Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Lun Mayo 18 2015, 19:16

Corría a través de las vacías, oscuras y silenciosas calles de la ciudad mientras la avanzada noche continuaba su paso con la cara de la luna en el cielo reflejándose tenuemente sobre el empedrado claro del suelo. Mi respiración se agitaba mientras mi corazón saltaba aceleradamente ante la clara muestra de cansancio luego de mantener una desesperada persecución por el distrito comercial de Lunargenta. - ¡Deténganse, cobardes! Grite con rabia y autoridad mientras las provocativas risas de mis antagonistas resonaban a través de las calles y callejones.

__________________

En días anteriores había sido abordado por un grupo conformado por cuatro personas que acudieron en mi búsqueda de manera anónima. De inmediato adivine que todo se trataría sobre asuntos turbios que implicarían arrebatar la vida de algún nuevo desdichado. Uno de ellos se aproximo hasta la mesa donde había estado bebiendo y sin medir comportamiento o razón, deposito una paga considerable y un peculiar retrato sobre la fría y vieja madera. - Los gemelos Lockhart Dijo él refiriéndose al par de jóvenes plasmados sobre el papel.

Aaron y Abel, los gemelos Lockhart:

Según las palabras de aquel que buscaba mis servicios, Este par de hermanos eran vampiros provenientes de algún lugar cercano a Sacrestic. Su llegada había sido desapercibida dentro de la comunidad vampirica dentro de los muros de la ciudad, pero no fue nasa agradable para los nativos de lugar. En poco tiempo, de algún modo los gemelos Lockhart comenzaron a hacer uso de su peculiar encanto y sus habilidades vampirizas para hacerse de un lugar alto dentro de los negocios turbios que se desarrollan en la urbe, pero debido a la personalidad de ambos hermanos, su comportamiento había ido más allá de lo que cualquiera habría imaginado. Desde el asesinato de un considerable numero de comerciantes tan solo por hacer valer su superioridad o alguna pequeña deuda, fruto de un desconocido pacto con los gemelos, hasta la desaparición de jóvenes hermosas quienes eran llevadas hasta el escondite de los gemelas y ahí eran sometidas a todo tipo de sometimiento carnal.

Los motivos del por que deseaban con ansias la cabeza de ambos hermanos no era algo de mi incumbencia, aun si estos fueran los sujetos más simpáticos y nobles del reino, la paga había sido depositada sobre la mesa y ahora estaba claro mi objetivo, tal como lo hacia la muerte, no despreciaría el hecho de cultivar una vida.

___________________

- ¿Que te parece hermano? ¡Parece que hemos ganado popularidad! Menciono Aaron mientras continuaba con la huida - No es nada nuevo, querido hermano. Disfrutémoslo. Respondió Abel mientras daba media vuelta para encararme. Los gemelos no solo eran conocidos por su malicia y corrupción, también era sabido por todo aquel que optaba por enfrentarlos que ambos se mantenían siempre juntos debido a malas experiencias vividas en el pasado y por si eso fuera poco, ambos poseían un estilo de combate original y sincronizado, como si ambos fueran un solo individuo.

Perdí a Aaron durante algunos instantes pero Abel se preparaba para enfrentarme con el uso de su espada. - Eres mió Susurre mientras apretaba el mando de mis dagas y me preparaba para conectar un golpe, pero antes de que pudiera reaccionar, Aaron apareció desde la retaguardia para sorprenderme con una gran patada que termino por arrojarme a un montón de basura cercano a nuestra posición. - Jajajaja Rieron ambos al unísono mientras reanudaban su paso y doblaban a la esquina de un angosto callejón.

- Malditos. Musite mientras me sacudía el resto de inmundicia que se había impregnado en mis ropas. Ese par estaba logrando cabrearme y eso convertiría mi persecución en un asunto más personal. Levante la mirada y eche a correr. no debían escapar por ningún motivo, ninguno.


Última edición por Johannes el Vie Jul 10 2015, 15:50, editado 1 vez
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ryu el Lun Mayo 18 2015, 20:27

Ryu se encontraba en lunargenta, paseando por sus calles, disfrutando de la soledad de las calles vacías y del silencio de la noche, la chica se sentía extraña, se sentía mas a gusto en esa ciudad humana que en Dundarak, algo extraño pues era su ciudad favorita, -Que paz, aquí no hay quien se divierta, que aburrida es la vida en esta ciudad, aunque sabiendo que es mi primera noche aquí, mejor pasarla relajada y acostumbrándome a la ciudad, aunque espero no pasar mucho mas tiempo que un par de días- lo decía con sinceridad, aunque desde "ese" suceso había cambiado, ya no era la "niña dulce", ahora simplemente era ella, la verdadera Ryu.

La noche era fría, y su vestido de seda no era suficiente como para calentarla Menos mal que llevo mi traje de batalla debajo, con este vestido me congelaría, aunque ahora que lo pienso, en Dundarak hace mas frió, ¿En que estaba pensando? maldita ciudad humana, no me distraigas pensó la chica, y ahora que lo pensaba tenia razón, la noche era ria, pero nada comparado con la gélida Dundarak.

Es fácil Ryu, esperas a mañana, vendes tu arco, compras las dagas, haces un par de trabajos rápidos y te vas de vuelta al hogar... espera... que ¿hogar? es cierto que Dundarak había sido siempre su hogar, aunque no tenia casa ni amigos ni familia que la retuviesen allí, y en Lunargenta no pasaba tanto frió, aparte, parecía mas familiar, mas... alegre -Estúpida ciudad, al final vas a conseguir que me quede-

Después de decir esto, vio pasar un cuervo negro, que se poso delante suya, grazno y se marcho -Definitivamente, algo quiere que me quede en esta ciudad, le haré caso, aunque en algún momento tendré que volver a Dundarak, puede que un par de meses, a qui nadie sabe quien soy, podría reescribir mi vida, si, eso haré, nadie sabrá de mi apellido, y aunque lo supiesen, les daría igual, después de todo los humanos no son mas que cerdos con ropa, los bendecidos por los dragones somos al fin y al cabo dragones eso no era cierto, ella era tan humana como "los cerdos con ropa", pero ella se engañaba a si misma con sus aires de grandeza.

Ryu siguió caminando, creyó oír unos pasos, aunque pensó que no seria mas que un gato callejero, así que siguió andando, aunque de repente de la esquina salieron dos humanos, completamente idénticos, Estaré viendo do... a Ryu no le dio tiempo ni de pensar, pues se choco contra uno de ellos y cayo al suelo de espaldas.
Ryu
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 82
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Lun Mayo 18 2015, 23:04

- ¡Mierda! Exclamo Aaron al chocar contra la chica mientras daba un par de pasos hacia atras para no caer. - Hermano, cuida tus modales. Pidió Abel con un tono elegante mientras se detenía para ver detenidamente a la que vagaba por los callejones en la noche. - Vaya. Mira que tenemos aquí. Agrego Aaron mientras dirigía una mirada ladina hacia la chica de blancos cabellos. Aaron se apresuro para dar la mano a la chica y ayudarla a levantarse. Su hermano, dotado de la misma elegancia y pulcritud, se acerco para besar gentilmente su mano.

