Encuentro con Isabelle [Interpretativo-Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Encuentro con Isabelle [Interpretativo-Privado]

Mensaje  Mitrad de Arates el Miér Jun 11 2014, 23:02

Noche.
Ondeaba a la par de mis pasos la capa negra que cubría mi espalda. Caminaba a paso decidido hacia por en medio de la calle de la ciudad, alejada de la zona de las mansiones.

Había tiempo que esperaba este encuentro. No veía a Isabelle hacía meses. La última ve fue dos noches antes de ser convertido en lo que era ahora. No tuve el valor para decirle quien era, y las cosas que ocurrieron después de eso. Pero debía afrontarlo sin temor. Vivía sola en su casa de clase media. Tarde o temprano, lo sabría y no quería que fuera a rumores de otros. Sólo sabía que había desaparecido y mi casa quedó en abandono, aparentemente.

Eran altas horas de la noche, donde sólo estaban los vagabundos, o borrachos haciendo de las suyas y que poco me importaba de sus vidas. Ahora mi mente solo se centraba en hablarle a ella, contarle toda la verdad de lo ocurrido en los últimos meses. Mis pasos en la calle adoquinada sonaban secos, presurosos, de quien va su destino. Ni una brisa en esta noche que pudiera perturbarme.

Llegué a la puerta de la casa de madera de Isabelle, pasando previamente por el camino de baldosas blancas antes de llegar a la escalerilla que daba a la puerta. A ambos de ese pequeño trecho de camino, dos jardines decoraban el frente de la casa, de jazmines y rosas bien cuidadas. Dos pisos tenía esa casa. No deseaba llamar a la puerta, no quería despertarla abruptamente con los golpes de mis nudillos en la dura madera de su puerta. Después de meditarlo y mirar la ventana de su habitación, me decidí a ir por otra entrada, rodeando el costado de su casa hasta el pasillo que separaba de la segunda. Tuve que saltar una medianera para ello y de la cual me ayudaría después para dirigirme al balcón de su cuarto.

Con cuidado me sujeté de la reja del balcón tras impulsarme con la medianera y rodear pisando con cuidado donde podía sujetarme hasta llegar a su ventana y salté pasando mis piernas hacia el otro lado, pronto estuve frente a su ventana. No estaba trabada del lado de adentro, pero si habían cortinas que me impedían ver hacia adentro. Empujé con cuidado una de estas e ingresé tratando de hacer el menor ruido a su habitación. Allí estaba dormida ella, sin nada que pudiera quitarle el sueño, tan tranquila.

Lentamente me acerqué a su cama y senté despacio. Me incliné y llevé mi mano a su cabeza, pasando mis dedos por su cabello, recorriendo después por su mejilla. Parpadeó girándose hacia quien estaba allí, dando apenas un grito ahogado al verme ante la luz de la luna. El aroma de su sangre era exquisito. Se giró bajo la frazada hasta sentarse y retrocedió tomando mi mano, mirándome a los ojos, sorprendida. Parecía que tenía tanto para decir y no sabía por donde empezar. No iba a decirle un "hola"que sería demasiado patético de mi parte considerando todo el tiempo. Quería que empezara a hablar ella.
-Qué... dónde...-balbuceó. Pude percibir cómo se le aceleraba su respiración y latidos, pero permanecí en silencio-¿Dónde has estado? ¿Cómo puedes estar aquí...? ¿Por donde entraste..?-preguntó finalmente, pero la útlima pregunta le fue respondida al verla ventana entreabierta. Aún despertando, estaba hermosa.
No podía responderle, no sabía cómo empezar, y permanecer en silencio, no ayudaba en nada.
-Lo siento Isabelle... me han convertido en un vampiro-dije sin más vueltas.

Esperé su reacción, ella pudo ver mis colmillos, y mis ojos que aún sin la sed de sangre al extremo, tenía cierto tono rojizo. Se tapó la boca horrorizada, y pasó sus piernas por mi costado, para apartarse asustada, o descargarse.
-¡¿Cómo un vampiro?! ¡¿Quien te hizo esto?!...-exclamó cuando recuperó el aire. Se apoyó contra la ventana, cerrándola completamente. Me levanté, deseando que se tranquilizara pero al acercarme, se corrió a un lado, rodeándome a mí, a la cama y los muebles que habían contra la pared-¡No quiero que te me acerques!-gritó. Sin embargo, más que rechazo a ser quien era ahora, había algo más en ella. Mis ojos refulgieron levemente en carmesí. Ella se dirigió a la puerta y tomó la manija.
-Entiendo que no me quieras... -dije para probar a ver lo que me decía. Pero ella negó con la cabeza, tomando aire intentando calmarse. Ella también tenía algo que decirme.
-¿Cómo podríamos tener una vida juntos así?... Marcos vino a buscarme... dijo que te habían llevado y asesinado-dijo.Ese Marcos, era un viejo conocido que siempre había estado cerca de ella, pero no había sido amigo mío. Mis ojos empezaron a brillar con intensidad, imaginando todo lo que habría ocurrido cuando él quiso consolarla y tomando en cuenta todo el tiempo transcurrido.

