Aerandir
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Últimos temas
» Conversión de Fichas de Habilidades
Dioses élficos EmptyAyer a las 22:29 por Merida DunBroch

» Habilidades de Kyravann
Dioses élficos EmptyAyer a las 02:20 por Kyravann Svartlys

» Petición de Profesiones
Dioses élficos EmptyMiér Oct 21 2020, 19:31 por Ansur

» Invitación a Tema Libre [3/3] [Completo]
Dioses élficos EmptyMar Oct 20 2020, 18:58 por Zöe

» Puntos de experiencia.
Dioses élficos EmptyMar Oct 20 2020, 18:50 por Irinnil Fawkes

» Cerrado por abandono
Dioses élficos EmptyLun Oct 19 2020, 12:53 por El Capitán Werner

» Aquí llega la elfipiresa!
Dioses élficos EmptyLun Oct 19 2020, 05:59 por Demian

» Hojitas de Menta - Habilidades de Aradia
Dioses élficos EmptyDom Oct 18 2020, 20:09 por Sarez

» Ficha de habilidades Iori
Dioses élficos EmptyDom Oct 18 2020, 20:01 por Sarez

» Pedido de Pausa
Dioses élficos EmptyDom Oct 18 2020, 18:33 por Fehu


Dioses élficos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dioses élficos Empty Dioses élficos

Mensaje  Helyare el Vie Feb 24 2017, 17:38

Adeptos a la geometría y al orden los Elfos son una raza muy ligada a los elementos y a la naturaleza, siendo su máximo culto a la madre tierra. La sociedad élfica es matriarcal, pese a esto tras la guerra y por motivos meramente militares los clanes han aceptado a nuevos jefes o cabezas de clan del sexo masculino por la necesidad de supervivencia y adaptación a los tiempos que corren. Aún así en algunos ámbitos como la religión es la mujer la que cobra toda la importancia.

La religión de los elfos es politeísta, adoran a más de un dios a la vez y cada uno tiene sus atributos que lo diferencian de los demás dioses, hay varios dioses según la tribu que los adore, suelen cambiar de nombre pero no de significado, aunque hay algunos que son generales para todos los clanes y son los que en general protegen a la raza élfica. Estos cultos hacia los grandes dioses se solían realizar en templos sagrados, tras la guerra todos esos templos fueron destruidos y tan solo quedan las runas de los baldíos.



Ilúvatar

El padre de todo, el creador supremo del mundo tal y como es. También conocido como Eru, “el único”, por los elfos. Creó Aerandir, la tierra, el cielo, las nubes… Todo era obra de este todopoderoso dios. Representado como un hombre sin rostro, de larguísimas melenas plateadas, sentado en un trono más allá de las nubes, desde donde contempla su obra. Eru estaba conforme con su creación, pero le faltaba belleza. Y también se sentía solo, mucho. Entonces creó a Imbar, diosa de la naturaleza. Era tan bella, su más preciosa creación, a la que ascendió por encima de él, otorgándole todo el poder divino que tenía. Ella debía ser la diosa suprema. La que otorgaba la belleza al mundo.

Imbar
Es la diosa más poderosa del panteón élfico, es la diosa de la naturaleza, la que hace florecer las flores y favorece a los cultivos, la diosa de los druidas sanadores, la de los animales. Es la diosa creadora de toda vida en la faz de la tierra. Se dice que su cuerpo reside en los árboles y en el suelo. A pesar de ser compañera de Ilúvatar,  se sentía tan sola… que comenzó a llorar. A pesar del gran poder que le había otorgado el Dios, era incapaz de controlarlo. Quiso crear animales, criaturas que poblaran Aerandir, y de sus lágrimas salieron las plantas, los árboles, las flores… Para Eru todo era maravilloso, pero la diosa no estaba conforme.
Frustrada, quiso volver a intentar crear seres que caminasen por la tierra. Y de sus entrañas salieron los dragones, que surcaban los cielos, las bestias, que poblaban el suelo, y los elfos. La creación de la que más orgullosa se sentía. Eran hijos de Imbar y con mimo les otorgó la magia de la luz.
Pero sus creaciones empezaron a morir. Todo era pasajero, ese gran poder que tenía no podía renacer lo marchito y cayó en una profunda tristeza en la que no paró de derramar lágrimas, de las cuales nació la diosa Nís.
Se dice que su espíritu está en los árboles y se la representa en símbolos por el árbol, y cuando adquiere  forma humana se la ve con cuernos de ciervo y raíces en vez de piernas

