últimas palabras, donde exigían le aclararan como se había formado ese grupo tan variopinto, le parecieron absurdas a la maquina. Anubis menos que nadie deseaba encontrarse con todos ellos, pero ahí estaban. Las probabilidades de que algo así pasara eran mínimas, pero ahí estaban. Simplemente era imposible que 2 representantes de diferentes especies se encontraran en un lugar en al que no pertenece ninguno.... ¡Pero ahí estaba!

El guerrillero virus se mantuvo en todo momento en silencio con su mano levantada cerca de la bruja de las llamas voladoras, "saludando". Era fácil pensar que estaba averiado o su programación no era muy avanzada. Pero él sabía lo que hacía.

En algún momento pensé que la pequeña Mireya iba a detener la ejecución de Anubis, mas sin embargo no ha hecho más que distraerla y mantener a la bruja de fuego ahí, quieta, para que el muchacho no fallara. Si es intencional o no, pasará lo que deba. Ellas 2 continuaron intercambiando palabras, mientras los sensores del pesado personaje le indicaban que había algo escurridizo cerca.

El nervioso virus miraba los arbustos, buscando aquello que se escondía a sus sensores. Eventualmente, un personaje más se apareció en la escena. Este era diferente. Iba todo cubierto, lo cual no es precisamente importante. Para el Dios maquina Anubis, lo mismo daba si iba envuelto que desnudo, seguía siendo orgánico y por tanto un enemigo. Para colmo, también estaba buscando a la bruja de fuego. ¿Quién era ella? ¿Por qué tanto empeño por encontrarla? ¿Y por que ella los encontró a ellos(Anubis y Mireya)?

El virus no iba a esperar una respuesta. Mucho menos darles a ellos una oportunidad para atacarle. La presencia de todos esos orgánicos tan cerca le ponía los circuitos de punta. Tras un buen tiempo con su mano levantada y que por suerte es una maquina o se habría cansado, extendió los dedos de su mano, y dijo.

- Escucha esto. - Acto seguido se escuchó una gran detonación.

Dentro del antebrazo derecho del perfectísimo Anubis, con el que saludaba a la mujer, existe el tosco mecanismo de un cañón que puede causar un buen daño si acierta (lo cual no es tarea fácil). El disparo genera una leve explosión acompañada de un gran y ensordecedor estruendo, que dejó su humano envuelta en humo. Es un arma terriblemente imprecisa, y pese a la poca distancia, el objetivo que apuntaba, la cabeza, era relativamente pequeño. Quizás si hubiese apuntado al pecho le acertaba de lleno, pero corría el riesgo de dejarla viva.

Si acertaba en la cabeza, el daño sería grave, por no decir fatal.

Para su mala suerte y para fortuna de la bruja de coralillo, el proyectil no acertó, sin embargo paso muy peligrosamente cerca (te dejare a ti decidir qué tanto), lo suficiente para dejarle en claro que el cibernético personaje la prefería mas muerta que viva. Sin esperar a confirmar si su disparo había acertado o no, tomó a Mireya, que estaba cerca, de la cintura con su brazo y rápidamente retrocedió un par de pasos. Luego la colocó en el piso nuevamente.

Retrocedió porque era lo lógico. Habían al menos 2 personas ahí que buscaban a esa chica. Si era su reina o su madre no le importaba en lo mas mínimo a Anubis, pero seguramente tratarían de vengarla. Adelantándose a ese argumento, se alejó unos pasos para dejar a sus posibles enemigos delante de él, donde pudiera verlos a todos dentro de su campo de visión.

La expresión de su rostro no era de enojo. Aun no controlaba bien el demostrar las emociones, por lo que su cara mostraba una expresión neutra (poker face).

- Huid mientras podáis. - Dijo a los demás, mostrando una mirada roja que brillaba ahora con un poco mas de fuerza.

Aunque no era su campo, y menos contra tanta gente, Anubis estaba listo para pelear a muerte si hacía falta... Y cuando digo a muerte, es a la muerte de ellos. Como maquina, el virus no vive y por tanto no muere. El virus simplemente existe.
Anubis
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 53
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Kaitha Audax el Jue Nov 14 2013, 00:51

Spoiler:
Mucha gente o____o me iré en orden de publicaciones
Mientras esperaba que su disculpa fuese aceptada por aquellas tres personas, la pelinegra se preguntaba si habría hecho lo correcto en acercarse a estas horas de la noche, lejos de la sociedad conocida y con peligros acechando tras los troncos desnudos que reposaban hasta la invasión de todos ellos.

Sin embargo, sus pensamientos fueron interrumpidos con la brusca llegaba del caballero con su espada al frente y sin presentarse. Por un momento la idea de que él era mal educado surcó su mente, mas al darse cuenta que ella había hecho lo mismo le provocó no decir nada ante el arribo del joven. Cuando él mencionó que había dos cyborgs les dedicó una mirada a cada uno por unos segundos, logrando percibir ciertos detalles que pasaron desapercibidos por lo oscuro del ambiente y sus propias distracciones, sorprendiéndose más y sintiendo que la situación sería mejor, pues no había tenido la oportunidad de dialogar a fondo con los pertenecientes a dicha raza, a pesar de que en su infancia podría haberlo hecho.

Cuando Mireya dijo su nombre volteó a sonreírle. Parecía amable y consideró aprovechar la oportunidad de preguntar más cosas y cuando ella le expresó que no era molestia, idealizó una entrada abierta y sin problemas para hacerlo; aunado a las respuestas de la "Bruja de Coralillo", nombre que no había escuchado a pesar de sus largas travesías, reforzó la posibilidad de aprender más cosas y nutrirse de nuevos conocimientos.

Pero de nueva cuenta su plan fue interrumpido con la presencia de otro hombre con un porte misterioso. ¿Tan famosa era dicha bruja? Debe tener muchas aventuras que contar y misiones que cumplir. Mas como el diálogo no era alrededor de ella decidió permanecer callada y seguir observando. El otro cyborg le llamó la atención. No era tan elocuente como su otra compañera y podría intuir que estaba incómodo, básicamente porque no hacía mucho ni expresaba algo en su rostro. Pero su sorpresa fue mayúscula cuando habló y que, por unos segundos, fue cegada y ensordecida por el disparo.

Instintivamente se alejó y se agachó tomando su daga, aunque la soltó de inmediato. Permaneció hincada con una pierna después de tal acto y veía a cada uno de los presentes, atenta por si hacían algo. Dentro de su capa podía sentir líquido remolinándose y una ligera corriente de aire fría la rodeó. El pasto que sentía en sus rodillas podría haberle relajado en otra circunstancia y la noche la habría cobijado en el mundo onírico; pero no.

Cuando el atacante habló, no pudo evitar responderle en un tono mezclado con dudas, incertidumbre, miedo y emoción, como mareas que chocan ante un risco con fuerza.

-¿Por qué lo hiciste? Podrías haber acabado con ella o con cualquiera de nosotros. ¿Qué razón tienes de atacar a alguien que no imponía amenazas aparentes?