- Lamento haber tenido una entrada tan impactante, mi hermosa señorita. El joven vampiro utilizaba una mirada coqueta y sagaz mientras hablaba, su hermano ajusto su traje oscuro, idéntico al de su gemelo. - No esta viendo doble, señorita. Él es mi hermano, Aaron y mi nombre es Abel. Nos encantaría quedarnos para charlar pero me temo que necesitamos continuar con nuestra apresurada marcha. En los ojos de Aaron se dibujaba una idea, en sus labios crecía una sonrisa picara e insinuativa. - No podemos ser tan groseros, hermano. Mi querida dama, esta noche ofreceremos una fiesta con nuestros colegas más cercanos, nos gustaría que nos acompañara. Ahí podré redimir mi introducción tan carente de tacto compartiendo un delicioso vino de la mejor calidad, ¿Que le parece? Ambos hermanos comenzaron a caminar para posicionarse al otro lado del callejón. ¡Esplendido! Es una idea fabulosa, hermano. Espera que pueda acompañarnos. Si esta interesada, nos reuniremos un poco más tarde cerca de la herrería del viejo Phil, descuide, nosotros la encontraremos.

Los gemelos se despedían con un cordial saludo y una sonrisa de oreja a oreja. Al otro lado del callejón, me apresuraba para no perderles de vista, pero luego de girar en la esquina, me tope con una chica de blancos cabellos bloqueando el camino. El momento había sido tan fugaz que no me dio tiempo de detenerme, por lo que termino chocando contra ella. - ¡Cuidado! Grite mientras me levantaba solo para darme cuenta que los gemelos habían desaparecido entre el silencio de las mudas paredes. - Han escapado. Dije entre dientes mientras cerraba con fuerza mi puño. Todo se había convertido en una noche perdida. Mi trabajo se había esfumado en un solo momento. Había tardado bastante en encontrar su pista y ahora debía esperar hasta la próxima noche ya que como vampiros, no solían transitar las calles de día y su escondite era desconocido para todos.

Me levante  y mire a la chica con la que me había encontrado. - Espero que estés contenta. Por tu culpa perdí el rastro de ese par. Reclame con desprecio. Ajuste las armas que se balanceaban en mi cadera y eche un nuevo vistazo a la chica. Mis ojos resplandecían con el brillo lunar que se colaba entre las calles estrechas.
____________________________-
Off: Las accionas que ejercen tanto los gemelos como Johannes sobre el personaje de Ryu fueron previamente acordadas directamente con su usuario.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ryu el Mar Mayo 19 2015, 14:01

-Mierda- dijo uno de ellos - Hermano, cuida tus modales- exclamo el otro, acto seguido, el primero de ellos ayudo a Ryu a levantarse -Podríais tener un poco de cuidado ¿No? no es normal ir corriendo a estas horas de la noche- no recibió respuesta, pero el otro de los hermanos le cogió la mano y se la beso.

-Lamento haber tenido una entrada tan impactante, mi hermosa señorita- dijo el que se había chocado con ella -No esta viendo doble, señorita. Él es mi hermano, Aaron y mi nombre es Abel. Nos encantaría quedarnos para charlar pero me temo que necesitamos continuar con nuestra apresurada marcha-
-Sera posi...-

Aaron la interrumpió y dijo -No podemos ser tan groseros, hermano. Mi querida dama, esta noche ofreceremos una fiesta con nuestros colegas más cercanos, nos gustaría que nos acompañara. Ahí podré redimir mi introducción tan carente de tacto compartiendo un delicioso vino de la mejor calidad, ¿Que le parece?-Mira, al final esta ciudad no es tan aburrida como parece pensó Ryu-Va..vale- dijo fingiendo ser tímida -¡Esplendido! Es una idea fabulosa, hermano. Espera que pueda acompañarnos. Si esta interesada, nos reuniremos un poco más tarde cerca de la herrería del viejo Phil, descuide, nosotros la encontraremos- exclamo Abel, y acto seguido siguieron corriendo hasta el final del callejón con una sonrisa que les ocupaba la cara -Hasta luego, supongo- momentos después, otro hombre salio de detrás de la esquina y se choco contra Ryu.

-¡Cuidado!- claro, después de haberse chocado y haberla tirado al suelo ese "Cuidado" servia de mucho -Ciudad de bárbaros, ¡¿Porque todos os chocáis?!- -Han escapado- -¡No se te habrían escapado si vigilaras por donde andas!- dijo Ryu, parecía un poco enfadada y todavía no había abierto los ojos del choque mientras se ponía de pie lenta y aparatosamente-Espero que estés contenta. Por tu culpa perdí el rastro de ese par-

Después de que el hombre dijera eso, Ryu abrió lo ojos, y por un instante creyó reconocerlo -Tu no eres... ¡Si, estoy segura! Tu eres "El asesino de los ojos carmesí" ¿cierto?, en Dundarak se te conoce por ese nombre, no esperaba encontrarme contigo dijo Ryu con un brillo pícaro en los ojos, no era cierto, uno de sus objetivos por los que había venido a Lunargenta era para unirse al "gremio de los asesinos" y sabia que el era parte del gremio -Por cierto, ¿Por que los perseguías?, yo se donde se dirigen, es mas, me han invitado a ir con ellos, podría ayudarte pero... Todo tiene un precio Ryu encontró la oportunidad perfecta para unirse al gremio, así que espero quieta y mirando al asesino que tenia enfrente con una mirada extraña un tanto perturbadora.







---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Off[Lo de "El asesino de los ojos carmesí" es una parte acordada con el usuario Johannes]
Ryu
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 82
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Mar Mayo 19 2015, 22:21

Levante una ceja cuando la chica menciono la parte sobre el rumor de conocerme. Ese sobrenombre que había ganado luego de distintos trabajos y misiones realizadas por distintos lugares y claro, dundarak no estaba exento de mis clandestinas labores, más aun así me pareció increíble que la joven de aspecto delicado supiera algo al respecto de esos turbios negocios que conciernen a la hermandad. A pesar de la seguridad en su semblante, preferí no negar o afirmas sus suposiciones pues me sentía incomodo e inseguro ante el hecho de ser reconocido en base a rumores y relatos. - No deberías deambular por las calles a altas horas de la noche, pero como sea, tu seguridad no es asunto mió. Mencione con delicadeza, sin la intención de intimidarla o causar otro aspecto negativo en su interior.

Gire sobre mis talones para retirarme e ir a descansar, pero la chica parecía no pretender retirarse tan pronto pues fui abordado nuevamente con una pregunta y una cuestionable pero interesante proposición. - La razón del por qué les perseguía no es asunto tuyo.Ella aseguraba haber sido invitada por los gemelos, cosa que no parecía extraña ya que mi benefactor había mencionado su gusto por las mujeres jóvenes y el como solían llevarlas hasta su escondite para disfrutar ahí de sus cuerpos. La joven había logrado captar mi atención, pero no podría confiar en ella solo por que sí, después de todo, podría estar bajo el encanto de los gemelos y ella sería el títere que se encargaría de llevarme a mi final.

