Aerandir
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Últimos temas
» Un gusto
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyLun Ene 10 2022, 12:06 por Nana

» Buenas tardes
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyDom Ene 02 2022, 20:25 por Nana

» Saludos
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyVie Dic 31 2021, 15:31 por Reike

» Hola!!
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyDom Dic 26 2021, 00:05 por Nana

» Mestizajes y conversiones.
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyVie Dic 03 2021, 18:27 por Narrador

» The Seven Kingdoms Chronicles [Confirmación A. Elite]
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyMiér Nov 10 2021, 17:43 por SKC Kingdom

» Time of Contempt | Confirmación Afiliación Élite
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyMar Nov 09 2021, 18:48 por Invitado

» Blood and Wine ( afiliación Elite)
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyLun Nov 08 2021, 19:27 por Invitado

» Invita a una amiga o amigo
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyMar Sep 21 2021, 10:26 por Narrador

» ¡Nuevo evento!
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyVie Sep 10 2021, 11:51 por Reike

» XIBALBÁ RPG (CONFIRMACIÓN ÉLITE)
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyLun Jul 05 2021, 04:32 por Invitado

» Cambios en la skin del foro.
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyVie Jul 02 2021, 20:25 por Nana

» Nocte Crystal - Afiliación Elite confirmación
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyMiér Jun 30 2021, 15:01 por Invitado

» The Mighty Fall [Confirmación - Élite]
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyMar Jun 29 2021, 21:09 por Invitado

» Marvel Dynasty [Élite]
Razas: Los bio-cibernéticos EmptyLun Jun 28 2021, 20:21 por Nana


Razas: Los bio-cibernéticos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Razas: Los bio-cibernéticos Empty Razas: Los bio-cibernéticos

Mensaje  Narrador Sáb Mayo 15 2021, 17:56



Bio-Cibernéticos

El legado de los terrestres.
Historia
Los bio-cibernéticos constituyen el culmen tecnológico de los humanos terrestres. Creados para obedecer, estos prodigios mecánicos supusieron un cambio radical en la sociedad a todos los niveles, al mezclar la fineza de lo orgánico con el potencial casi infinito de lo mecánico, dando como resultado seres mitad persona, mitad máquina que ayudarían mucho al progreso de la humanidad.

Los modelos iniciales no eran más que implantes a personas que hubieran perdido alguna extremidad u órgano, pero la ciencia iría mucho más allá. Los modelos más avanzados fueron realizados utilizando como base a personas de principalmente tres orígenes. Por un lado estaban aquellos condenados a muerte o delincuentes que accedían a convertirse en un bien útil para la sociedad a cambio de su libertad y perdón. También existían aquellos que eran soldados caídos en batalla, que de otra manera morirían y así se les daba una posibilidad de vivir más allá del límite de sus cuerpos. Finalmente y los más polémicos de todos, estaban aquellos que se ofrecían de manera voluntaria, incluso no tan voluntaria en algunos casos, para experimentos científicos.

Los científicos pronto descubrieron que estos individuos eran inestables, la mente comenzaba a colapsar al sentirse en un nuevo cuerpo y los recuerdos anteriores competían con los chip de control que implantaban en sus cerebros. Todo esto llevó a que se ideara un nuevo mecanismo que pasó de inmediato a ser obligatorio para todo bio-cibernético. En el momento en que se implantaba el chip en su cerebro que hace de puente entre lo humano y lo mecánico, pero también sirve de control, se realizaba un procedimiento que destruía todos los recuerdos de la persona, permitiéndole “nacer” de nuevo. Pronto descubrieron que estos seres conservaban muchos rasgos de su personalidad anterior, sin embargo al partir sin recuerdos podían acomodarse fácilmente a su nueva vida y no colapsaban. De esta manera podían ser adiestrados nuevamente para el servicio y la obedencia a la línea jerárquica.

Cuando los terrestres descubrieron el portal, lo primero que hicieron fue enviar una expedición de bio-cibernéticos para averiguar los efectos que podía tener el portal sobre quienes se atreviesen a cruzarlo y si las condiciones del otro lado eran aceptables para ellos. Este fue el primer contacto que hubo entre los humanos de la tierra y los humanos de Aerandir, resultando estos últimos aterrorizados ante la presencia de aquellos seres metálicos.

Se descubrió al poco tiempo que, pese a que los terrestres no veían a los aerandianos como verdaderos humanos y cometieron verdaderas crueldades con ellos, los bio-cibernéticos eran incapaces de diferenciar entre unos y otros, por lo que no podían hacerles daño y, como más tarde comprobarían los humanos de Aerandir, les obedecían de igual manera. Por esta razón, una de las mejores armas de los terrestres en la guerra que se desató se volvió casi completamente inútil, pues no podían usar a sus bio-cibernéticos en contra de los aerandianos.

Para cuando la guerra terminó, ya había un gran número de bio-cibernéticos que se habían asentado cerca de la ciudad más importante de los humanos de Aerandir, Lunargenta, llevándose incluso algunas piezas de la tecnología terrestre hasta allí, que les permitirían fabricar más de los suyos y repararse en caso necesario, así como otros artefactos secretos que los bio-cibernéticos ocultan sabiendo que si cayesen en malas manos podrían producir más mal que bien. Entre estos artefactos se incluyen las armas de fuego, que los Bio-cibernéticos se niegan a utilizar a no ser que exista una gran necesidad.