Kaitha calló, esperando alguna respuesta y si podría ayudar a mejorar la tensión en el ambiente, conjugando una ecuación poco favorable para todos.
avatar
Cantidad de envíos : : 77
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Algiz Messier Von Zafiro el Jue Nov 14 2013, 02:01

Respuesta tal de la cyborg sorprendió a Algiz que seguía montando a Gold, las historias contaban de su mentalidad egocentrista superior, su espada ahora solo se alzaba contra los demas.

Ella no parece representar algún problema.

Su mirada reflejaba su pensamiento mas al escuchar las palabras de la bruja desmonto del caballo sin dejar de alzar su espada.

-Soy Algiz, caballero errante que busca honor y gloria, según he escuchado usted tiene una fama creciente a lo que me placería estar a su lado en tales campañas.

Sorpresivamente había salido otro ser de los matorrales, descubrir su identidad a tal oscuridad le era difícil, la bruja poseía fuegos con sus ropajes distintivos, la chica cyborg sus implantes, junto a ella el tipo cuyas huellas coincidían con las de algún ser demasiado pesado para ser natural, la hermosa chica era la única indefensa del lugar.

Aun analizando el tipo de ser que era el nuevo, los movimientos del  cyborg macho lo sorprendieron dándole únicamente de sacar su escudo para cubrirse. Ni bien terminada la explosión hecho a correr buscando a alguien.

-¡Santa Tierra!

Gold galopo a un lugar seguro, digno de cualquier corcel de batalla, por su tanto Algiz corrió hacia Kaitha interponiéndose entre ella y la amenaza cibernética, las palabras de esta dama impidieron que se lanzase a seccionar el monstruo frente a ellos.

-Retroceded lady Kaitha, estos seres no sienten compasión ni entienden de lógica, corrupta es su mente desde que se vertieron en ellos los más grandes errores de nuestros ancestros.

Espada en mano no tenía tiempo de contar los daños, la bruja, el otro homínido, él debía proteger a la chica a toda costa a lo que avanzo lentamente en formación de batalla dispuesto a atacar a la mínima señal de peligro.

-Rendíos abominación, no tenéis opción. Rendíos y considerare perdonaos la vida.

Paso a paso escudo en mano, a la luz nocturna grito mirando el reflejo interno de su escudo buscado rastros de los demás, su objetivo solo era el macho, la chica parecía no tener nada que ver con aquella bestia.

-Salvad, ¿quién vive?

Atento a la batalla y esperando la rendición del monstruo mecánico Algiz quedo a unos cuantos pasos de su objetivo cubriendo a su dama y a los que posiblemente estuviesen consientes.
avatar
Cantidad de envíos : : 55
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Mireya el Jue Nov 14 2013, 23:31

la pequeña bruja estaba amenazando a la mecanca como toda una mafiosa.. pero que tierna es como si solo quisiera empeorar las cosas. Sigamos con la charla de forma tranquila - ¿como se olvida la ciencia? o sale una mejor o matan a todos la que la conocen.. una ciencia olvidad de guerra es inútil, por que o no defendió a sus dueños o salio una mejor.. enserio te recomiendo busc.... - La frace no se pudo terminar por una dispara de Anubis. MIreya tubo que haber previsto... no esperen si lo previo. Su compañero la tomaba y la alejaba, otra ves mas tratándola como si fuera su muñeca de trapo, mientras ella mentalmente lo maldecía por iniciar una pela con desventaja numérica.

La otra humana, dejo en claro que no entendió la amenaza de la bruja y el caballero amenazo con matarlos la bio se rio de esto ultimo - No estamos vivos no nos pueden matar.. pero tu si puedes morir y que tu hablaría con mas cuidado - esto en si era mentira ella si podía morir y aunque no aprobaba la decisión de anubis tenia que ayudarlo total era su aliado.

ahora que convenia lucir amenazante o débil... un espadazo la mataría así que seria mejor lucir débil. Volvió a mirar a la bruja dándole el costado de la cara al caballero. En si esta posición le permita pegar mejor a sus tentáculos. Pero quien no sepa lo que hacen esos tentáculos la tomaría como que esta mirando para el lado equivocado. Luego simplemente se puso a espera la reacción del resto. El campo de batalla no es su mundo, y actuar en terreno desconocido es mala idea.
Mireya
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 188
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Arcoiris el Vie Nov 15 2013, 00:28

Arcoiris alumbraba para todos con sus tres fuegos fatuos, solo una sonrisa que no coincidía con su mirada. Aun cuando llego un segundo humano.

Su temperatura corporal… es igual a la de del caballero. Dos humanos, dos brujas y una pareja de bio-cyberneticos esto, parece casi profético.

Justo cuando planeaba responderle a Johannes y a Mireya el movimiento de Anubis la envolvió en humo y fuego, esquirlas letales, el fogonazo todo eso seria letal... El caos era exquisito, el atacante parecía no saber cómo pelear, Kaitha desconocía el peligro a toda vista, solo el caballero había reaccionado bien mas muy impetuosamente. Solo las palabras de Mireya arrancaron risas suaves y armónicas del humo.



Una brisa suave disperso el humo revelando la intacta figura de la bruja de coralillo, la luz de los fuegos fatuos volvió a iluminar el prado, mientras que ella sacudía sus ropas de aquel polvo tan molesto con la sonrisa de una mujer que mira a un niño pequeño tirar la leche.

-Alto Caballero!
Piensan que queremos matarlos, hay formas más sutiles de castigar incluso a una roca, subestimas tu importancia Mireya, veo que la inteligencia de tu raza es exagera o quieren engatusarnos.


De un rápido movimiento saco su kilij clavándolo en su vientre, aun con tal acto de suicido la bruja sonrió mientras retiraba la fina hoja negra, aquel movimiento debía ser letal para cualquier raza y la bruja no parecía herida. Sostuvo su kilij mientras se encaminaba hacia aquellos dos.

- Johannes, estas bien??  Si puedes levantarte, ayúdame en esto. Algiz izquierda, Johannes derecha. Parece que recibirán su paga antes que salga el sol. Kaitha no creo que gustes meterte.

Una vez más se colocó frente a frente ante el bio-cibernetico hombre aun que sus palabras parecían dirigidas a ambos.

-Computa esto máquina, lo mío son palabras que se respaldan con mis actos, así que graba esto; Vine de buena gana a buscarlos, quiero su ayuda por las buenas, no planeaba hacerles nada, al menos no a tu amiga que me agrada, ahora me has atacado tu dime que hacemos, una ofensa como esa debe ser respondida aun entre los suyos, pero podemos perdonar todo eso si gustan acompañarnos al pueblo más cercano y acepten un buen trabajo por armas a los presentes.

La bruja apoyo la punta de su kilij contra una roca en el suelo partiéndola con tal fuerza que salió votando en direcciones contrarias mostrando algo imposible para los brujos.

-O gustas saber cómo es que tu raza fue inútil en la guerra??? Ese es el trato ahora. Por algo me dicen la bruja de coralillo.

Los fuegos fatuos cambiaron su color a un rojo amenazante mientras rodeaban a los bio-ciberneticos, el aire cambio su densidad cobrando un calor veraniego que se fundía con el roció nocturno formando un ambiente húmedo, las rocas, los troncos y el suelo se humedecen ante tal cambio en el ambiente.

-Responde.