- Tus palabras son interesantes, pero ¿por qué debería confiar en una total desconocida? Me acerque hacia ella posando mi mirada sobre sus ojos, inspeccionando, analizando cualquier ápice de mentira que pudiera estar ocultando tras una mascara de indiferencia. - Dime, ¿Cual es ese precio que mencionas? Cuestione cambiando mi frío semblante por uno más inquisitivo, si bien no tendría motivos para aceptar su proposición, estaría abierto para cualquier petición que formulara en su interior ya que después de todo, si realmente quería ayudar y conocería la forma de dar con los gemelos, ayudaría bastante en mi tarea de arrancar la asquerosa vida de esos despreciables seres.



avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ryu el Miér Mayo 20 2015, 19:27

- No deberías deambular por las calles a altas horas de la noche, pero como sea, tu seguridad no es asunto mió. dijo el asesino con calma y lentitud - La razón del por qué les perseguía no es asunto tuyo aunque tus palabras son interesantes, pero ¿por qué debería confiar en una total desconocida? tras decir eso se acerco lentamente mirando a Ryu a los fijamente a los ojos.

Los ojos del asesino hacian honor a su apodo, esos ojos de color extraño que parecia que la observaban, como buscando algo en su mirada, Ryu se ruborizo al mismo tiempo que se sentia muy incomoda, o ¿Esta es la sensacion que yo produzco a los demas cuando hago lo mismo?, es un poco extraño, aunque mejor no pensar en otros temas penso Ryu mientras el chaval le seguia mirando a los ojos.

- Dime, ¿Cual es ese precio que mencionas? dijo ahora con un tono mas serio y exigente -Hay... hombres, sois tan impacientes...- dijo en un tono un tanto burlón y pícaro al mismo tiempo -Pues... ¿Que precio crees que pediría una mujer como yo?- pregunto Ryu con un tono picaron -Es broma- Ryu rió de una forma un poco extraña y continuo hablando-Me gustaria unirme al gremio de los asesinos, creo que ahí podría aprovechar mejor mis habilidades...y por lo que he oído tu formas parte de el... o por lo menos trabajas para ellos- Ryu dijo eso y acto y seguido aparto la mirada de la cara del asesino -Por...por favor, no me mires a los ojos... se me hace algo extraño... es... vergonzoso... por favor... dijo mientras intentaba apartarse del hombre.

Ryu
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 82
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Miér Mayo 20 2015, 23:07

Esperaba por la respuesta de mi interlocutora, espera que se prolongo aun más de lo aparentemente necesario. La chica continuaba ahí enfrente sin decir una palabra mientras los movimientos de sus ojos parecían ocultar algo en su interior. Me mantenía firme en mi pregunta ¿Cual podría ser el precio de alguien que solo ha escuchado rumores sobre mi? ¿Que podría esperar de alguien que acaba de conocer luego de chocar a la vuelta de la esquina de un oscuro y sucio callejón?. La chica comenzó a articular palabra, algunas que parecían no tener fundamento o lugar en esta conversación. La chica se daba el placer de bromear en un momento tan delicado e importante para mi. No di lugar a sus bromas por lo que entrecerré un poco los ojos para hacer notar mi disgusto ante ese comentario. - No sé de lo que hablas. Si no tienes algo coherente que decir, entonces me voy. Le asegure mientras daba media vuelta para retirarme.

No pretendía perder un segundo más en charlas insulsas, por lo que mi retirada estaba próxima, a la salida del angosto callejón, pero fui detenido nuevamente por su nueva declaración. Sus palabras se enterraron en mi mente como una pequeña aguja que regreso mis pasos hacia a ella, y mi profunda expresión hacia su mirar. - Ignoro tu nivel de conocimiento hacia el gremio, pero debo asegurarte que la hermandad no se trata de ningún juego. Desvié la mirada luego de que ella misma me lo pidiera y reconsidere por unos instantes sus palabras, quizás estaba juzgándola muy rápida y severamente. Le di la espalda y lamí mis labios para continuar. - ¿Estarías dispuesta a extinguir la vida de cualquiera sin ningún ápice de culpa o remordimiento? Pregunte con un tono tan frío como la noche.

Ajuste mi bufanda mientras escuchaba su respuesta, su aspecto parecía no ser acorde a sus palabras, pero probablemente esa sería una ventaja para ella, la cual podría explotar contra los gemelos y cualquier otro cretino de mente lasciva. Estaría dispuesto a darle una oportunidad, en esta larga noche encontraría su primera prueba. - Entonces bien. gire nuevamente para encararla y me dispuse a seguirla. - ¿Donde podemos encontrar a los gemelos? Muéstrame Le pedí.

La luna avanzaba en su posición en el firmamento. Las nubes volaban como barcos fantasma dificultando la visión en las calles. Las antorchas de los guardias alumbraban a lo lejos en busca de malhechores para llenar sus prisiones.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ryu el Jue Mayo 21 2015, 19:39

- No sé de lo que hablas. Si no tienes algo coherente que decir, entonces me voy. Vaya vaya... que mal sentido del humor... habrá que arreglarlo... pensó Ryu mientras el asesino seguía hablando - Ignoro tu nivel de conocimiento hacia el gremio, pero debo asegurarte que la hermandad no se trata de ningún juego. -¿Crees que no lo se? se que no es ningún juego, y que si la guardia me pillase estaría jodi...- se cayo derrepente, pues su acompañante le dio la espalda y continuo hablando - ¿Estarías dispuesta a extinguir la vida de cualquiera sin ningún ápice de culpa o remordimiento? -Ya lo he echo, muchas veces... y... no se si debería decirlo... disfruto con ello- dijo Ryu fría seria y con un brillo homicida en los ojos.

- Entonces bien ¿Donde podemos encontrar a los gemelos? Muéstrame Bien, lo he conseguido... bueno, no ha sido tan difícil pensó Ryu mientras se mordía el labio derecho -Aunque no se donde es la fiesta, han quedado en llevarme si les esperaba en herrería de un tal Phil es todo lo que se, y que se reuniran con sus "colegas mas cercanos"- le dijo con sinceridad, pues no tenia nada que esconder, -Ahora... ¿Podríais indicarme en que dirección esta?- dijo Ryu con un tono mas alegre -Soy nueva en la ciudad, y no conozco mucho Lunargenta, he venido ha vender unas cosas y a intentar unirme al gremio... no tengo ni idea de como llegar a la herrería de Phil- tras decir eso rió un poco y se quedo mirando a Johannes a los ojos fijamente Ahora sabrá como se siente cuando le hacen los mismo jijiji pensó Ryu.
Ryu
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 82
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Jue Mayo 21 2015, 22:45

Aguarde algunos instantes mientras la chica ordenaba sus propios pensamientos. Aún no entendía el como una chica de su aspecto y porte podría llegar a aplastar la vida ajena con ese gusto que aseguraba tener. Una vez más, la lección sobre no juzgar a todos por su aspecto me había golpeado el rostro para dejar atrás esa pésima costumbre mía. - Por cierto, ¿Cual es tu nombre? o quizas prefieres que te llame peliblanca solamente. Comenté fugazmente. - La herrería de Phil ¿eh? Lleve la mano hacia mi rostro y rasque un poco mi mentón.