Nís
La diosa del agua. Salida de las lágrimas de Imbar, que crearon los lagos, los ríos y las lluvias que hicieron renacer y volver todavía más bellas las creaciones de la diosa. El agua de la joven diosa otorgaba vida a lo que su madre hizo, por tanto recubrió gran parte de Aerandir de este elemento para que nunca jamás se marchitase una flor ni muriese uno de sus seres.
Vive en los lagos y se la representa como una joven de largos cabellos dorados y completamente desnuda, capaz de flotar por el agua sin rozarlo, y su piel es tan etérea que parece transparente.

Anar
El dios del Sol y la guerra. Creado por la diosa Imbar cuando vio que, a pesar del agua, sus creaciones volvían a marchitarse y sus seres eran presos del frío, que los mataba lentamente. La diosa hizo a Anar, quien con sus rayos otorgó el calor necesario para, de nuevo, resurgieran sus creaciones. Anar luchaba contra la oscuridad que acechaba con matar a lo que su madre había hecho, pero se encontraba solo. A diario era abatido por dicha oscuridad y en su lucha aguardaba por él. Estaba triste. Su madre, Imbar, creó a Isil, diosa de la Luna, quien le guiaba en la oscuridad de la noche para que no se sintiera solo.
Al igual que Isil lo hacía con él, Anar se fortaleció y salía a diario a guiar a los guerreros en su lucha.
Se le representa con el sol, y en  su forma humana es un arquero cuyas flechas están envueltas en llamas.

Isil
Diosa de la Luna, quien vela las noches y el descanso de los seres. La esposa de Anar, a quien guía hasta en las noches más oscuras. Es la luz que ilumina su lucha incluso cuando la noche cae. Y sus hijas, las estrellas, acompañan a su madre.
Se la representa con un bebé en sus brazos, simbolizando la media luna.

Hoeth
Dios de la sabiduría. Imbar vio que sus creaciones eran perfectas, pero los elfos tenían un grado de perfección mayor, y les otorgó el don de la magia. Y creó a Hoeth para que los guiara en su correcto uso. Hoeth, representado en su forma humana como un hombre de largas barbas y túnica blanca, guiaba a los elfos en el camino idóneo para aprender a usar la magia de la luz y para enseñarles a respetar todo lo que sus hermanos y su madre habían creado para ellos.

Elegía a unos elfos, los más destacables, y les otorgaba mayores conocimientos para que pudieran proclamarlos a sus hermanos. Y así se extendía la cultura.

Hoeth era el dios más sabio. Pero aún así se sentía solo, no tenía con quien compartir sus conocimientos y su grandiosa inteligencia. Y le pidió a su madre que le concediera compañía. Así nació Isha.

Isha
Diosa de la fertilidad y la curación. Los dones que les eran otorgados a los elfos, los de la magia, conllevaban una gran responsabilidad y, para que sus conocimientos fueran extendidos a sus descendientes, Isha se encargaba de dotarlos de fertilidad y curación, que apartase las enfermedades de los pequeños para que crecieran sanos y fuertes, y pudieran poblar Aerandir.
La esposa de Hoeth, representada como una bella mujer cuyas manos son brillantes. De cabellos oscuros, ojos azules y solo un manto que tapaba su parte más íntima. Su torso se ve completamente desnudo y decorado con pequeños y delicados trazos.
Como obsequio para Imbar por haberla creado, Isha otorgó a sus preciados elfos su don de la curación, para que ellos pudieran apartar a las enfermedades de sí mismos.
También les cedió el don de la belleza y les hizo destacar sobre las otras razas.
Helyare
Honorable
Helyare
Cantidad de envíos : : 761
Nivel de PJ : : 3

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.