La bruja solo sonreía, como quien sonríe ante u niño que va a ser castigado.
Arcoiris
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 42
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Johannes el Vie Nov 15 2013, 16:31

Seguia en pos de mi propuesta. cuando aparentemente, la bruja se disponia responder mi ofrecimiento, aquel ser desprendio de su brazo aquel rugido sintetico caracteristico de un arma de fuego poderoza. su estruendo fue ensordesedor, por suerte aun me encontraba a algunos metros de todos ellos. no era algo que me sacara de control.

Entre el caos y la confusion, supe que era mi oportunidad para colocarme sobre una posicion mas ventajosa. Rapidamente me despoje de mi tunica y salte con gran agilidad hacia la rama de un arbol cercano, moviendome con tal silencio y cautela, confundiendome entre la oscuridad que se posa sobre sus hojas para salir del rango de vision del enemigo.

Aun no conocia de lo que estaban hablando, pero al parecer ese cyborg tenia una pasiencia debil y a pesar de ser en parte maquina, unos nervios de punta... una mala combinacion.

El humo se disipo, todo volvia a esclarecerse. al parecer todos estaban bien, el caballero habia hecho un buen trabajo, quizas la bruja tuvo suerte de haber salido con vida despues de tan intenso ataque sin previo aviso.

antes de tomar cualquier desicion, escuche las palabras de la bruja. no atacaria a nadie sin antes confirmar alguna paga de por medio. sus palabras serian suficientes para mi? si la mision fallaba, la bruja moriria y yo me quedaria sin paga, pero si lo lograbamos, quizas podia pedir una recompenza mayor... esta bien, ayudemos.

desenfunde un par de cuchillos arrojadizos con una de mis manos, mientras la otra alcanzaba una de mis dagas y analize la situacion. tan solo hemos visto uno de los ataques del sujeto, hasta donde se, la dama podria ser peligrosa de igual modo... tendre que ser cauteloso. sin embargo, el modo en el que el sujeto tomo a su acompañante, al parecer significa algo para ella. si, someter a su compañera para someterlo a él, si es que valora la vida de la dama, tendra que rendirse, aunque quizas tampoco seria facil someterla... el caballero a la izquierda, la bruja al parecer tiene algunos ases escondidos, aquella chica quiza tambien podria ayudar y yo... yo sere el factor sorpresa.

me coloque en posicion de ataque, comenze a tensar cada uno de mis musculos para reaccionar en cualquier momento, mi vision se agudizaba a cada uno de mis latidos, estaba listo para atacar tal cual depredador furtivo.

Off-Rol:
los fines de semana, no puedo responder de ningun modo, espero no causar molestias y si son considerados, les agradecere mucho.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Anubis el Sáb Nov 16 2013, 20:24

Aparentemente la única que reaccionó realmente a la situación fue la chica de negros cabellos al tomar una postura neutral, aunque admito que las razones del humano con túnica son totalmente validas, algo que parecía faltar en el resto de los personajes. Después de todo, no se puede dejar morir a quien posiblemente te pague mejor por salvarle.

...Si es que paga.

Especial felicitaciones al humano del caballo cobarde por reconocer con sus ojos, que cabe mencionar son humanos y en la gran oscuridad de un bosque en la noche, a Anubis como una máquina aun a la distancia. Si el alegato para reconocerlo es que los ojos del muchacho brillaban de color rojos, debo decir que ante una mujer que expele llamas por su boca al hablar, genera llamas flotantes que no queman, un sombrío hombre tapado completamente y otra mujer que se acerca a extraños sin saber si estos puedan matarla, no creo que el brillar de la mirada del joven sea algo especialmente característico, sobre todo sabiendo que no hay muchas maquinas que hagan lo mismo.... O que siquiera tengan ojos. Estoy seguro que la bruja de corralitos sabe algún hechizo que tenga un efecto similar y no la tacharían inmediatamente de maquina tan despectivamente.

- ¿Por qué lo hiciste? Podrías haber acabado con ella o con cualquiera de nosotros. ¿Qué razón tienes de atacar a alguien que no imponía amenazas aparentes? - Prestó atención a la chica.

- ¿Quien aquí no es una amenaza? - Respondió con otra pregunta. Debía sentirse honrada, pocas veces Anubis ha dirigido la palabra a seres orgánicos. Notó como el muchacho de alta familia la "reguardaba". - ¿Tanta confianza tienes en que ese extraño te protegerá? -

Y es que el joven puede que haya pecado de violento, pero nunca de tonto. Ella misma, la bruja Kaytha, debería pensar igual. ¿O es que acaso es muy normal ir caminando en un bosque, encontrar una persona, y que casi de inmediato aparezca un grupo más un tanto amenazante y algunos hasta con las armas afuera? ¡Emboscada!. Siendo así, ¿por qué alguien no reaccionaria entonces como él?

¿Ilógico? ¿¡Quien más lógico que una maquina!? Aquella descripción que dio sobre la raza de virus queda como anillo al dedo a los seres orgánicos como ellos. Las palabras del humano con elegante armadura decidió ignorarlas por los momentos no tener idea de lo que estaba diciendo. Por su parte, su compañera que parecía no tener mucha idea de cómo combatir dijo algo sensato. Ellos no podían morir. Mas se sentía agradecido de que siguiera a su lado aun en las malas. Eso hablaba muy bien de ella y con esa acción se ganó la confianza plena del guerrillero robot.

Sin embargo, el titiritero de Mireya se equivocaba en algo. Anubis es violento, no tonto. Inició la pelea porque efectivamente ellos, los sintéticos, contaban con ventaja numérica. Ellos eran 2 y viajaban un grupo. Sus contrarios viajaban todos solos, cada quien por su cuenta. De manera que ante cualquiera de los presentes, Mireya y Anubis eran más que cualquiera que atacaran. Al dispararle a la hechicera ígnea su enfrentamiento debería ser solo con ella, pero pon lo que no contaba el robotizado personaje era con las alianzas raras y absurdas que suelen armar los orgánicos entre ellos.

Es casi como si lo planearan desde antes...

En medio de la incertidumbre, el androide pudo notar como el misterioso encapuchado se deshacía de sus túnicas y saltó a un lugar que no estaba seguro cual era. Curioso, cuanto menos, y ciertamente estaba oculta de la visión nocturna del robot. ¿Habría huido? Quizás, pero lo mejor sería asumir que no.

Un rato después, el humo se disipó revelando que la bruja del carboncillo estaba intacta y en perfectas condiciones. ¿De verdad? ¿Ni un arañazo? . Esa maldita arma inútil. Anubis sabía que era ineficiente, pero fallar ese disparo era el colmo de la inutilidad. El joven tendría que dedicar un tiempo a mejorar ese trasto para futuras situaciones agudas como estas. Quizás deba considerar también en buscar un arma blanca. Parecen estar muy de moda entre los habitantes. Si virus quería cumplir su propósito de pasar desapercibido, tendría que actualizarse con las tendencias y hacerse con alguna. Hay que ser fashion en la vida si se quiere encajar.