- Ese lugar no esta muy lejos de aquí, llegaremos en cuestión de minutos. Añadí mientras emprendía la marcha hacia el negocio de herrería. Procure guiar a la joven a través de lugares casi ocultos, muy poco concurridos mientras ideaba internamente un plan para los gemelos. Levante la mirada de golpe y mire de reojo, por encima de mi hombro a la chica. - Se me ocurre esto: Tu aguardaras por los gemelos y actuaras con naturaleza. Podría atacarlos justo ahí, pero corria el riesgo de que ese escurridizo par volviera a hacer de las suyas y lograran escapar de nueva cuenta. De esa forma no habría una segunda oportunidad para la candidata al gremio. Si te parece, dejaras que te guíen hasta su escondite. Una vez ahí podremos dar el golpe. Yo los seguiré con una distancia prudente, haciendo todo lo posible para que no se percaten de mi presencia. Deberás usar tus facultades para fingir de la manera más astuta. Propuse para luego volver la vista hacia el camino.

Nuestro pequeño viaje estaba a punto de concluir. - Es ahí. Señale con el dedo a una vieja puerta de madera con detalles metálicos, adornada por un modesto letrero forjado a mano que indicaba el oficio que era llevado en su interior, la Herrería del viejo Phil. Ambos sentidos de la calle se mantenían quietos y silenciosos. Ryu solo tendría que saltar a la calle y esperar frente a la puerta cerrada de la herrería hasta la llegada de Aaron y Abel, eso si no habían olvidado la propuesta que hicieron a la joven. - Si estas dispuesta hazlo. Decía susurrando. - Me ocultare en este lugar y los seguiré de cerca. Al terminar la frase, me fundí entre la oscuridad del callejón por el que habíamos llegado y aguarde pacientemente hasta que la peliblanca saliera en espera de aquellos a los que les tendería una trampa.

Minutos más tarde, tras una larga espera en la que parecería que los gemelos jamás llegarían, un par de siluetas aparecieron entre el manto de la noche, caminando al mismo paso, mismo ritmo, codo con codo mientras se acercaban desde el sur poco a poco hasta la herrería. – Deben ser ellos. Pensé desde mi escondite.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ryu el Miér Jun 03 2015, 17:37

El asesino le conto su plan, parecia logico, aunque nunca salian bien los planes, y eso Ryu lo tenia claro -Si me veo arrinconada, improvisare, no te preocupes, no sera mi primera vez arrancando una vida- dijo mientras saltaba al la calle, y caminaba en direccion al letreto de madera que el "carmesi" le habia mostrado, y alli se quedo esperando, apoyada en la pared del local, mientras esperaba a sus dos objetivos.

La noche había empeorado, la ciudad de Lunargenta estaba cada vez mas fría, algo que no molestaba del todo a Ryu, pero le hacia mas larga la espera, seguro que nadie iba a sospechar de una peliblanca, con un vestido que no le tapaba ni las rodillas, en medio de la noche apoyada en la pared de una herrería, aunque... a esas horas tampoco era normal que hubiese nadie, Cuervo, ¿estas ahí? pensó Ryu, y casi automáticamente un cuervo se apareció delante suya -¿Para que me llamas si sabes que no soy real? es muy estúpido, solo soy parte de tu imaginación, y te ayudo a tomar decisiones, pero no es escusa para que me estés llamando siempre, algún día alguien te vera hablando sola y te tomaran por loca, que lo sepas- dijo el pájaro, aunque en realidad nadie mas que ella podía oírlo y verlo.

La chica se estuvo divirtiendo un rato, pensando que el pajaro explotaba y se recomponia, y distintas tonterias, cuando al fondo vio a sus objetivos, con los cuales, seguro que pasaba una divertida noche, no siempre se pueden ir a fiestas de vampiros, y menos, unos tan solicitados como para querer asesinarlos hasta que estos mismos aparecieron.

Ryu se quedo un poco pasmada, pues antes no había podido verlos con claridad, eran clavados, tanto el uno como el otro, completamente identicos, por lo menos para la vista de Ryu, la cual les dijo fingiendo timidez [color=#FF00FF]-Creía que no vendríais... es la primera vez que me invitan a algo asi... mu... muchas gracias...-[/colo] tras esto, hizo una leve reverencia, y se presento como era debido -Mi nombre es dificil de pronunciar, por lo tanto, podeis llamarme Ryu, e...encantada...-
Ryu
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 82
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Lun Jun 15 2015, 20:37

Tal como lo dictaban mis sospechas, los gemelos aparecieron luego de girar en una lejana esquina, brotando como un par de fantasmas de entre la oscuridad y el silencio. Si todo salía bien, la espera valdría la pena y finalmente lograría poner mis manos sobre ese odioso par y les ayudaría a encontrarse con la dama que tanto clama por sus vidas, la muerte. Recalcule posibilidades y me preparaba para ser el asesino más sigiloso y hábil que la ciudad hubiese tenido el placer de acoger entre sus muros. Nada debía salir mal. Si los gemelos descubrían mi presencia, entonces todo estaría perdido. Las posibilidades que me otorgaba la recién llegada me daban nuevos aires de esperanza, pues a pesar de su extraño y peculiar comportamiento, quizás tendría en su interior trucos que ni siquiera la mismísima Marthé habría podido llevar a cabo.

Los gemelos se acercaron con una sonrisa gallarda y astuta adornando su pálido y atractivo semblante. Los ojos de Aaron midieron de pies a cabeza la sensual figura de la joven que traslucía a trabes de la fría luz proveniente desde el cielo. Inmediatamente, ambos notaron el peculiar semblante en el visaje de la joven hasta que estuvieron cerca. Aaron y Abel correspondieron con elegancia a la reverencia que la joven de cabellos blancos les había ofrecido. Abel ofreció tomar la mano de la dama y, si ella lo permitía, depositaria un delicado beso sobre la tersa piel del dorso de su mano.

Buenas noches, mi bella dama. Es un placer ver que ha decidió aceptar la certera propuesta de mi querido hermano. Menciono Abel sin disimulos mientras miraba fijamente los ojos de la joven. Aaron se adelanto hasta la chica y ofreció su mano para escoltarla hasta el lugar donde eran esperados. - Bienaventurada la hora en la que nuestros caminos se encontraron, ¿No lo cree? Añadió Aaron para sumar porte a su nombre. Tome mi brazo, será un placer el ir acompañado por la dulzura calida que emana de su cuerpo.

Aaron espero por la reacción de su nueva fijación y sin esperar más, echo a andar a través de la calle para dirigirse al lugar antes mencionado. Los gemelos habían mordido el anzuelo. Termine de contemplar el farsante y absurdo comportamiento del par de hermanos y comencé a poner el plan en marcha. Debía guardar una distancia prudente entre el trío y mi presencia. La oscuridad de la noche y las múltiples calles de Lunargenta me darían las herramientas necesarias para evitar ser descubierto.

Los hermanos caminaban con elegancia mientras lucían su nuevo juguete por las calles. Aaron fanfarroneaba con exageradas historias sobre las grandes proezas de los hermanos. Relataba sin reparos sus sueños, aspiraciones y fechorías sin temor alguno a ser juzgados, si no todo lo contrario. Parecía que ambos se vanagloriaban con cada triunfo personal que habían alcanzado y esperaban transmitir esa pasión y desenfreno de la que tanto disfrutaban en su nueva adquisición. Abel en cambio, permanecía más callado, solo hablando para añadir un detalle o dos a las hilarantes y descabelladas historias de su hermano. El joven se acercaba para inhalar el aroma de la chica, invadiendo su espacio personal, e intentar intercambiar miradas lascivas con ella.
_________________________
Off: Ryu, lamento mucho la demora, sabes un poco de lo que me sucedió. Espero que estés dispuesta a continuar el tema y podamos concluirlo pronto.

