Últimos temas
» Puntos de experiencia.
Hoy a las 18:49 por Elen Calhoun

» Atributos
Hoy a las 15:54 por Elen Calhoun

» Cierre de temas.
Hoy a las 04:02 por Zatch

» De vuelta 3a parte
Ayer a las 14:42 por Wallace Mcgregor

» Lunnareth
Ayer a las 09:57 por Lunnareth

» Cierre de temas.
Dom Jul 15 2018, 22:01 por Zatch

» Presentación de Lunnareth
Dom Jul 15 2018, 20:45 por Helyare

» Desafíos Julio 2018
Dom Jul 15 2018, 15:59 por Sigel

» Especializaciones y Habilidades pre-aprobadas
Sáb Jul 14 2018, 16:13 por Sigel

» Hola muy buenas
Vie Jul 13 2018, 16:07 por Helyare


La ohdá, el "San Valentín" Aerandiano.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La ohdá, el "San Valentín" Aerandiano.

Mensaje  Narrador el Miér Feb 08 2017, 14:13

La Ohdá
El denominado “San Valentín” cristiano no era más que una adaptación de la anterior tradición de la cultura celta de los anglos, jutos, y sajones que vivían en las tierras de Inglaterra siglos atrás, así como una festividad que evocaba al erotismo en muchas otras culturas. Como toda religión, la adaptación y el sincretismo de las tradiciones era una base clave para la aceptación de la comunidad. Así pues, la sociedad vikinga también contaban con una tradición en la que se celebraba la transición del invierno hacia la primavera, esta estación íntimamente relacionada con la fertilidad de los campos y de la abundancia de las cosechas, y en gran medida, de la fertilidad de las mujeres. Por ello el culto a Freyja y a Freyr era uno de los pilares importantes en esta transición para asegurar las buenas cosechas.


Pese a esto, parecía haberse olvidado esta tradición en tierras humanas, y con la llegada del cristianismo todos estaban conmocionados por la llamada fiesta de “San Valentín”, mártir de la iglesia católica entre otras muchas cosas, festividad en la que el protagonista era el amor carnal. Por este motivo el sector más conservador de Lunargenta quiso traer de nuevo de vuelta la festividad que conmemoraba el deshielo de la penísula con una gran estatua de madera de fresno dedicada a Freyja, junto a ella una de igual tamaño del dios Freyr, con los atributos marcados y exagerados, pues cuán más exagerado sea, mejor será la cosecha. Se adornarán ambas durante tres días con flores frescas, para luego hacerlas arder en el ocaso del día marcado, pues así lo recitaron los Aesir.




“Arderá la estatua en la playa del fiordo,
untaos, con miel de panal, al amante propio y al ajeno
pues así atraeréis a las reinas a vuestra colmena.
¡Que ardan pues, las llamas en la fecunda y helada tierra!”


Esta festividad no solo hacía referencia a la fertilidad de los campos y a las buenas cosechas, sino también tenía un fin simbólico de unión y fraternidad, de amor pasional y conyugal. Todas aquellas parejas que quisieran tener un hijo aquel mismo año, deberían lanzar un ídolo fálico, representación del dios Freyr, a la hoguera. El oficio debería de ser realizado por una mujer, que tras tomar un brebaje de los dioses (Basado en amanita musicaria y bajo contenido en belladona), sacrifique a un cerdo. Su sangre se verterá en un cuenco de madera, hecho con la misma materia que la estatua, y se marcará con ella la frente de todas aquellas mujeres vírgenes que busquen cónyuge. Ese cerdo será el primero de la temporada, y con sus entrañas los carniceros harán embutidos que se deberán comer para la próxima luna nueva. Pues así lo dictan los dioses.  
Narrador
Master
avatar
Cantidad de envíos : : 33
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.