La mujer de rojizos cabellos empezó a hablar tonterías y sandeces. ¡Hasta hizo un truco de magia! Lo único que llamo le llamo la atención al autómata fue la arrogancia con la que daba órdenes, pero sobre todo más le sorprendió que le hicieran caso. Luego se dirigió directamente a Anubis, alegando que venía con buenas intenciones... Dejando ver que estaba armada, pero con buenas intenciones. ¿Y qué sabia esa mujer de los suyos? Entre las maquinas, esas ofensas y acciones violentas no existen. Eso es cosas de seres vivos. La agresión es algo que el Dios maquina aprendió observando a los presos mientras custodiaba la prisión, así como observo que los naturales simplemente no son de fiar.

Las maquinas no se aprovechan de otras maquinas. Las maquinas no matan a su especie porque en su especie las maquinas... NO... FALLAN... Son tan buenos entre ellos, que la primera acción de Anubis tras el ataque fue poner a salvo a su compañera, y no porque no crea que ella de una buena pelea. Fue más bien para ubicarse una posición menos ventajosa.

Extendió su mano y le habló al muchacho que protegía a la bruja, Algiz.

- Humano. Ninguna especie es mas ilógica y corrupta que la que perteneces. Es tan así que obedeces a una mujer de moral dudosa, y pretendes proteger a otra que no conoces y que das la espalda para que pueda apuñalarte si ella así lo quisiera. - Bajo su brazo. - Ella esta armada, y la conoces menos que a mí. -

Luego desvió su mirada a caperucita roja. Separó sus piernas y se inclinó un poco hacia delante, adoptando una pose de pelea.

- Si el mundo no pertenece a las maquinas es porque los dragones despertaron. - Respondió a la bruja del calzoncillo. - Fuimos superiores en tácticas, armamento e inteligencia. Tanto así que tuvisteis que cooperar entre todos para apenas poder resistir. No fue hasta la llegada de los dragones que lograron vencer. - Hizo una breve pausa para revisar un dato. - No hay registro de que ninguna otra raza haya estado tan cerca de dominar este mundo. Entonces, ¿quiénes son los inútiles? - Imitó la sonrisa de ella a manera de burla. - No hay dragones por aquí que puedan salvarte. -

Acto seguido, activó un sonido semejante al que hacen los relojes al escucharlos de cerca, obviamente con un volumen más alto. Era un sistema de ecolocalización para poder rastrear al personaje que no podía ver. Tras activarlo, seguía sin poder saber donde estaba, pues permanecía quieto. Pero si se movía el muchacho tendría un conocimiento parcial de donde se encontraba.

- En vista de que sigues viva, te doy la oportunidad de irte entera. No tienes nada que me interesa más allá tu vida. - Finalizó.

Anubis no seguiría a nadie a ninguna ciudad repleta de orgánicos y seres pretenciosos como los que tenía enfrente. Si iba a proponerles algo, no veo porque no hacerlo ahí mismo. Pero aun quedaba escuchar lo que tenía que decir Mireya. Puede decirse que ella es la parte buena y la voz de la razón del belicoso virus.
Anubis
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 53
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Chelo el Sáb Nov 16 2013, 21:53

Un antiguo papel en mis manos, ¿Qué era? Una "invitación". ¿Para qué? Para un trabajo. ¿De qué? Cooperar con la llamada "Bruja del coralillo"...
Luego de responder esas tres dudas en mi mente continué mi camino. Era bastante difícil de por sí encontrar un brujo, y mucho peor si tenía un título. "Bruja del coralillo", ¿Qué demonios es un coralillo?... Bueno, supongo que no me iba a contratar para descifrar el enigma de su extraño nombre, por lo que dejé de pensar en ello y seguí mi camino.

La noche estaba algo helada, lo que me refrescaba lentamente, pero a la vez hubiese preferido estar acobijado cerca de una estufa en una posada de mala muerte...
Bueno, mientras yo creía que el clima era un problema, me di cuenta de que había gente con problemas peores. El primer ruido molesto que oí fue una explosión, bastante fuerte de hecho.
Unas cuantas palabras algo fuertes y luego la calma. ¿Qué demonios fue eso? ¿Una pelea? ¿En un lugar como este? Sinceramente creía que ningún ser medianamente inteligente lucharía o atacaría en un lugar así, por lo que debe ser algún ataque con una justificación sólida.

Me acerqué lentamente mientras sacaba el escudo de mi espalda y desenfundaba mi espada, con la guardia arriba. Lo primero que pude divisar a penas, fue a un sujeto que parecía moverse con lentitud, delante de él se encontraban tres personas y a su lado una chica que parecía estar indefensa. Ya al estar a una distancia prudentemente cercana, noté que una de las personas que se encontraban frente al hombre era una peculiar forma de vida cubierta por una capa roja. ¿Sería la persona a quien estaba buscando? Tal vez, pero no estaba seguro, decidí acercarme mucho más para cerciorarme.

Avancé aún con mi guardia alta hasta estar a unos cuantos metros a la izquierda del hombre extraño, entonces vi que la bruja tenía una herida en su vientre. ¿Habría sido por la explosión? ¿Pero como podrían provocar algo así personas que aparentemente se veían "normales"? Fue entonces que me alejé un poco más del hombre que parecía luchar encarnizadamente con sus palabras. ¿Dominar el mundo? ¿Dragones? Ya había hecho demasiadas preguntas en un día, pero era un dato ciertamente interesante, el hombre a mi derecha era un Bio-Cibernético. Ya había visto algunos en mis batallas anteriores, pero este parecía cargado de ira.

Finalmente dirigí mi mirada a la chica envuelta en rojo. -Espero que tú seas la bruja del coralillo...- Dije con calma, nunca había sido un ser de muchas palabras y al parecer la situación no las ameritaba.
-Supongo que puedo ayudarte. ¿No?- Dije mientras soltaba un leve suspiro que, gracias a mi casco, no pudo oírse.
Levanté mi espada y escudo a una altura ofensiva y me quedé observando a las dos personas que se encontraban frente a la enigmática bruja lunática.
Chelo
Neófito
avatar
Cantidad de envíos : : 9
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Kaitha Audax el Dom Nov 17 2013, 05:27

Spoiler:
De nuevo, postearé en orden de los que me siguieron a partir de mi última publicación
Todos se movían ante su reacción instintiva por el ataque del hombre-cyborg. Tenía dudas si efectivamente era una máquina, pero la naturaleza del ataque hacia la otra bruja le quitó la venda de los ojos y ahora ella misma debía retirarse la banda por completo. La joven de ojos azules intentaba "ver" lo que sucedía y relacionó una metáfora de la penumbra de la noche en el bosque con lo que estaba pasando en ese momento. Sonrío un poco para sí debido al pensamiento, cualquiera que viese tal gesto en su rostro se sorprendería dada la circunstancia que los aprisiona.
 
 
Cuando el caballero la protegió se sintió alagada. En otras ocasiones han querido salvaguardar su bienestar, mas se trata de una primera vez en que sucede rápido y cuando iba a agradecerle, él expresó una idea que la sorprendió en demasía: "estos seres no sienten compasión ni entienden de lógica, corrupta es su mente desde que se vertieron en ellos los más grandes errores de nuestros ancestros". ¿Quién le dio el derecho de juzgar? Kaitha se sintió muy ofendida por dichas palabras y no pudo evitar levantarse y mirarlo con cierto reproche. Ignorando lo que acontecía a su alrededor, se alejó del joven en el sentido de la otra bruja sin darse cuenta, pues lo único que quería era retirarse de alguien que arremetía contra otros ideales.