En tu siguiente turno, puedes describir el paseo con los gemelos y dejo a tu criterio la ubicación y descripción del escondite de los Lockhart.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ryu el Miér Jun 17 2015, 18:27

Los gemelos le respondieron a la reverencia Serán pelotas... psche... fue lo que pensó antes de que... ¿Abel?, (no lo sabía bien, los hermanos eran muy parecidos... que leñes, eran gemelos, por lo que decidió no llamarlos por sus nombres hasta que estos mismos se delatasen), le tendiese la mano, pidiendo la suya, y esta acepto, recibiendo un delicado y corto beso sobre el dorso de la misma, hasta que hablaron, el que le beso la mano le agradeció haber aceptado la invitación de su hermano, y quien le invito fue Aaron, por lo que pensó que este era Abel, para que luego fuese Aaron el que hablase, alagando el momento en el que se encontraron y ofreciendo su brazo para que Ryu lo agarrase, cosa que hizo la dama, fingiendo un poco de timidez para luego agarrarse a su brazo, aquello le divertía, le hacía sentir extrañamente bien, saber que aquellos dos vampiros de tan bello lustre iban a morir... le parecía taaan divertido, le otorgaba un placer que no sabía ocultar, por lo que lanzo una mirada picara a ambos hermanos.

El paseo fue largo y odioso, los hermanos no paraban de hablar de sus hazañas, algo que molestaba a Ryu, y temiendo su propia rabia, intentaba calmarse pensando en la manera con la que jugaría con sus cadáveres, o como se divertiría viendo como el asesino acababa con sus vidas mientras ella disfrutaba, eso calmaba sus ganas de matar a los vampiros, pues no quería acelerar su corazón, los vampiros tenían fama de oler el miedo, aunque seguramente solo sintieran las pulsaciones del corazón, por lo que fue lo más tranquila que pudo, Ryu pudo notar que Abel la miraba de vez en cuando, y se acercaba y se volvía a alejar, dando idas y venidas, mientras la miraba.

Ryu jugo su papel, una tímida chica mona que estaba perdida por la ciudad, y que era invitada por unos inocentes vampiros a una fiesta, psche, inútiles, iban a morir no dentro de mucho y... ¿Porque no podía divertirse? desde que recupero la memoria recupero todo, su personalidad y sus gustos... y todavía no había tenido tiempo de disfrutar...

Parecía que habían llegado, pues los soporíferos hermanamos se detuvieron, e invitaron a la dama a entrar, era una especie de casa enorme y lujosa, se notaba que tenían dinero o eran de una familia con un alto estatus en la ciudad, pues esa casa no debería ser barata, aunque se encontraba situada escondida al final de un oscuro callejón, que por su aspecto, parecía que no había sido pisado por otros pies que no fuesen los de los hermanos, y, con una ladina sonrisa, miro a los hermanos sin que estos se dieran cuenta, y empezó a imaginar distintas formas de matarlos, algo que le proporcionaba una extraña alegría.
Ryu
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 82
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Jue Jun 18 2015, 22:46

Mantenerme cerca del grupo había sido muy complicado, comenzaba a pensar que quizás debería dejar de cargar con tantas armas en mi cintura, que aunque bien sujetadas y colocadas estratégicamente para no producir ningún ruido, se tornaban pesadas y complicadas de portar en situaciones como esta. Los callejones y tejados eran buenas opciones para ocultarse. Para mi suerte, el viento estaba a mi favor por lo que no tendría que preocuparme en ese sentido. Mis pasos eran cubiertos por la suave brisa que silbaba entre las ventanas y hendiduras de los edificios.

A la distancia, podía ver como los gemelos parecían disfrutar de su nueva compañía y el como la joven parecía estar desempeñando de forma satisfactoria su improvisado papel. Si todo marchaba según lo establecido, los hermanos no sospecharían en lo más mínimo por la participación de la dama para llevarme hasta su escondite. Los caminos que estaban tomando eran totalmente desconocidos para mí. Luego de unos minutos, el par de hermanos se detuvo frente a una oscura pero basta edificación de la cual emanaban algunas tenues luces tras las elegantes cortinas blancas de encaje. Mientras el trío se disponía a entrar, yo inspeccionaba los alrededores para intentar darme cuenta de donde nos encontrábamos. Si mi memoria no me fallaba, esta casa estaba cerca del sector acaudalado de la ciudad amurallada y la calle que debimos tomar para llegar hasta ella, se mantenía fuera de la curiosidad y el transito de cualquiera. Jamás habría imaginado que su escondite fuera tan obvio pues mis sospechas siempre marcaban un lugar más oculto y oscuro como uno cerca del puerto o en las profundidades de las catacumbas.

Oculte mi presencia con todo cuidado ya que Aaron miraba en todas direcciones, probablemente evitando cualquier presencia o mirada indeseable. - Hemos llegado, mi hermosa dama. Menciono el vampiro mientras sacaba una pequeña llave de su bolsillo y se adelantaba hacia el pórtico de la casa para introducir la pieza de plata en su cerradura. Aaron giro la llave con una extraña e inusual combinación de movimientos a lo cual parecía reaccionar un mecanismo interno que crujía con fuerza para luego terminar por ceder y abrir el paso al interior del domicilio. - Hogar, dulce hogar, ¿No lo crees hermano? Abel correspondió la sonrisa de su hermano con complicidad y se aferro del brazo de Ryu para escoltarla hacia adentro. - No hay un lugar mejor. Por aquí, mi querida. Agrego Abel mientras ingresaba en el pasillo principal.

Luego de cruzar la puerta, esta se cerro y emitió un nuevo crujido sin mucha importancia. El pasillo principal poseía un par de puertas cerradas a cada costado y era dividido por una gran cortina roja. La iluminación en el interior era dotada por un pequeño número de velas apostadas a través de los muros. Los hermanos se adelantaron mientras Abel desaparecía tras la cortina y Aaron extendía una cordial invitación a la joven por hacer lo mismo. Abel apareció de repente, esta vez con una mascara blanca cubriendo su rostro. En su mano portaba otra mascara que había seleccionado especialmente para su joven invitada. - Mi hermosa dama, le ruego use esto pues creo que exaltaría sus bellos ojos y la magnifica cascada de plata que figura en su cabello. Pidió amablemente el sujeto. - Esto es una fiesta, debemos usar la indumentaria selecta en la ocasión. Agrego Aaron quien también colocaba una pequeña mascara sobre su rostro. En poco tiempo, un sujeto se aproximo hasta el trío para depositar en sus manos algunas copas servidas por delicioso licor.

