Recuerdos de Lunargenta [Libre-Interpretativo] [2/2](PAUSADO)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuerdos de Lunargenta [Libre-Interpretativo] [2/2](PAUSADO)

Mensaje  Lida Rothgar el Dom Jun 21 2015, 13:26

En qué líos se había metido últimamente y qué pocas ganas de alguno más se le habían quedado. No es que estuviera desanimada, desmotivada ni nada que se le pareciese, pero sí cansada, y no poco.
Tanto había pasado que resultaba que el lugar donde se había tirado tantos años ayudando a cambio de protección, es decir las afueras de la ciudad, ahora no era un sitio seguro ni para ella, que siempre había procurado cuidarse de que nadie la descubriera y que todo lo que hacía por ayudar quedara en secreto.
Ahora que todo eso se había venido abajo, las esperanzas las tenía que poner en el lugar al que menos esperaba tener que ir pero el cual, sin duda, tendría que haber pisado tarde o temprano; preferiblemente tarde:

-Bienvenida sea a la ciudad de Lunarg...-En cuanto cruzó una de las puertas de entrada de la ciudad, donde dos guardias estaban apostados para proteger en cierto modo, o vigilar quién entraba y salía de la misma, uno de ellos fue a saludarla pero se quedó pasmado en cuanto la reconoció: no fue muy difícil, ya que además había tenido que dejar su capa tirada por ahí de lo maltrecha que había quedado por los sucesos anteriores.

Dicho guardia no supo si dejarla pasar, avisar a alguno de sus superiores o simplemente ignorar lo que acababa de ver, claro que luego se dio cuenta de que en sí el asunto no iba con él, así que haciendo un gesto que ni la muchacha supo interpretar, permitió que siguiera caminando y adentrándose en el gentío.

Qué poco convencida estaba de haber vuelto a la ciudad, había pasado mucho tiempo desde la última vez que estuvo allí y muchas cosas seguían como siempre: incluso reconoció algunas caras en la calle del mercado principal, donde algunos de los comerciantes que tenían sus casas cerca intentaban vender lo que podían. Uno de ellos le llamó la atención, pues en su puesto había dagas casi de todas las medidas, dentro de lo normal en ese tipo de armas, cuyas empuñaduras tenían adornos de piedras preciosas que tenían pinta de ser muy caras. El vendedor no es que pareciera un portento ni mucho menos, tampoco parecía haber recibido formación de armas, por lo que la muchacha pensó que sería un simple ladrón que conocía muy bien qué bolsillo le convenía. ''Menudo...'', se alejó del puesto y continuó caminando, aún dentro de la misma calle y, por mala suerte o el propio destino que le jugaba una mala pasada, se encontró con quien menos quería: el que había sido su instructor.
Se paró en seco al verle, a él no le faltó un segundo para darse cuenta de que se trataba de ella y en vez de pararse sorprendido, su rostro, aún llevando el casco de la guardia, se tornó rojo y comenzó a caminar en su dirección como si fuese a hacerle algún tipo de daño.


Última edición por Lida Rothgar el Vie Jun 26 2015, 01:25, editado 1 vez
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de Lunargenta [Libre-Interpretativo] [2/2](PAUSADO)

Mensaje  Alpheus el Dom Jun 21 2015, 14:29

- Tierras de pacotilla ... Menudos guardianes tienen : les podria matar atado a una mesa de patas arriba - murmuro el brujo, pasando sin perder el calmo por las calles de Lunargenta, mientras se alejaba el polvo de su traje no tan elegante.  Da igual, no me hubiera quedado mas por alli de todas formas. ¡UN MALDITO TRAGO DE WHISKY!¡NO QUERIA NADA MAS, DIOSES!

El mago suspiro, haciendo que uno de sus mechones de pelo que antes estaban sobre su boca, se alzara, volviendo de nuevo a su posicion inicial. Estaba bastante desanimado, ya que momentos atras fue echado a patadas de un bar, en el que no hacia mas que beber un trago de whisky : el unico trago de whisky que el tiempo le permitio.