-¿Abominación?-la voz de la pelinegra evidenciaba decepción- ¿Qué les pasa a todos ustedes? Mireya tiene razón-hace un ademán en floreo en la posición de la chica cyborg-. Deberían hablar con más cuidado. Ahora todos se preparan para una pelea sin sentido, recibiendo órdenes de alguien que no conocen que al parecer solo piensa en sí misma.

Mira de arriba-abajo a la Bruja de Coralillo, quien en esos instantes se dirigía a su atacante con desdén y con un claro "ojo por ojo", aún sabiendo que si él la atacó fue porque ella dio una razón o justificante. Es evidente que Kaitha no comprende mucho acerca de conflictos o peleas a comparación del resto que, con sus movimientos corporales y palabras parecen demostrar que sí están preparados. Sin embargo, no puede evitar meterse en asuntos ajenos y es un error que ella misma reconoce de sí, pero aprendió a lidiar con ello y no se acompleja, pues le han devenido grandes enseñanzas y ha conocido a otras personas, sintiéndose satisfecha y sin arrepentirse de haberse acercado minutos antes al trío.

Cuando la piromaga se "hirió" a sí misma abrió sus ojos como platos. Dejándose llevar por la curiosidad, algo innato en ella, caminó a su lugar mientras ella seguía arremetiendo verbalmente con la biomáquina y le tocó el hombro***, sintiendo una especie de brisa cálida e intensa, no algo físico como un cuerpo, sino como una llama en sí.

-Ya entiendo...-se alejó, tocando su mano que aún seguía tórrida y retrocedió unos pasos-. Eres "el" fuego. Con razón no temes que te ataquen y eso explica por qué estás aumentando la temperatura de la zona. 

Contrarrestando la humedad creciente, una brisa fresca aromatizada de flores y hojas  arremetió la zona, chocando contra el aire denso que se estaba produciendo. Parecía una pelea de corrientes frías y calientes que podría enfermar a alguien de condición delicada. Mientras se llevaba a cabo lo que podría ser la feroz batalla eólica, Kaitha observó al cyborg y escuchó con atención su pequeña lección de historia, la cual agradeció con sinceridad. 

-Mi nombre completo es Kaitha Audax-realizó una leve inclinación y dedicó una leve sonrisa-. Ofrezco una disculpa en nombre de aquellos que puedo representar como "ser corrupto", como acabas de decir. Eso es lo que nos podría distinguir de su raza, que siempre tenemos la duda y no podemos ser lineales. Esa es la esencia que nos caracteriza como humanos, brujos u otra raza semejante, existe la posibilidad de cometer error y así valorar más el éxito, pues aprendemos mejor de las derrotas que de las victorias.

Dio un paso para acercarse, el impulso de hacerlo era más fuerte que mantener distancia y no dar la espalda a quienes pudiesen aprovechar la oportunidad, pero prefería no dársela a él. Le remordió la conciencia recordar que le da la espalda a Algiz, quien en un principio fue a protegerla mientras que los demás sólo se interesaron en sí mismos. Queriendo evocar lo que acababa de decir de "aprender de los errores", la chiquilla caminó hacia atrás sin perderle la vista a su receptor y cuando estuvo al lado del caballero, le tocó el hombro sin intenciones curiosas y le dedicó una sonrisa sincera. Si bien es cierto que le molestó su actitud juzgadora, ella hizo lo mismo al molestarse, por lo que dijo con los labios: "perdón", esperando que él pudiese leerlos. Luego regresó su atención y quiso proseguir.

-Tal vez fue el destino, no lo se. Pero todos estamos reunidos aquí y podemos llevarnos bien. Si en algún momento de la noche te molesté, incluso cuando te pregunté tantas cosas y por acercarme sin invitación, de nuevo pido perdón...

Kaitha escuchó que otra persona se acercó, igual que con el hombre que desapareció entre la confusión del disparo. Otro que actúa sin pensar, otro que se prepara para una pelea sin saber el motivo, otro que busca a la susodicha bruja, otro que juzga. Lanzó un suspiro profundo y sus mejillas se colorearon, ya que no pudo evitar alzar la voz.

-¿Es que acaso nadie quiere escuchar? Estamos todos de noche en un lugar desconocido y lanzando amenazas con ataques sin siquiera saber el por qué. ¿Acaso son una bola de maleducados que entran a una casa sin tocar la puerta o lanzar un golpe sin siquiera presentarse? Qué vergüenza debería darles.


Se llevó una mano a la boca, ahora sí arrepentida de hablar antes de pensar. Su rostro se sonrojó más de la cuenta y las únicas cosas que pensó con claridad fue: primero, dedicar una mirada una vez más al hombre-máquina, implorando por sus adentros disculpas debido a sus impulsos y deseando no desencadenar más hechos desafortunados; y, segundo, sujetar con más fuerza el hombro de Algiz, como una niña que acaba de hacer algo malo. Inclusive la brisa fresca que había invocado desapareció.  .


-----
***Pedí permiso a la usuaria Arcoiris de manejar este sentido de su personaje, por lo que ella está consciente del acto y de lo que mi personaje sintió al tocarla. No hice metarol.
avatar
Cantidad de envíos : : 77
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Algiz Messier Von Zafiro el Dom Nov 17 2013, 17:57

Hablo el cuerpo, e razón negó del enemigo dando a control su saña, al Cyborg enfrentase.

Espada altiva e escudo posase en haz mostrando su enseña de capa, razón la voz de la bruja, paga incierta futuro aciago, sopeso su destino y cambia su haz a las nueve de la bruja siendo las seis del contrincante cibernético. Vedase tal senda de movimiento su brazo sopesaba su escudo presto a lanzar su aguijón.

Tres compañeros de armas he de contar y he de tener, siendo humanos no he de temer.

Presto a la lid volvió a negar la razón de los labios de lady Kaitha, aunque eso pesare su corazón, dejase su misión protectora hacia ella, moviese su espada a seña e insignia de estar presto a batallar. Reacción fuese del renegado o razón de la bruja preparado Algiz estaba.

-Prestad tu palabra y acabad con ellos hecho será.

Haz:
*Rodear a Anubis he impedir que escapase a la izquierda e caso a contra acabad con el desde ese flanco.
avatar
Cantidad de envíos : : 55
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Mireya el Dom Nov 17 2013, 22:24

si quiera engatusarla, no le agradaba el trato en estas condiciones. La actitud de la bruja no la gustaba, esto iba  a terminar en un encuentro velico. Era demasiado terco los dos. Anubis por su parte también iba soltando amenazas.. esto iba a terminar mal. Y ellos estaban tomando posiciones de batalla. La situación era simple ninguna de las dos partes iba a ceder por las buenas. Y si daba mas tiempo ellos tomarían ventaja. Tenia que actuar ahora.. ¿pero como?