Mientras tanto afuera, estaba intentando descifrar la cerradura de la extraña puerta de la casa, pero al perecer se trataba de algo muy complicado para perder demasiado tiempo en esta labor. Mire hacia arriba y pude ver en lo alto un par de ventanas de considerable tamaño por las cuales podría ingresar. Me dirigí hacia la fachada de la casa y comencé a subir con tropiezos y dificultades, pero no sería algo imposible de alcanzar. Dentro de poco, llegue hasta la ventana e intente abrirla, pero esta no parecía ceder antes mis fuerzas, solo habría una opción: Romper el cristal. Debía ser cauteloso pues el sonido podría delatar mis intenciones.

- Te ves cansada, querida. Toma asiento por favor. Invito Aaron dejando libre un espacio entre él y su hermano. En el lugar se encontraban distintas personas, todas portando una mascara diferente y manteniendo extrañas y silenciosas conversaciones. De manera continua, los ojos de los presentes se postraban maliciosamente sobre la recién llegada. Un sospechoso sonido parecía venir desde las habitaciones inferiores, a lo cual el par de gemelos reaccionaron con rapidez. - ¿Que ha sido eso? Exclamo Abel. - Quizás deba ir a averiguarlo.
__________________________
Off: Ryu, seguramente ya tendrás una idea de la personalidad de los hermanos. Puedes manejarlos en tu siguiente turno si te parece y te encargaras de describir la apariencia y ambientación en la fiesta. Johannes esta haciendo ruidos intentando ingresar por la ventana, debes persuadir a los hermanos y reducir sus sospechas.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ryu el Vie Jun 26 2015, 08:43

Los "soporíferos" hermanos guiaron a Ryu por la extraña callejuela, atentos a cualquier movimiento o ruido que hubiese, desde luego, no querían que nadie descubriese su "escondrijo" o casa, uno de ellos uso una combinación muy extraña, unos giros hacia un lado, luego hacia el otro, Ryu incluso llego a marearse un poco tratando de seguir el patrón con la mirada, algo que le disgusto, si no sabía la combinación, ¿Cómo iba a salir de allí?

Nada más entrar, la puerta se cerró, emitiendo un leve crujido, al entrar Ryu pudo observar una extraña decoración, ambientada por unas velas que se apostaban en los muros del largo pasillo, varias puertas, una a cada lado, y en frente una cortina roja, por la que Abel o quizás Aaron, pues todavía no tenía seguro quien era quien, marcho y el otro hermano invito a Ryu a hacer lo mismo, haciendo que la chica le obedeciese, pasando por la cortina, para encontrarse a uno de los hermanos, con una máscara blanca en el rostro, tendiéndole a la dama una de color purpura, con pedrería azul y blanca, y dirigiéndose a la chica, le dijo que se la pusiera, tras esto, un anónimo se acercó a los hermanos y la chica, dándoles unas bebidas, que por el olor que desprendían, seguramente fuese alcohólica.

La fiesta era tranquila, silenciosa, de aspecto triste, cada uno conversaba a susurros con alguien, lanzando extrañas y silenciosas miradas hacia la dragona, la cual no paraba de sujetar con fuerza el látigo que llevaba atado en la parte derecha de su cintura, incluso tras todo lo que había pasado, las viejas costumbres no desaparecen, e interpretar el papel de una niña dulce e inocente, le era sencillo, pues una vez había sido esa su personalidad predominante, hasta que recupero la memoria, y con ello, a ella misma.

Tras estar charlando con los hermanos, los cuales cada vez se acercaban más a la peli-plateada, en sentido literal, cada vez se acercaban más, invadiendo su espacio personal, su papel era cada vez más difícil de interpretar, se estaba divirtiendo, jugando con 2 colmilludos, cuya muerte se aproximaba, hasta que oyó un ruido de cristales rotos, Hablando del rey de Lunargenta... pensó la chica, cuando imagino quien habría podido hacer dichos ruidos, y los hermanos reaccionaron, uno de ellos se puso en pie, alegando que debería ir a ver lo que había pasado, y ella no podía dejar que bajase, daría la alarma, y su cuello correría peligro, por lo que intento usar su propia arma contra ellos -Esta fiesta es muy aburrida, y hay demasiada gente, ¿No podríamos ir a divertirnos a algún lugar más íntimo?- les susurro la dragona a los gemelos, esperando que estos se distrajeran con su comentario, dándole tiempo al asesino para que acabara con ellos.
Ryu
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 82
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Mar Jun 30 2015, 23:20

La interesante propuesta de lo joven pareció mover de manera automática un interruptor interno en el psique de los hermanos. Abel esbozo una amplia y ladina sonrisa mientras su respiración se agitaba con aquella propuesta subida de tono que la chica peliblanca había ofrecido. Su plan siempre consistía en seducir y embriagar a sus victimas para así desinhibirlas y disfrutar de sus placeres carnales antes de hundir sus filosos colmillos sobre la delicada piel de su cuello y succionar el líquido vital desde sus venas, hasta que sus sonrosadas mejillas quedaran como un gran par de copos de nieve, pálidos y fríos.

Los impulsos de Aaron le dictaban ignorar el ruido del piso superior y prestar atención al dulce y tierno platillo que estaba a punto de ser servido sobre las costosas sabanas de suave seda que cubrían su cama en la habitación principal, más sin embargo, un mal presentimiento embargaba su pecho y no le dejaba estar tranquilo del todo. Su hermano noto la expresión en sus ojos, preocupado por ver extinguida la posible diversión que habrían conseguido esa noche. - No debes preocuparte, querido hermano. Quizás solo ha sido un ave tonta o el fuerte viento que azoto la ventana. Prestemos atención a lo realmente importante. Esta joven quiere llevar esta fiesta a un lugar más privado y no quisiera hacerle esperar. Decía Abel mirando de pies a cabeza la seductora figura de la joven.

A pesar de sus preocupaciones, el segundo de los hermanos lucho internamente por mentalizar e ignorar su posible paranoia mirando de igual modo a la chica. Su preocupación descendía al mismo tiempo que sus deseos trepaban internamente hasta encontrarse con su profunda y agitada respiración. Los hermanos se irguieron para escoltar a su joven acompañante hasta su habitación. Cruzaron un par de pasillos al fondo de la edificación y desaparecieron tras una exquisita puerta de madera pulida. La habitación de los Lockhart precedía a su fama. Sus paredes eran cubiertas por los más caros tapices mientras la habitación contenía el más fino mobiliario para pasar una calida y muy cómoda estadía. Abel se apresuro a encender la chimenea mientras Aaron proporcionaba una rápida vista de la habitación su invitada. Entre sillones, cojines mullidos y una gran cama cubierta por finos lienzos, los hermanos se aproximaron a la joven para hundir sus dedos entre los muslos de la joven y aspirar cada esencia de libido que pudiera transpirar entre sus poros.

___________________________________

Apreté los dientes y me encogí de hombros esperando que el ruido de los cristales no alarmaran a los presentes y revelaran mi intromisión en la casa de los Lockhart. - Aparentemente, estoy perdiendo algunas de mis habilidades. Susurre. Sin perder más el tiempo, inspeccione a tientas, con uso de toda delicadeza y silencio, el interior de la habitación a la que había llegado. Al parecer solo estaba repleto de extraños e innombrables menesteres ocultos tras mantos amarillentos, probablemente en ese estado por haber permanecido durante una larga temporada sin movimiento o utilidad. Finalmente fui capaz de encontrar el picaporte, el cual gire con cuidado para abrir la puerta que me llevo a un largo pasillo que terminaba en un grupo de largas y retorcidas escaleras. El aroma del pasillo estaba impregnado por una tenue putrefacción que parecía provenir de las habitaciones aledañas, este olor se mezclaba por extraños y misteriosos aromas alcohólicos y etílicos. Aunque mi curiosidad inquisitiva me pedía a gritos abrir las puertas para averiguar que secretos escondían, contuve mis impulsos y me enfoque en ir hacia el piso inferior en busca de mis objetivos.