Hace un par de minutos ...

Alpheus miraba su rostro en la reflexion de el whisky casi transparente que el camarero le puso en la mesa. Fruncio el entrecejas, intentando esforzarse para ver con mas claridad en lo que se suponia ser un acto con intereses esteticos.

- Señor, puede verificarse el rostro en un espejo si quiere ... Da angustia a nuestros clientes - se afirmo de paso el camarero, cuya direccion era directamente la cocina.

- No, no gracias - respondio el mago y siguio con la mirada en el vidrio con wiskhy, sin importarle de el consejo del camarero.

De repente, un golpe seco en la leña de las puertas del salon introducieron a tres personas : dos gigantescos calvos y un barbudo cuya altura no podria haber pasado de 1'65. El hombre chiquito, que a pesar de su edad (aparentemente unos 45 años, edad en las que deberian aparecer las preocupaciones sobre la salud de si mismo) parecia ya terminado por una ronda mas de alcohol. Se acerca a la mesa donde esta situado Alpheus. Sus pasos se oyen seco en todo el salon : una pata de palo. Alpheus intenta ignorar este detalle por cortesia, mientras el enano se acerca mas y mas. Sus dos secuaces estan detras de el, dejando una distancia intermediaria : mitad de metro, aproximativamente.
El individuo huele a alcohol, con suaves tonos de tabaco. Pequeño y obeso como era, tenia un problema con todo el mundo y, al parecer, todo el mundo tenia un problema con el.
Una dama con trenzas doradas se clava la mirada directamente en su medio litro de alcohol. Pata palo lo observa de imediato.

- ¿Que hay, my lady? - le pregunta el, con un tono grueso y al parecer con intenciones perversas : ellos se conocian de antes, quien sabe en que condiciones.

La dama se niega a responder al principio. Despues, toma aire y se gira la mirada, clavandosela en la sonrisa horrible que el viejo aparentaba.

- Pudrete en el infierno, Leavery - le responde la doncella, firmemente.

El obeso no acepta para nada las palabras de la mujer, por lo que le hace una seña a sus guardaespaldas a que le envien afuera. Despues, Leavery se toma un taburete y se lo pone bajo su proprio dorsal. Deja sus codos sobre la mesa y se estira facilmente hasta Alpheus que aun procesaba la escena.
Leavery se queda unos segundos mirandolo, tras lo cual se dirije la mirada en la bebida de este y tira una asquerosa flema verde en pleno vidrio. Alpheus se gira la mirada hacia el y con una sonrisa ironica, toma el vidrio por su mango y lo levanta a la altura de la cabeza del borde invitado. Este ultimo le fija una mirada al vaso, tras lo cual se da cuenta de las intenciones del mago : ya era demasiado tarde. Todo el liquido, en la que su flema se homozeinizo estaba ahora por su rostro, fluyendo y callendo desde su barba.

En estos momentos ...

Alpheus se paro ante un barril con agua, donde sumergio todo su rostro de una vez, dejando un tono rojo por la superficie de la agua fresca : era sangre. Suspiro a fondo y continuo su camino hacia adelante, haciendo caso omiso de el proprietario de el respective barril, que lanzaba maldiciones en cada dos palabras para Alpheus.
Alpheus
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 24
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de Lunargenta [Libre-Interpretativo] [2/2](PAUSADO)

Mensaje  Lida Rothgar el Dom Jun 21 2015, 15:16

Durante un instante se quedó allí, pasmada, como quien no quería la cosa mientras la gente seguía paseando alrededor pendiente de sus propios problemas. Reaccionó casi cuando tuvo al guardia delante, a escaso metro y medio y éste se disponía a desenvainar su espada, bajo lo que algunos presentes se alarmaron y echaron a correr antes de que el asunto les perjudicara.