El plan era malo pero era el único que tenia en este momento y ciertamente nunca escucho de caballero que corran demasiado rápido, con sus armaduras puestas. Dio un paso hacia la bruja con la mana extendida - creo que no nos estamos entendiendo - como si estuviera intentando arreglar las cosas. Pero tan pronto la bruje reaccion o tenga una buena distancia, MIreaya daría una vuelta de 180°. y levantaría los 3 tentáculos posteriores, De forma tal de golpar a la bruja en la cabeza con su tentáculo mas largo, de una forma similar a un latigazo con la cola de un hombre lagarto (no se si aca hay pero es para dar una idea). No importaba si la bruja no sentía daño o dolor. de todas formas ese golpe la sacaría de eje y dejaría a ella de espalda a la bruja y "caballero". Una buena posición para salir corriendo del lugar. En la carrera tiro ligeramente del brazo de Anubis al grito de - Corre -

Su plan no era el mejor.. pero si los caballeros era lo que decían debian ver como estaba su señora y si en ves de eso los seguían, ellos no estaban acostumbrados a correr mucha distancia con su armadura mientras que los ciberneticos si sabian llevar su propio peso

Mireya, en su mente centrada no tuvo tiempo para reparar en la otra bruja.
Mireya
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 188
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Arcoiris el Lun Nov 18 2013, 06:09

Arcoíris ante la aparición del nuevo ser solo pudo asentir, parecía que todo marchaba mejor de lo esperado incluyendo al tipo que protegía a Mireya.

“-Supongo que puedo ayudarte. ¿No?”

-Por supuesto, solo hay que evitar que estos dos causen más problemas e inmovilizarlos sin destruirlos.

Pero las palabras de Audax la distrajeron momentáneamente, provocándole una ligera risa, conocía aquellos pensamientos de idealistas y filósofos, las guerras, las batallas parecían no tener cabida en aquella instancia, por un momento pensó en dar una respuesta mordaz tanto a ella como al bio-cibernetico, tras razonarlo desistió, ya tenía lo que quería. Solo lamentaba que aquella joven bruja no se le uniera.

Cuando escucho la voz del caballero supo que debía actuar, estaba lista desde hace rato y solo le faltaba una razón para cumplir con el ataque, podía haber terminado diferente, muy diferente si solo la hubieran escuchado, ser maestros herreros sonaba una buena paga al igual que respeto en la sociedad, pero todo se había desvanecido ante aquel sujeto.

Entonces no fue el sujeto, Mireya fue la que realizo el movimiento, caballeros, brujos, humanos, no importaba la raza, aun con paga muy pocos atacaban antes, incluso en aquel momento 2 simples palabras podían haber resuelto el problema, ahora veía el movimiento de Mireya dirigirse hacia ella, en vez de esquivar, en vez de preocuparse solo sonrió y dijo:

-Gracias pequeña. Chicos, Ataquen al hombre, la pequeña es mía!!! No lo destruyan pero hagan lo que tengan que hacer!!

(Acciones a posible alteración de otros usuarios, solo confirmo el movimiento de Mireya )

Si aquellos tentáculos la golpeaban se encontraría con la sorpresa de que en vez de encontrar un cuerpo solido encontrarían calor abrazador, sus tentáculos atravesaban a la bruja, si el objetivo era desbalancear a la bruja únicamente se conseguiría obtener sus extremidades quemadas (no se si sean de metal, queda a interpretación de Mireya), para que la bruja solo se ladeara levemente y aprovechando que la pequeña Mireya le daba la espalda en aquel movimiento clavar sus 2 Kilij en su cuerpo en un intento de clavarla al suelo con su “imposible fuerza” que podía partir rocas.

Solo una molestia recorría la cara de la bruja como si aquella experiencia fuese algo que le molestase perdiendo su sonrisa mientras trataba de asegurar que Mireya estuviera inmovilizada.
Posibilidades:
Apunto preferentemente a los antebrazos.... solo para inmovilizar sus extremidades, pero mireya ya tiene mi mp y puede rolear como sabe

Le había dado la espalda, había cometido el mismo error de su compañero bio, pero aquello solo era el principio, los tres fuegos fatuos flotaban alrededor de ella para que si su alguien lograse acercarse a ellas para interrumpirlas, lanzarse hacia el para empujarlo lejos.
Arcoiris
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 42
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Johannes el Mar Nov 19 2013, 18:02


el sujeto comenzo a hablar nuevamente, esta ves intentando filosofar sobre la calamidad humana.
eso no es nada nuevo para nadie, pense. incluso yo estaba totalmente de acuerdo. los humanos y seres consientes, estamos llenos de errores. somos capaces de las peores atrocidades en este mundo, pero eso era algo que importaba?, claro que no. incluso yo mismo me odio en algunas ocaciones. parece que esta convencido de que su raza es la mejor... grave error. incluso comenzando desde este punto ya es imperfecta.

de pronto aparecio un nuevo sujeto, e incluso con el mismo motivo que el mio y al parecer el del caballero. porque todos buscabamos a la bruja? para que necesitaba de todos nosotros? al parecer esta preparando algo grande. en realidad no me importa cuantos fueramos, ni con que motivo, siempre y cuando pudiera pagar el precio, de lo contrario, pagaria con su vida.

La dama Kaitha comenzo a hablar. tal parece que era poseedora de alguna moralidad abrumante.
Deberían hablar con más cuidado. Ahora todos se preparan para una pelea sin sentido, recibiendo órdenes de alguien que no conocen que al parecer solo piensa en sí misma.
si, efectivamente... me preparaba para otra batalla sin sentido, mas sin embargo para mi tenia un valor. siempre es lo mismo, una oferta, recivir ordenes, terminar con el objetivo, recivir la paga e irse. todo esto realizado sin preguntas. esta ves no seria la ecepcion, el sujeto habia atacado a la bruja por lo que deduje que era su enemigo. la bruja prometio una paga, asi que ese era mi objetivo, simple sentido comun.

no me importaban los motivos de la bruja ni de los otros, solo me importaba el mio. lamentablemente estaba sujeto a uno de los peores inventos de la historia de la tierra, el dinero. lo odiaba, pero tambien era una necesidad basica que muchas veces me sacaba de situasiones desesperadas, era otra de las cualidades de la humanidad, el deseo de sobrevivir.

la bruja Kaitha habia ofrecido un buen discurso, por un momento pense  que convenceria a los demas, pero ya se habia planteado anteriormente... no puedes confiar en un monton de extraños.
el sujeto de ojos brillantes y el caballero adoptaron posiciones de batalla, se supone que ese par de caballeros estan a la dispocicion de la bruja, quizas podria apoyar alguno de mis ataques conjuntamente con ellos.

por fin la dama utilizo esos extraños tentaculos en un ataque descuidado y desesperado. tal parece que solo aparecio aquella idea como la caida de un rayo al azar sobre un prado, no habia tenido las bases y la planificacion para realizarlo. esta seria la señal para comenzar el ataque.

a la ves que la dama realizaba su ataque, lanze el par de cuchillos hacia la espalda del sujeto uno tras otro con un movimiento rapido y certero, me las habia apañado para colocarme en una rama alta a las espaldas de ellos. de un salto baje de la rama y me interpuse en su camino para tratar de evitar cualquier intento de escape desenfunde mi otra daga y me prepare para defenderme en caso de ser necesario.

-Gracias pequeña. Chicos, Ataquen al hombre, la pequeña es mía!!! No lo destruyan pero hagan lo que tengan que hacer!!