Desde abajo de las escaleras, una iridiscente luz parecía emanar tras algunas cortinas. Los siseos de susurros se arrastraban por la alfombra hasta mis oídos. Rápidamente deduje que la fiesta se desarrollaba en la sala principal y sería ahí donde podría encontrar a los gemelos y a mi aliada en esta labor. Me escabullí con uso de mis habilidades hasta encontrarme cerca de la pequeña puerta que precedía a la multitud. Con toda cautela, adelante mi cuello para inspeccionar con la mirada a cada uno de los presentes. Había varias personas en el lugar, cada uno de ellos más extraños y misteriosos que el anterior, más sin embargo, no había señales de los Lockhart o de la joven. - ¿Donde se habrán metido? Pregunte a mi mismo en un tono sumamente bajo. Mire a mi alrededor en la búsqueda de alguna señal. las escaleras y un par de pasillos era todo lo que podía ver entre la penumbra de la vieja casa. Cerré los ojos y aguarde pacientemente a una respuesta. Luego de un momento, el rechinido de la madera y algunas aparentes voces parecían venir desde la parte trasera de aquel oscuro pasillo. Quizás seria ahí donde encontraría aquello que buscaba.
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Ryu el Dom Jul 05 2015, 21:04

Tras decir aquello, los hermanos reaccionaron, una sonrisa se dibujó en la cara de ambos Psche, predecible se dijo para sí misma, aunque uno de ellos (pues haba vuelto a olvidar quien era quien) calmo al otro, quien parecía un poco nervioso por culpa de los extraños ruidos de cristales que abajo habían sonado, para recorrer el cuerpo de la dama con la mirada, exactamente igual que como había hecho su hermano, para, sin pensárselo dos veces, guiarla, a gran velocidad, por los pasillos de la mansión, hasta llegar a una habitación, la cual estaba empapelada en tapices carísimos, muebles, que ya quisiera la familia real poseer, y un aroma extraño pero embriagador.

Uno de los 2 clones había encendido la chimenea, mientras la dama se sentaba en uno de los sofás, la habitación era grande, seguramente mediría más de 5 o 6 metros, aunque de altura, mediría 3 como mucho, Ryu se distrajo pensando en ese tipo de cosas, por si la cosa se ponía fea y debía transformarse, mientras los hermanos se acercaban cada vez más a ella, llegando al punto de estar aplastándola, el uno contra el otro, haciendo que su delicada vestimenta se pegara a su frágil y suave piel, el ambiente estaba empezando a calentarse, Por fin poder disfrutar de nuevo los placeres de la carne pensó Ryu, sin tener ni idea de los efectos de su horrible maldición, los hermanos empezaron a acariciar suavemente sus muslos, haciendo que Ryu jadease, aunque justo en ese mismo instante, un gran pesar la envolvió, haciendo que aquello le pareciese horrible, inhumano, no sabía porque su rabia empezaba a crecer conforme los hermanos la acariciaban o la besaban, llegando al punto de no poder contener su rabia, se levantó y en un instante se transformó, empujando a los dos hermanos hacia los lados, ocupando una gran parte de la habitación.

Por culpa de su maldición había enloquecido, enrabiado, se estaba dejando llevar, aunque el sexo no era lo único que le proporcionaba placer, la violencia y el asesinato también le proporcionaban aquellas sensaciones, las cuales la maldición convertía en rabia, incoherencia, y locura, empezó a destruir todo lo que tenía delante, la cama, completamente destrozada, las paredes, con marcas de garras, y un extraño boquete que conectaba con la habitación colindante, tenía poco espacio en aquella habitación, por lo que intento atravesar la pared que conectaba con el pasillo, lanzando un temible rugido, pegándole zarpazos a todo lo que se encontraba, desde las butacas hasta el sillón, todo en aquella habitación se encontraba destrozado, excepto aquellos dos gemelos, que se encontraban delante suya, intento atacarlos, pero los hermanos eran más rápidos y agiles que sus ataques, por lo que, tras golpearse varias veces a si misma contra las paredes, de pura rabia soltó una ráfaga de aliento, una extraña nube blanca que dotaba de un tono grisáceo todo lo que tocaba, impactando primero en la pierna de uno de los dos hermanos, dejándosela completamente petrificada.

La dragona ataco al vampiro indefenso, el cual, tras mirar a su hermano, fue golpeado por la cola de la dragona, mandándolo contra la pared, rompiendo la pierna petrificada, dejándolo gritando en aquella esquina, el otro de los hermanos había agarrado una de las lámparas de bronce, y se la había clavado en el que sería su hombro derecho, su hombro malo, haciendo que la rabia de la chica, ahora enloquecida, aumentase, el dolor que aquella herida era aumentado por culpa de las secuelas y heridas mal cerradas que en aquel hombro tenía, sus ojos, ya inyectados en sangre, y su mirada perdida, actuaba por impulso, como una bestia herida, volvió a lanzar una ráfaga de aquella nube blanca, alcanzando su propia cola y al hermano que en la pared se encontraba, petrificándolo casi completamente, dejando solo la cabeza, por lo que pudo ver, y sentir, como su cerebro se quedaba sin sangre, muriendo sin remedio, y tras aquello, la dragona pego un coletazo al otro hermano, rompiendo su cola, lo cual le debilito muchísimo, aunque abriendo la cabeza del último de los gemelos, se estaba empezando a desangrar, pero ya no podía parar, estúpida maldición, y estúpida dragona.
Ryu
Experto
avatar
Cantidad de envíos : : 82
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Johannes el Jue Jul 09 2015, 23:29

Aunque oscuro, podía ver el extenso pasillo gracias a una pequeña rendija en una de las ventanas por la cual se colaba la luz de la luna, suficiente para iluminar mis pasos y darme cuenta de los puntos donde recargaba mis huellas. Las voces, que parecían provenir tras la enorme puerta de la habitación al fondo, eran las que había estado buscando durante toda la noche. En cuestión de segundos, atravesaría la puerta con premura y aplastaría la vida de los hermanos finalmente en esta noche. Extraños y profundos suspiros parecían salir del pecho de la joven que había decidió ayudarme en esta peligrosa tarea. Al parecer estaba cumpliendo su parte aun mejor de lo que hubiese creído.

Me encontraba a escasos pasos de la manija de la puerta de la habitación. Ralentice mis respiraciones, trague saliva y desenvaine con toda sutileza y silencio mis katares. Sí, las armas adecuadas para vengar cada amargura por la que había tenido que pasar para dar caza a ese odioso par. Adelanté un paso mi posición y extendí mi mano hacia la perilla, pero aquellos sonidos de éxtasis y regocijo se apagaron de un momento a otro y dieron paso a un tremendo escándalo cuya naturaleza no podría descifrar. Un sin numero de ideas vinieron a mi cabeza. - ¿Los Lockhart habrán descubierto las intensiones de la chica? No, el alboroto tras la puerta no podría ser la causa de ese desastre, tampoco me inclinaba a pensar que este tipo de juegos serían los que frecuentaban los seductores.