-¡Traidora asquerosa! ¡Desagradecida! -Comenzó a gritar en medio de la calle el hombre mientras a la muchacha se le subía el rubor a las mejillas de enfado, en vez de vergüenza.

No debía sentir vergüenza, estaba en su derecho de aparecer por la ciudad, de vivir allí si quería y de hacer todo lo que quisiera dentro de lo posible, pero al parecer Ian no estaba muy de acuerdo con ello, la consideraba una especie de traidora desagradecida.

-El único asqueroso aquí eres tú -Le soltó en el tono más normal y calmado que pudo poner en ese momento aún a pesar de su enfado. Qué pocas ganas tenía de lidiar con aquello.

Acto seguido giró sobre sus propios pies y sin dar paso a otra respuesta por la parte contraria, comenzó a caminar con intención de ir a otro sitio, alejado de aquella calle que no debió haber pisado en ningún momento. Aunque esto no le sentó nada bien al guardia, cuyo orgullo como ''protector'' de la ciudad y hombre en sí se vio herido ante tantas personas con el hecho de que ella tuviera intención de marcharse con esa facilidad, así que dio unos cuantos pasos, largos y seguros, que acabaron en el gesto de agarrar a la mujer del brazo con tal fuerza que ni la ropa que llevaba permitirían que no le quedara marca.

-Suéltame ahora mismo -Pidió mirándole de reojo, en tono de amenaza y con todo el mundo a aquellas alturas ya en corrillo alrededor de ambos. ''Malditos cotillas''.

-Te encerraré en mi propia casa, jamás saldrás de allí, nunca debiste haber salido de allí -El resentido Ian no era precisamente el que tenía que estar enfadado, ofendido ni semejantes, pero lo estaba, y estaba jugando con fuego y una mujer cabreada a la que él mismo enseñó a manejar la espada.

Lida ni siquiera se esforzó en pronunciar alguna otra palabra, apretó el puño del brazo que le quedaba libre y le propinó tal puñetazo en la cabeza que hasta resonó el casco que llevaba puesto, pero fue suficiente como para que le soltara el brazo y quedara allí humillado retirándose el casco antes de que le diera dolor de cabeza.
Tras el puñetazo y un gran ''Ooh...'' por parte de la gente, la multitud se fue disipando de tal manera que en unos pocos segundos la calle volvió de nuevo a su curso habitual, excepto por parte de Ian que estaba rojo de rabia.

-No pienses que esto va a quedarse así...-Comenzó a decir, pero sí que iba a quedar así, por lo menos por parte de la joven que ya iba caminando a paso ahora más rápido bien lejos de él.

''Qué bien sienta volver a la ciudad tras años fuera...'', se dijo en su mente con ironía mientras se mezclaba con la gente y se perdía de la vista del guardia. Pero hubo cierto momento en el que tuvo que parar no muy lejos de los últimos puestos de la calle, para tomar aire y ser consciente de lo que había ocurrido, además de observar que sus nudillos tenían sangre a causa de haber golpeado el casco con tanta dureza.
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de Lunargenta [Libre-Interpretativo] [2/2](PAUSADO)

Mensaje  Alpheus el Lun Jun 22 2015, 18:58

Alpheus continuo, mirando por los suelos que estaban pavados con piedras de las cuales, en normal modo, sin atención, te tropezarias: como una araña, el las veía no doble o triple ... sino de ocho veces. Ocho veces que intento contar, pero el mareo no le dejo nisiquiera intentarlo: recibío una paliza y la recibío por las buenas. Dos dientes hasta entonces: ahora venía el tercero. Supuestamente, la palizas que sus padres le daban no tenian como consecuencias tantas perdidas. Un moraton, un rasguño: vale, esta bien ... ¡Pero tres dientes, señor!¡Tres y justo ahora se viene el cuarto!