Demonios, la bruja lo habia hecho un poco mas complicado. no destruirlo? soy un asesino, como podria contener mis ataques? lo intentare pero los accidentes pasan.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Tyr el Mar Nov 19 2013, 18:36

SE PARALIZA EL POST, HAY ALGUIEN INFLIGIENDO LAS NORMAS. 

Arcoiris, está prohibido en este foro el uso del metarol. 
Primero, hace dos posts, pusiste que te convertías en humo, eso es una habilidad que no puedes tener puesto que eres nivel 0, ciñete a tu raza y nivel o serás banneada. 
Después, ese suicidio tampoco está aceptado, ni ninguna de las cosas como convertirte en fuego etéreo ni nada de eso. Este rol es interpretativo, además que estás utilizando acciones totalmente absolutas que no dejan movilidad al otro personaje, eso es METAROL
Vale, aquí acaba la pelea, podéis continuar el rol de manera meramente interpretativa pues este rol no va a ser revisado por un master. 
__________________________________
Anubis, Mireya, Arcoiris y los demás estaban haciendo demasiado jaleo en el bosque de Sandorai, con la mala pata de que cerca había un campamento de elfos druidas, conocedores de las magias curativas y no tan curativas. Un explorador había avisado a estos druidas de la intrusión de dichas personas.
-Señor, tenemos intrusos en el bosque sagrado. -El jefe de la tribu hizo sonar su bastón, ante él llegaron los dos segundos al mando, vestidos con túnicas de lino.
-Ya sabéis lo que tenéis que hacer. -Ordenó el jefe de los elfos haciendo sonar el cascabel de su bastón. Eran todos hombres, se dedicaban a comerciar con otras tribus plantas y ungüentos hechos por ellos mismos.
Los chicos no tuvieron mucha suerte, habían dado con el clan que se dedicaba a las plantaciones de plantas somníferas y alucinógenas, allí, no muy lejos tenían aquella plantación, cerrada en paredes de cristal negro para que absorbieran mejor el calor del sol. Tres de los hombres fueron allí, se taparon la boca y nariz con unos paños especiales y abrieron de par en par las puertas del pequeño invernadero.
Por desgracia para Anubis y los demás, que estaban relativamente cerca, aquellos gases emitidos por todo tipo de plantas. TODOS cayeron al suelo rendidos por el fresco aroma a miel, inconscientes por al menos media hora.
Todos quedáis inconscientes en el sitio y al momento, en el siguiente post debéis especificar vuestra inconsciencia y vuestro despertar.
Tyr
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 742
Nivel de PJ : : 0
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Chelo el Miér Nov 20 2013, 22:28

-¡Entendido!- Me disponía atacar al gran hombre-máquina que se encontraba casi inmóvil, cuando pude sentir un aroma bastante extraño, como si fuera un..... ¿Qué..... Demon-....?.....

Sentí que mi cuerpo pesaba mucho más que de costumbre, y mientras caía lentamente, pude observar como todos los presentes sufrían la misma suerte que yo: Caímos, al parecer, inconscientes.
Sólo podía ver colores raros y alucinaciones locas en mi letargo, supongo que era alguna especie de somnífero muy fuerte. Somnífero... Jamás había caído presa de algún somnífero, era algo bastante raro y nuevo, aunque de cierta forma, emocionante.

No sé cuanto tiempo pasó, pero no había tenido consciencia durante ese "periodo". Me levanté lentamente mientras intentaba reaccionar. Aún me sentía pesado y me parecía extraño seguir en una sola pieza.
-¿Qué demonios sucedió?...- Musité finalmente, con un tono casi imperceptible.
Chelo
Neófito
avatar
Cantidad de envíos : : 9
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Anubis el Jue Nov 21 2013, 18:53

Off: Lo lamento, no me fije que seguía yo.
____________________

Llegó otro personaje y bla bla bla... No importa porque igual quedará inconsciente como todos.

Los hechos más importantes antes de la inconsciencia son primeramente los de la chica, la de cabellos negro que responde al nombre de Kaitha. ¿Estaba ella defendiendo a la pareja de maquinas? ¿Un orgánico? Al parecer si, al mismo tiempo que reprochaba la actitud del resto. El mecánico muchacho clavó su mirada en ella, entre cerrando los ojos como señal de desconfianza. ¿Estaría ella tramando algo?.

Prestó especial atención a ella. Ella, contrario al resto, mantenía una actitud humilde y no solo aceptaba los defectos de su especie, si no que también los hacía parecer como si fuera algo bueno. ¿Sería la imperfección y las debilidades el origen de la esencia de los vivos? Es imposible, e ilógico. Pero han existido por mucho tiempo, así que algo de verdad debe tener.

De entre todos los presentes, obviando a su pequeña compañera, Kaitha era la única que realmente permanecía neutral. Ella misma continuó hablando tratando de conseguir paz, pero es mucha gente. Hay conflicto de intereses que no parecen tener solución, como por ejemplo que la bruja ígnea necesita maquinas para un trabajo y las únicas maquinas por esos lugares simplemente no les da la gana trabajar para alguien.

Hasta a Anubis le hizo gracia, aunque no lo mostrase, la forma en cómo despotricó y luego parecía arrepentirse de lo que decía. Era todo un personaje ciertamente. La jovencita Mireya, siguiendo el mal ejemplo que Anubis le daba, lanzó un nuevo ataque para distraer a la mujer de la capa roja y darse una oportunidad para huir. Una estrategia muy buena, cabe destacar teniendo en cuenta que no para de llegar gente.

Tras el ataque de la adolescente de los tentáculos, la belicosa maquina devolvió su atención visual a Kaitha, cruzando miradas con ella. En los ojos de la chica vio algo que no veía en el cuerpo completo de los demás, lo que no era muy difícil considerando que todos querían pegarle, pero no lograba discernir que era "eso", por lo que inclinó ligeramente su cabeza como un perro que trata de comprender algo.  ¿Sería paz, comprensión o bondad? Quizás era solo una basurita en el ojo de ella.

El cruce de mirada fue cuestión de un segundo, pero al ser la concepción del tiempo muy diferente en las maquinas, el muchacho pudo  procesar un par de cosas. Antes de que el joven de largos cabellos oscuros pudiera decir algo, su compañera tiró de su brazo y le ordenó correr. El autómata se quedó un segundo más mirando a la mujer del fleco oscuro,  como si no quisiera irse, pero la situación lo ameritaba. Era lo lógico y eso es algo que Anubis sigue a rajatabla.

La buena noticia es que gracias a Kaitha y sus miradas no amenazantes incomprensibles para el virus, este pudo ver cuando la molesta bruja de fuego lanzo 2 de sus armas en dirección a donde él sabía que estaba Mireya. Contrario a la creencia popular de que los Cibernéticos son frívolos pedazos de metales incapaces de sentir algo, el buen chico Anubis rápidamente realizó los cálculos necesarios para detener los proyectiles y proteger a su camarada. Con toda la rapidez que pudo, extendió su brazo para sujetar el arma que iba más lejos, logrando sujetar la hoja con su mano, haciendo un corte en la piel de su extremidad. El otro fierro se clavó poco mas de 1 cm en su antebrazo sin lograr dañar ningún componente interno. Solo una fisura en el denso blindaje debajo de su piel.