Dí unos pasos rodeando la cama, hacia ella. Tan fría y roja era que ella empalideció.
-Me dabas por muerto Isabelle...-concluí-¿Cuanto has hecho por comprobarlo? ¿Fue Marcos quien te lo aseguró...?...-mi voz sonó demasiado fría, intimidante, que exigía una respuesta inmediata

Tuve el impulso de querer destuirla, pero a mi vista llegó un jarrón sobre una mesa. Ella no supo bien que decir, más que balbuceos.
-Lo siento... Todo lo comprob..aba. No quise creerlo, y no.. no pude evitarlo... -dijo, pero yo ya estrellaba el jarrón en el suelo.

Ella, del susto, abrió la puerta y corrió hacia el pasillo, escalera abajo a pedir ayuda seguramente, aterrada.
-¡Isabelle!-grité viendo cómo su cabello desaparecía por la puerta.

[Continuará]
avatar
Cantidad de envíos : : 66
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro con Isabelle [Interpretativo-Privado]

Mensaje  Mitrad de Arates el Jue Jun 12 2014, 23:22

Avancé a grandes zancadas hasta la puerta, abriéndola de golpe y pasando hacia e pasillo, yendo tras los pasos de Isabelle. Ya bajaba las escaleras cuando recordé que podría moverme más rápido que ella,y en un abrir y cerrar de ojos, estaba frente a ella en la sala de estar, la tomé de los brazos y lancé con fuerza a uno de los sillones, que se movió por el mismo impulso.

-¡Por favor Mitrad!-suplicó la muchacha que a pesar del golpe, intentó acomodarse para apartarse, pero volví a estar frente a ella, haciendo que soltara un grito, aterrada.
-¡Shhhhh!-dije apoyandome en un apoyabrazos del sillón y con la mano libre, llevé el dedo indice a sus labios. Mis ojos brillaron. Nunca la había visto tan asustada y verla así, esfumó gran parte de mi furia, haciendo que tomara conciencia de lo que estaba haciendo. Ella tembló sentada en el sillón, encogiendo las piernas a su pecho. Pegaba con fuerza su espalda al respaldar, en un vano intento de apartarse de mí-Isabelle....-nombré con calma, y abrí la palma de la mano para acariciar su pálida mejilla.
-¿Qué..qué quieres?-susurró ella temblorosa, al borde de las lágrimas.
-Que empecemos de nuevo... Déjame hacerte de los míos ahora... ¿Lo amas?-preguntó mientras meditaba mis preguntaba tan solo unos momentos antes de formularlas.
Ella quedó en silencio, y algo más tranquila al sentirme más calmado. Creí que era necesario disculparme por cómo había actuado.
-Siento lo que ha ocurrido... Imaginar la idea de que Marcos te ha manipulado, me resultó insoportable, y más estando tú indefensa, entiendo que hayas querido acceder a sus brazos...-dije en tono comprensivo, pero miraba sus ojos para comprobar si era lo que había ocurrido.
Ella se inclinó, bajando una de sus rodillas y haciendo a un costado la otra. Nunca me había disculpado, más que siempre nuestra relación había aparentado ser perfecta. Sus manos tomaron mi frío rostro,y lentamente fue acercando el suyo. Las lágrimas gruesas empezaron a surcas su rostro. Notaba que temblaba.

Cerré los ojos, y pronto sentí sus cálidos labios, apenas correspondiéndole la caricia. Fui encuclillándome despacio, hasta que dejé caerme de rodillas y pude sentir sus brazos. Repasé en mi mente la forma en que la había empujado al sillón y parecía estar obligada a lo que hacía. No era lo justo. No debía. Tenía que seguir tratando de escapar de mis endemoniadas manos.

-¿Porqué Isabelle?-susurré de repente.
-Marcos no eras tú. No te vería más... Pero por más bueno que él sea....-ella no continuó y se apartó. No quiso continuar sus palabras que sonarían cruentas y egoístas.
Abrí los ojos. Podía sentir como su corazón palpitaba con fuerza, no muy segura de su decisión pero sabía que si esperaba, no podría hacerlo.