Como no, mientras se tapaba la nariz que sangraba, pensaba en millares de maneras en las que torturaría al pata palo tan bastardo que de dío la magnifica ocasion de contar sus dientes.

Continuó y continuó ... Continuó hasta que, bruscamente, se choco con una gran multitud de personas : era un escandalo o algo por el estilo.

Entre perdones y codazos, Alpheus se adentró en la multitud. Su intención no era quedarse alli, como uno mas para mostrarse el desagradecimiento: simplemente una enfermeria, un sitio donde curase su 'enfermedad'. Y con 'enfermedad', el no hablaba de la hemoragía nasal que no tenia paro, sino de sus ideas de nuevos libros intitulados :'Diez mil maneras de mandar a un pata palo al carajo y mas allá'', sin embargo, lo penso de nuevo y se dio cuenta que el titulo era demasiado largo.

Se dieron uno o dos codazos en las cotillas y Alpheus se sentía como en casa. Pero algo con lo que no se pudo acostumbrar ni entonces ni horas mas tarde el impacto brutal que dio con la cesta de una dama. Esta dama llevaba un traje normal y se le observaba como miraba con atencion el 'espectaculo'.

- Perdon, my lady ... ¡PERO USTED SI QUE TIENE UNA CABEZOTA DE CANGREJO, SEÑORA! - le reprocho el mago, ya bastante molesto por la paliza de antes y ahora aun mas con el choque.


Para Lida.:
Lo siento por tardar tanto en responder.
En resumen, me choque contigo y por angustia, te dije que tienes la cabeza de un cangrejo. Nada personal, mi personaje es borde. saludos. ^^
Alpheus
Aprendiz
avatar
Cantidad de envíos : : 24
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de Lunargenta [Libre-Interpretativo] [2/2](PAUSADO)

Mensaje  Lida Rothgar el Lun Jun 22 2015, 19:25

No tardó mucho tiempo en retomar el paso en cuanto de lejos observó que la calle ahora de verdad estaba como de costumbre, excepto por algunos rezagados que parecían estar buscando con la mirada al guardia con el que había tenido el incidente. Aún así y dejando de lado sus nudillos que poco le importaba, pues no era más que un rasguño, volvió sobre sus propios pasos al observar cómo había un cierto rastro de sangre por el suelo: apenas era notorio si uno no se fijaba, pero a ella no se le escapó y con la escaramuza que vivió tiempo atrás, bien reconocía la sangre.

-Eh...esper...-Estuvo a punto de equivocarse de persona, pues el hombre al que iba a llamar no era el que se suponía que estaba sangrando.

Pero a la segunda sí que acertó, bueno, más que acertar se lo encontró tan de frente que se chocó con él. No tuvo muy claro quién tuvo la culpa, pero al parecer había sido ella:

-Perdón, my lady...¡PERO USTED SÍ QUE TIENE UNA CABEZOTA DE CANGREJO, SEÑORA! -Bramó él, que a primera vista parecía bebido, además de tener toda la pinta de haber recibido una paliza.

La muchacha con toda su parsimonia, no tuvo otra cosa mejor que hacer que sacar de donde no sabía que conservaba uno, un pañuelo y se lo entregó con intención de que limpiara el rastro de sangre que tenía aún por su nariz aunque ya no le sangrara. Ni siquiera le había importado que la insultara, ya había tenido un incidente peor antes como para molestarse ahora.

-¿Qué le ha ocurrido? -Se atrevió a preguntar aún a riesgo de parecer una entrometida o de recibir otro insulto; la segunda opción era la que consideraba más probable, pero estaba dispuesta a prestarle ayuda si es que la necesitaba, o si es que se dejaba recibirla.

Para Alpheus (OFF-rol):
No te preocupes, hay que aprender a lidiar con toda clase de personajes
Lida Rothgar
Honorable
avatar
Cantidad de envíos : : 150
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de Lunargenta [Libre-Interpretativo] [2/2](PAUSADO)

Mensaje  Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.