Los aerandianos no saben nada acerca del origen de estos seres mecánicos y los toman como una raza de criaturas que se muestran extrañamente amistosos y serviciales con ellos, por lo que los han aceptado pese a las iniciales desconfianzas, considerándolos nuevos aliados.

Tras varias investigaciones posteriores, una serie de científicos quiso probar si había rastros de "humanidad" en las creaciones, y modificaron el chip de control, hasta tal punto que dejó de ejercer ese control que impedía que atacasen a los humanos. Lo que sí dejaron, por precaución, fue la influencia que tenían los "superiores" sobre los Bio-cibernéticos, haciendo que éstos les obedecieran sólo a ellos. A pesar de querer investigar la "humanidad" de estos seres, la modificación del chip no funcionó para devolverles sus recuerdos, ya que colapsaban como antaño. Por tanto, se optó por dejar el chip, única y exclusivamente para que obedecieran a los que consideraban superiores, no a todos.

Los bio-cibernéticos desarrollaron su propia civilización dentro de las alambradas de su base, una base autogestionada que se abastece de la energía solar e hidráulica, ellos mismos se auto-reparan e investigan a los seres de Aerandir, mandando datos continuamente a las organizaciones de investigación terrestres. Actualmente existe una controversia, ya que en su ser está intrínseco el sistema de la justicia y la protección de los humanos por encima de todas las cosas, amparan bajo esta doctrina a los maleantes de Ciudad Lagarto, ya que pese a ser una ciudad donde se realizan actos ilegales y estraperlo, a ojos de los bio-cibernéticos estos son humanos y por tanto necesitan de su protección, situación que no favorece a las capitales de Verisar ni a sus dirigentes. 


Descripción

Los bio-cibernéticos no son robots, son seres orgánicos con partes metálicas y una coraza protectora externa. Estos añadidos les dan una resistencia adicional considerable, como si portaran una armadura metálica que les protege, en general, de los ataques. Incluso algunos que están adaptados para el combate poseen un tamaño considerable. También hay aquellos que sacrifican parte de la resistencia a favor de mayor agilidad y versatilidad, además de tamaños más humano, lo que les permite pasar más desapercibidos. Cabe considerar que aún estos últimos son más lentos y pesados que un humano común. Al menos el 80% del cuerpo es orgánico, a pesar de que la coraza los cubre usualmente por completo. Esto significa que pueden recibir heridas, sangrar, perder un miembro, etc., tal como cualquier otro ser vivo.

Cabe destacar que los implantes realizados a su cuerpo preservan lo humano sin envejecer, conservando la apariencia que tenían al momento de ser convertidos en Bio. Esto les permite vivir muchos años, alrededor de dos siglos, pero eventualmente sus órganos dejarán de funcionar por agotamiento y morirán.

Los bio-cibernéticos han sido entrenados para seguir órdenes y dejar de lado sus sentimientos, por tanto, son bastante racionales, sin embargo esto no significa que no posean emociones, sentimientos, incluso deseos y sueños. A pesar de no recordar su vida anterior mantienen algunos rasgos de su antigua personalidad y en ocasiones, en sueños, pueden ver imágenes difusas de su pasado.

No pueden fabricarse Bios sin este chip y si llega a dañarse el Bio-cibernético morirá.



Habilidades y ventajas
Por lo general tienen una gran resistencia, convirtiéndose en los típicos “tanques”. Pero esta regla general puede tener excepciones al existir bios más pequeños y más rápidos pero menos resistentes que sus equivalentes de mayor tamaño y peso. A pesar de ello, los bios siempre serán más pesados y lentos que un humano.

A menudo pueden aprender habilidades derivadas de implantes en su cuerpo que otorguen funcionalidades adicionales, ya sea en velocidad, fuerza, etc… o en tareas más complejas como extender un brazo.

Todo Bio-cibernético viene equipado con una base de datos en su chip que contiene información general sobre Aerandir, la que consiste en un mapa con las principales rutas y localidades, información del clima característico de cada zona, las razas predominantes, la flora y fauna más común y los puntos de interés.

Sus habilidades y especializaciones pueden consistir en “adiciones” a su estructura, las que incluyen tecnología que no está disponible de otra manera.

Nunca un Bio-cibernético podrá acceder a un arma de fuego.


Rasgos y habilidades
Rasgo: Mi cuerpo posee implantes de alta tecnología.
Habilidades:


  • Antena: Puedo comunicarme por radio con cualquier Bio-Cibernético que conozca o vea a menos de 300 metros.
  • Resistencia Sintética: Mi cuerpo se considera como si llevara una Armadura Ligera de forma natural y mis heridas sanan el doble de rápido.
  • Radar: [2 usos] Activo un radar que, por unos pocos segundos, me permite saber la ubicación exacta de cualquier objeto o criatura que emita calor en un radio de 100 metros.




Razas: Los bio-cibernéticos 2lo40n5


Narrador
Master
Narrador
Cantidad de envíos : : 68
Nivel de PJ : : 0

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.