El ruido era tal, que la curiosidad e incertidumbre despertó en el resto de los presentes. De un momento a otro, escuchaba un alto número de pasos aproximándose hasta el pasillo, lo cual despertó una clara alerta en mi interior. Cualquier cosa que se estuviera suscitando adentro, debía esperar algunos otros instantes, primero debía ocuparme de los asistentes  indeseados a esta fiesta privada. La luz de las velas en la sala los mantendrían cegados ante la oscuridad hasta que su vista se acostumbrara, la oscuridad del pasillo me dotaría del escondite perfecto para desplegar mi trampa. Las zancadas eran cada vez más próximas, debía esperar hasta el momento oportuno. Adelanté mi mano hasta una de las herramientas atadas a mi cinturón y la tome con firmeza. - Ahora. Susurre mientras arrojaba el objeto esférico hacia el extremo del pasillo para recibir a los extraños invitados de los gemelos. El artefacto desplegó en poco una nube de humo que tomó por sorpresa a los recién llegados, haciéndolos azotar contra la alfombra del piso. No eran bombas de humo comunes, estás contenían una efectiva dosis de somnífero en su mezcla que pondría fuera de combate a cualquiera.

La espesa nube amenazaba en surcar el viento y llegar hasta mi nariz. Era el momento, jale la manija y abrí la puerta de la habitación para averiguar finalmente lo que había sucedido dentro. Debía ir preparado y listo para cualquier cosa que pudiera encontrar. Mis colegas en la hermandad siempre dicen que se ve de todo en este negocio, que puedes presenciar escenas y escenarios tan descabellados como sacados de la imaginación de una mente perturbada y retorcida. Seguramente esto era a lo que se referían. A donde quiera que voltease encontraba destrucción, sangre, infortunio. La madre del caos había hecho una breve visita y sus garras se habían pasado sin tregua en la habitación de los Lockhart, pero por si eso fuera poco, un dragón... un dragón salido de no sé donde, ocupaba casi toda extensión del recinto. Me encogí de hombros y me moví con cautela. La bestia había fijado sus furiosos ojos sobre mí, se mantenía acechadora, a la espera de cualquier acción para tomarme como su alimento.

Buscaba con desesperación y premura a la joven que había intentado ayudarme. Durante el corto recorrido visual en la habitación, lo único que había encontrado era a uno de los hermanos con la cabeza destrozada y un extraño material gris posado sobre algunas de sus extremidades. - ¿Que ha sucedido? Musité confuso, con cierto temor. La bestia alada abrió con fuerza sus fauces y emitió un rugido lleno de ira y dolor. Su cola «Lo que quedaba de ella» Emanaba borbotones de sangre por aquel maltrecho orificio que algún combate habría podido causar. Mi imaginación rápidamente maquino una respuesta: No sabía como es que había llegado hasta aquí esta bestia alada, pero sin dudas sería la responsable por la muerte del vampiro y probablemente se habría tragado a la joven. - ¡Maldito! La consternación tomo lugar en mi interior. Tomé con fuerza el mango de mis armas y me lance al ataque.

El dragón reacciono inmediatamente en respuesta a mi avance. La bestia volvió a abrir las fauces para emitir un largo suspiro que expulso una extraña nube blanca de su boca. Sabría que el contacto con la sustancia sería peligroso, por lo que lleve mi cuerpo al límite e hice todo lo posible por esquivarlo desde la parte más interna al costado de la criatura. Aun sin saber como, había conseguido mantenerme alejado de esa extraña exhalación. Las garras del furioso animal no tardaron en darme la bienvenida a mi encuentro, pero fueron astutamente rechazadas por la defensa de las Lenguas de dragón. Era claro que mi contrincante no estaba siendo cuerdo con sus ataques y posiblemente, tampoco tenia noción de lo que sucedía, pues su mirada parecía perdida ante una cascada carmesí que nublaba su visión.

El golpe de la bestia había sido firme, consiguiendo entumir mis brazos con su poderoso golpe, pero no podría detenerme. Ahora que estaba tan cerca, su destino y sentencia estaban dictados. Al tener la posición correcta, me lance de lleno hacia su pecho con la punta de las katares encabezando el ataque. Lo había logrado, las armas se habían sepultado violentamente contra su carne, rasgando tejido y órganos en su camino. La bestia soltó un alarido desgarrador desde las profundidades de su garganta, mientras lentamente se apagaba su vida. Había corrido con suerte, si la bestia habría estado en condiciones más optimas, probablemente el resultado habría sido otro.

Retire las katares del pecho del dragón mientras observaba su deceso, pero un nuevo acontecimiento hizo aterrizar mis pies en la tierra. Las alas se retraían, Aquel resto de lo que alguna vez fue llamado cola desaparecía del mismo modo. Su cuerpo se estremecía en un solo y violento movimiento contrayéndose nuevamente en su figura original. Entre un gran charco de su propia sangre y restos de la habitación, el cuerpo desnudo y maltrecho de la joven se revelo ante mis ojos. No prestaba del todo crédito a lo que veía. En el otro extremo de la habitación yacía el cadáver inerte del otro vampiro, de igual modo sumergido en un firme material que envolvía parcialmente su cuerpo. Me acerque hasta el cuerpo de la joven y lo levante sobre mis brazos. - No lo sabia. Realmente no lo sabia. Lo lamento. Susurré sin esperar respuesta y en verdad no la habría. Su corazón había dejado de latir ante un par de enormes heridas en su pecho.
_________________________

Luego de encontrar una salida de ese tormento, me dirigí hacia la salida de la ciudad con el cuerpo de la joven gentilmente envuelto en una blanca sabana de seda. En un par de horas, llegamos hasta el cementerio a las afueras. No estaba seguro del tiempo en el que había estado cavando, pero me las arreglé para improvisar una sepultura para la que habría sido mi hermana y había ayudado a cumplir con la cacería de los Lockhart. Deposité el cuerpo de la dama e intente meditar todo lo sucedido mientras cubría el orificio nuevamente. - Tres vidas se han apagado esta noche. Siento mucho no haber traído una lapida. Es curioso, jamás supe tu nombre. Mencione, en un intento por dar una despedida a la chica de blancos cabellos. - Gracias. Sin darme cuenta, el sol salía tras el horizonte, su luz iluminaba las grises y mudas piedras del cementerio, debía salir de ahí antes de ser descubierto o sería tratado como un vulgar profana tumbas. - Quien sabe, quizás nos volvamos a ver. Una seña final hacia el montículo de tierra y un pequeño manojo de bellas flores marcarían el final de esta aventura.
Off: Todas las acciones ejercidas al personaje de Ryu, fueron consentidas por su usuario y dueña en cuestión.
Objetos usados: Bomba de humo con somnifero x1
avatar
Cantidad de envíos : : 1474
Nivel de PJ : : 5
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los gemelos Lockhart [Gremio de asesinos][Libre][CERRADO]

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.