Apenas detuvo los kilaj, Anubis recibió 2 impactos en la espalda que lo hicieron desequilibrar un segundo. Su sonar podía percibir al asesino siempre que se moviera, pero objetos tan pequeños como cuchillos arrojadizos son invisibles a su "radar", por lo que le fue imposible verlos venir. Por razones lógicas, el blindaje de su torso es aun más denso que el de sus extremidades , pues ahí se resguardaban las partes más importantes de su funcionamiento.

Como siguieran clavándole cosas quedaría como un puerco espín.

"No lo destruyan pero hagan lo que tengan que hacer"... ¿Y si debían destruirlo para detenerlo? ¿No es eso un fallo de lógica?. Es fácil creerse un gran guerrero y asesino cuando se pelea con una niña, pero yo no me fiaría mucho. Ahí donde la ven, esa pequeña tiene más sorpresas que un mago. Después de todo, ella tenía más extremidades para combatir que cualquiera de los presentes.

Como si no fuera suficiente, el humano se interpuso en el camino de ambos, evitando que huyeran. La pareja de cibernéticos estaban intentando evitar el combate en parte porque no tienen nada en contra de ninguno de los que estaban ahí. Sin embargo, sus agresores no desistían y todo por algo tan injusto como quererse llevar a alguien que no conocen contra su voluntad. Sólo los orgánicos serían capaces de atropellar a otro en beneficio propio.

Antes de poder reaccionar, una alarma interna en los sistemas del belicoso joven le alertó de un agente químico en el aire. Por un momento, Anubis se creyó a salvo, pues el no respira, pero algo empezó a funcionar mal en su interior. Ni yo, ni mi personaje sabemos qué, por qué o cómo pasó, pero los sistemas del muchacho se suspendieron repentinamente, lo que posteriormente provocó que el pesado cuerpo cayera de cara a la tierra, causando una pequeña y corta onda expansiva al rededor.

Lo único que se mantuvo activo fue esa señal interna de algo nocivo en el aire. Tan repentinamente como se activó, se desactivó. Sus sistemas tardaron un par de minutos en reiniciarse y volver a sus funciones normal. ¿Sería esa suspensión algún tipo de sistema de seguridad que desconocía? Si eso era así, ¿que mas no sabía acerca de su propio cuerpo?.

Como fuese, parece que reiniciar sus sistemas era un proceso más rápido que el despertar de los orgánicos, pues fue el primero en volver a abrir los ojos. Se apoyó sobre sus manos y miró alrededor. Con todos aun sin conciencia, se debatía si sería mejor aprovechar la oportunidad para escapar o darle fin a la bruja de vestimentas rojas. Tras razonarlo rápidamente, decidió que lo mejor sería huir. Mientras cargase con Mireya debía pensar también en el bienestar de ella, y aunque matase a la bruja, seguiría teniendo al resto de alimañas humanas detrás de él. A lo mejor no habría una segunda oportunidad para huir.

Gateó hacia donde estaba la niña de los tentáculos y se alegró de que solo estuviera dormida y no muerta.  Sin embargo, la necesitaba despierta. Por esa razón, deslizó su mano izquierda por detrás de la cabeza de la jovencita, repitiendo un proceso que ya  ha hecho antes, y le dio una pequeña descarga eléctrica para reactivar las funciones de su prótesis, esperando que estas la despertaran a ella.

- Irnos. - Dijo mientras la miraba fijamente a los ojos. El color de sus ojos volvió había vuelto al tono azul que tiene normalmente. Se levantó y le tendió la mano para ayudar a levantarle.

Anubis pudo haberla tomado en brazos y salir tranquilamente de ahí, pero prefirió despertarla porque planeaba llevar a alguien más cargado. Alguien a quien no podía despertar tan rápido... Antes de marchar, hizo un gesto a su compañera para que esperase un momento. En ese instante, se acercó a Kaitha y sin nada de sutileza, la tomó en brazos y se la echó al hombro.

No habian terminado de marcharse cuando uno de ellos, el ultimo en llegar, despertó. Quizas por no no llevar tanto tiempo ahí el efecto no le duró tanto, a pesar de que parecía atontado. Si ese habia despertado, los demas no debian tardar. Se acercó a la chiquilla...

- Vamos. -

Entonces se dispuso a correr mas hacia el oeste, a lo profundo del bosque, donde sería casi imposible que les encontraran, claro está, llevandose a un "rehen".[/color]
Anubis
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 53
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Kaitha Audax el Jue Nov 21 2013, 21:24

Nadie había escuchado sus palabras, o eso es lo que aparentaban los demás con sus acciones. Los veía atacarse en algo que desde un principio no tenía pies ni cabeza, ni siquiera un justificante menor ni una explicación superficial, sólo era un malentendido que se salió de las manos. Ya ni siquiera quiso prestar atención cuando Algiz se alejó de ella, bajó la mirada y apretó sus puños decepcionada.

Escuchaba las órdenes, los golpes metálicos, el pasto aplastándose y los cortes en el aire. Se negó a ver el espectáculo desenfrenado y al darse la media vuelta, un olor dulce invadió sus fosas nasales. Aspiró un poco para relajarse y sitió que su cuerpo dejaba de responderle, perdió las energías que segundos antes le tensaron el cuerpo y sin que ella quisiese, cayó al suelo sin tener idea de lo que pasaba. 

Imágenes borrosas y con neblina invadieron su psique. La escena del conflicto se repetía una y otra vez, como una obra de teatro que cada noche volvía con la misma mala actuación. ¿Hizo todo lo que pudo? ¿No quedaba otra opción? Aún hay cabos que debe atar y cosas que aún debe aprender, y eso se lo reveló como agua fría que cae en su espalda. Tal como esa metáfora, sintió algo duro y frío que la levantaba de ese limbo y que se agitaba como si hubiese un temblor.

Al entrar a su conciencia le pareció que sus párpados pesaban como si fueran de acero y al abrir un poco los ojos, vio que estaba encima del suelo y rastro de huellas hundidas por un cuerpo pesado. Sentía como si despertara de un largo letargo y cansada, con un sabor a miel. su mente, que trabajaba perezosamente, dedujo que eso la había desmayado. No supo si era la única porque les había dado la espalda... el miedo la terminó por despertar. ¿Y si alguien había muerto? Comenzó a agitarse, preocupada y pensando más en aquél caballero que había ido a protegerla. Mientras se movió se dio cuenta que alguien la cargaba y al voltear descubrió su identidad: el hombre cyborg.

-¿Qué pasó? ¿Está todo bien? ¿Por qué me llevas? ¿Me secuestras o me salvas? ¿Qué pasó? ¿Estás herido? ¿Hay heridos? ¿Alguien murió? ¿Qué pasó? ¿Y los demás? ¿Qué me desmayó? ¿Y Algiz, y Mireya, y la bruja esa, y los demás? ¿Qué pasó? 

Agitaba sus piernas y brazos ante cada pregunta, alzando cada vez la voz y agitándose a cada segundo. Cualquiera en los alrededores podría escuchar sus inquietudes, incluso los animales del bosque podrían huir por el escándalo que hacía.
avatar
Cantidad de envíos : : 77
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin del pantano (libre pero lleno)

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.