Tomé su mano. No quise preguntarle nada, sino con cada movimiento, ella vería lo que estaba planeando hacer.Llevé con suavidad su muñeca a mis labios, y besé ante su mirada espectante. Era inteligente y supe de inmediato mi intensión. is ojos empezaban a brillar en intensidad. Entreabrí mi boca, dejando al descubierto mis colmillos y acaricié con estos sobre la piel que marcaba su pulso.
avatar
Cantidad de envíos : : 66
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro con Isabelle [Interpretativo-Privado]

Mensaje  Mitrad de Arates el Vie Jun 13 2014, 21:33

Isabelle me miró, algo temerosa, pero mis ojos resplandecieron. No podía controlarlo ahora que había dado el primer paso. No quise preguntar si quería ser una vampira por toda su vida eterna porque sabría cual sería su respuesta y si no lo hacía, quedaría con Marcos. Me encargaría pronto de él.
-Sólo déjame beber un poco de tu sangre Isabelle, y seremos el uno para el otro siempre...-dije. No tomaba conciencia del egoísmo en cuanto Marcos entraba en mi mente.

Acaricié con mis labios su brazo, y empecé a recorrer suavemente por si piel. Ella tomó mi hombro temerosa con su mano libre, en un intento de detenerme, pero con mi mano tomé su antebrazo ycon la otra sostenía la que acariciaba con mis colmillos también.
-No hables, ni digas nada....-susurré cuando llegué a su cuello finalizando con un beso más. La tentación se hizo mucho más fuerte, demasiado incontrolable, tanto que no me fijé en el grito ahogado de ella y mis colmillos ya se hundían sobre su palpitante vena.

Empecé a absorber de su tibia sangre, dejando que una sustancia a su vez brotara como el veneno de una serpiente hacia su cuerpo. Ésta sustancia la adormecía, paralizaba su cuerpo. Pude escuchar unos leves gemidos de dolor y resisitimiento en ella, pero no me improtó. Seguí tomando esa sustancia tan exquisita que parecía embriagadora, olvidando el porqué lo hacia mientras la sed continuaba y lentamente iba saciando.

La mano de ella resbaló inerte hacia mi pecho y cayendo luego al apoyabrazos. La sentí demasiado liviana contra el sillón.Llevé una mano a su cabeza, abriendo en hebras su cabello y acariciándola. Me atreví a separar mis colmillos, para verla al rostro. Aun no saciaba mi sed del todo, aunque se trataba mas de una gula deseo. Su rostro estaba pálido, caído contra la cabecera del sillón. Me percaté de mi descuido, y alarmado, saqué la daga de mi cinturón y realicé un corte en la muñeca. Tenía entendido que debía beber de mi sangre.

Llevé la sangre que empezaba a fluir a los labios de ella, tomando con cuidado su cabeza, suplicando que bebiera. La comisura de la boca de ella se manchó, pero seguía sin reaccionar.
-¡Isabelle!-llamé acercando mi rostro al de ella. Sus ojos permanecían cerrados, y aunque la sangre cayera a su garganta, no parecía surtir efecto alguno, o quizá lo estaba haciendo mal-¡Isabelle!-grité desesperado, apartando la herida de ella, tomándola en ambos brazos y trayéndola hacia mi, dejándome caer sobre el suelo junto con ella, pensando todo lo que ocurrió desde que empecé a beber su sangre.

Pasó un largo rato, con ella en mis brazos, y yo inclinado hacia ella. Mi pelo tapaba mi rostro, besando su frente, acariciando su rostro, esperando ver algo que pudiera darme una esperanza de que viviera. Ésta esperanza iba desvaneciéndose a medida que pasaban los minutos.
-¡Isabelle...!-llamé una ultima vez, en un susurro sobre su rostro, pero sin creer que volviera a abrir sus ojos alguna vez.

Pasó más de una hora. El cuerpo de ella había empalidecido demasiado, y estaba helada. La solté de mis brazos y fui dejándola en el suelo despacio. Demasiadas emociones pasaban en mi interior, con mezcla de ira y culpa por mi condición. Mi ser vampiro la había matado. Me apoyé contra la chimenea, tomando uno de los atizadores y clavando en la punta un trozo de madera ardiendo. Desvié la mirada hacia los sillones, y a la casa. No podía dejar algún rastro de lo ocurrido, o sabrían que fui yo, o lograr seguir mi rastro.

La casa pronto ardería en llamas y en cuanto estuviera envuelta en llamas, yo estaría lejos de allí, en las sombras de nuevo.


>>>)))Fin(((<<<

avatar
Cantidad de envíos : : 66
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentro con Isabelle [Interpretativo-Privado]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.